INTERNACIONAL

Al menos cinco muertos en un tiroteo en un aeropuerto de Florida

06/01/2017 20:06 CET | Actualizado 06/01/2017 22:12 CET

Al menos cinco personas han muerto como consecuencia de un tiroteo registrado este viernes en el aeropuerto Fort Lauderdale-Hollywood, en el sur de Florida, según fuentes policiales que dan la situación por controlada tras el arresto de una persona sospechosa.

"Hay un incidente en la terminal 2, en la recogida de equipaje", ha publicado el aeropuerto en Twitter, donde ha informado también de que "todos los servicios están temporalmente suspendidos" hasta nuevo aviso. El aeródromo presta servicio a más de 70.000 personas al día.

Un testigo citado por la la cadena NBC News ha asegurado que el tirador disparó aparentemente al azar contra las personas que se encontraban en la zona de recogida de equipajes. El sheriff del condado de Broward ha cifrado en cinco muertos y ocho heridos el número provisional de víctimas.

La alcaldesa del citado condado, Barbara Shareif, aseguró que no hay pruebas de que el autor los disparos haya "actuado en complicidad con otros".

El presunto responsable del tiroteo ha sido identificado por las autoridades como Esteban Santiago, según varias fuentes que confirman que el sospechoso portaba una identificación militar.

Fuentes citadas por CBS News han confirmado que Santiago sería el hombre que está bajo custodia de las fuerzas de seguridad tras los disparos. La cadena ha asegurado que este sospechoso es natural de Nueva Jersey.

La identidad también ha sido anunciada en MSNBC por el senador Bill Nelson, que ha podido hablar con autoridades del aeropuerto y con representantes de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional.

EN LA ZONA DE EQUIPAJES

El tiroteo se produjo a las 12.55 hora local (17.55 GMT) en la zona de recogida de equipajes de la terminal 2, donde el autor fue reducido por agentes y se encuentra detenido.

La citada terminal ha sido desalojada, así como las zonas próximas a las puertas D4 y D5 del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, al norte del Miami.

Aunque en un primer momento se mantuvo la actividad en el aeropuerto, desde donde despegaron aviones, finalmente las autoridades ordenaron la suspensión de su funcionamiento, mientras que en los cercanos aeródromo y puerto de Miami aumentaron las medidas de vigilancia.

El gobernador de Florida, Rick Scott, ya anunció que se dirige hacia el aeropuerto del sureste de Florida para ser informado en persona sobre el incidente.

Imágenes de televisión muestran el desalojo de cientos de pasajeros y empleados a la pista del aeropuerto, así como la presencia de la Policía y ambulancias.

El secretario de prensa de la Casa Blanca del expresidente George W. Bush Ari Fleischer, que se encontraba en esos momentos en el aeropuerto reflejó el caos vivido a través de Twitter: "Se ha disparado tiros. Todo el mundo corre".

Posteriormente, explicó que la situación se "calmó", pero que las autoridades no permitían salir a nadie del aeropuerto en la zona donde él se encontraba.

La Oficina del Alguacil, Scott Israel, informó a través de Twitter de que están siendo aerotransportados los heridos a hospitales cercanos y que el segundo piso del aeropuerto sigue abierto.

OFRECIDO POR NISSAN