Huffpost Spain

Cavalli camina ¿sin rumbo?

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Cavalli no encuentra quien lo quiera. Al menos en la dirección creativa de una de las firmas italianas de moda más famosas del mundo, gracias a sus espectaculares estampados animales en seda. Probablemente, el diseñador italiano de 75 años ya no tiene ni la capacidad —ni la paciencia— para reeducar a un genio que se ponga al frente de la multinacional; y sus principales accionistas, tampoco.

cavalli

Y claro, cuando no hay encuentros, hay desencuentros, y estos normalmente se traducen en un problema de gestión, primero, y de ventas, después. Quizá, por esto mismo, la salida en septiembre de Peter Dundas, su director creativo, es lo de menos en estos momentos. Porque después de varios años de 'desencuentros' con el modelo de negocio, el nuevo CEO de la firma, Gian Giacomo Ferraris, tiene ahora la difícil misión de ahorrar 30 millones de euros en costes de producción y regresar a los números verdes en 2018. Se avecinan entonces dos años y medio de recortes, reorganización, revisión...

La película Dior and I muestra cómo el genio creativo se enfrentaba con el genio financiero hasta la extenuación, para llegar a la conclusión de que "si no hay ventas, no hay nada que hacer". Cavalli lleva tres años pensando cómo incrementarlas, pero nada parece convencer ni a los accionistas de la empresa ni al consumidor final.

cavalli y nieves álvarez

Este año, la firma espera ingresar 155 millones de euros, cifra inferior a los 180 millones de hace un año. La crisis lleva un tiempo dejándose notar en el sector del lujo, y la caída del consumo chino y de los tradicionales clientes europeos, junto con la bajada del precio del petróleo, no han sido compensadas con las compras compulsivas en Rusia y en Estados Unidos. Así que, a grandes males, grandes remedios. Para empezar, reorganización de personal y despido de 200 empleados. Después, traslado de sede a Osmannoro y cierre de tiendas no rentables.

tienda cavalli

Hace tan solo una semana que Salvador Tous, fundador de la conocida firma de joyería, aseguraba en Nueva York que una gran marca solo puede tener tres o cuatro tiendas en el mundo como escaparate, el resto tienen que ganar dinero o, al menos, no perder. Veremos si la firma italiana, sus accionistas y su creador son capaces de reinventarse... sin morir en el intento.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

- El cambio que Prada necesita

- La reinvención de El Corte Inglés

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest