Huffpost Spain

Lo que Casado tiene que decir tras comparar a un médico con una limpiadora

Publicado: Actualizado:
Imprimir

"Espera, espera un momento" y "Es que ya... además llego tardísimo". Son las únicas declaraciones que el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, ha hecho después de las polémicas declaraciones en las que comparaba el trabajo de su hermano médico con el de las limpiadoras de hoteles.

Como se puede ver en un vídeo emitido este miércoles por El Intermedio, una periodista de La Sexta abordó a Casado en el Congreso para intentar que matizara sus palabras "que han producido tanto revuelo".

Puedes ver el momento pinchando en este enlace. En el minuto 23.00

El dirigente del PP se excusó en que estaba hablando por el móvil y pidió a la reportera que esperase un momento. Al rato regresó y volvió a excusarse: "Es que ya... además llego tardísimo". Los periodistas le insistieron en que sólo le llevaría "un segundo", pero Casado se metió en otra sala y cerró la puerta subrayando: "Están reunidos".

"Pero luego tendrá que decirnos algo", subrayó la periodista de La Sexta mientras el dirigente 'popular' cerraba. Casado se convirtió este lunes en trending topic después de que en el Club Siglo XXI comparase el trabajo de su hermano médico con el de las limpiadoras de los hoteles.

"SON LAS CONSULTAS QUE PUEDE HACER MI HERMANO"

"¿Si la economía va tan bien, por qué las camareras de piso cobran dos euros por limpiar cada habitación?", preguntó una de las trabajadoras, que lamentó que tengan que limpiar 400 habitaciones al mes para cobrar 800 euros.

"Tenemos que mejorar las condiciones laborales. No es sólo un problema que pueda tener tu equipo. Las cifras que das, son las consultas que pueden tener mi hermano, que es médico en un hospital público", dijo ante la carcajada generalizada de los presentes.

Las palabras de Casado se producen, precisamente, en un momento en que las camareras de hotel están denunciando las condiciones en las que trabajan y que puso en evidencia hace unos meses Ernest Cañada en el libro Las que limpian los hoteles. En esas páginas denuncian la precariedad, la sobrecarga de trabajo y la eventualidad que sufren.

“Es un trabajo muy físico, muy repetitivo para los músculos y los huesos. Hay muchísimas, pero muchísimas operaciones del túnel metacarpiano, de la rotación de las muñecas, de espalda, de cervicales, de columna vertebral, y es verdad que se tienen que medicar y pinchar para poder empezar la jornada”, denunció a El Huffington Post Francisco González, secretario general de Servicios para la Movilidad y el Consumo de la UGT en Canarias.

La comparación de Casado ha dado lugar a comentarios como estos en las redes sociales:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La carta indignada de una trabajadora de un hotel a Ana Obregón

- Las limpiadoras de hoteles denuncian su precariedad: "Hay que medicarse para empezar el día"

- Cinco comportamientos que debes evitar en un hotel, según una empleada

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest