TENDENCIAS

Los 12 tipos de viajes que deberías hacer alguna vez en la vida

18/01/2017 07:35 CET | Actualizado 20/06/2017 16:37 CEST

Para algunos viajeros, las vacaciones significan tumbarse en una playa tropical o quedarse en un hotel urbano. Eso está bien. No obstante, el comienzo de un nuevo año es buen momento para pensar más allá de eso y empezar a planear viajes que te ayuden a desconectar y a crecer como persona.

En 2017, y durante los años que están por venir, hazte un favor y sé creativo con los viajes que organices. Obviamente, no siempre se tiene ni el tiempo ni el dinero suficientes para todo tipo de escapadas, pero estas ideas únicas cuestan menos de lo que imaginas.

¿Qué experiencia viajera (fuera de lo común) tendrás en 2017?

  • Un viaje por tu cuenta
    joeyful via Getty Images
    Viajar solo te enseña cosas que no aprendes viajando en compañía. Elige un destino en el que te sientas seguro pero que implique salir de tu zona de confort. Disfruta, desconecta y desarrolla la confianza en ti mismo. Piensa en hacer nuevos amigos.
  • Un viaje 'ancestral'
    Travelpix Ltd via Getty Images
    ¿Sabes de dónde procede tu familia? Descúbrelo y luego planea un viaje a ese lugar. Si es posible, antes de ir pide a algún familiar que te haga una guía personalizada de su ciudad natal.
  • Un vuelo de última hora
    Creatas via Getty Images
    Hay mil y una formas de encontrar vuelos baratos de última hora, pero, ¿estás dispuesto a dejar lo que estás haciendo y a aprovechar la situación? Resérvate unos días en tu calendario y luego deja que una aplicación del tipo Get The Flight Out elija por ti un destino de última hora.
  • Una desintoxicación digital
    Martin Valigursky via Getty Images
    Intenta vivir sin teléfono, sin ordenador y sin televisión unos cuantos días para ver lo que tu mente creativa es capaz de hacer por sí misma. Por supuesto, es más fácil hacerlo en un lugar donde no llegue la conexión. Si no te da para una isla exótica, prueba con un pueblecito remoto.
  • Una caminata de largo recorrido
    Lidija Kamansky via Getty Images
    El senderismo es la forma definitiva para aclararse la mente, aumentar la confianza en sí mismo e incluso para hacerse una idea mejor de lo que uno quiere en la vida. ¿Qué te parece empezar con el Camino de Santiago?
  • Experimenta con el 'couchsurfing' o con un intercambio
    Granger Wootz via Getty Images
    No hay mejor forma de entender una ciudad que viviendo el día a día con la gente de allí. Alójate con un amigo en su propia casa, mira si en tu destino se organizan intercambios o prueba con el couchsurfing, aunque sólo sea para ver qué tal es eso de vivir en un lugar completamente nuevo.
  • Un viaje acuático
    Colin Anderson via Getty Images
    Las investigaciones demuestran que prepararse para un viaje estimula más la felicidad que el propio viaje en sí. Aprende bien a moverte en el agua y luego elige entre los mejores destinos para practicar deportes acuáticos. Además, de sobra son conocidos los beneficios de practicar deportes de agua como el surf o el kayak.
  • Un voluntariado
    franckreporter via Getty Images
    Relaciones fuertes, entendimiento cultural y una sensación de realización son sólo algunos de los beneficios que implica hacer algo valioso con tu tiempo lejos de casa. Usa alguna web como la de Servicio Civil Internacional (SCI) para encontrar oportunidades aprobadas por viajeros de confianza.
  • Un viaje por España
    James O'Neil via Getty Images
    Hay veces que nos olvidamos de la increíble variedad que ofrece nuestro propio país. Pero cualquier excusa es buena para (re)descubrir la geografía española, ya sea mediante una ruta por sus paisajes otoñales, una visita a las mejores playas, una escapada por la Comunidad de Madrid, una experiencia gastronómica a base de tapas o, directamente, un viaje a los pueblos más bonitos de España.
  • Un 'viaje' casero
    Morsa Images via Getty Images
    Es raro eso de dejar todo, olvidar la rutina y, simplemente, disfrutar de nuestro lugar de residencia. Ten en cuenta que quedarse en casa implica cenas con amigos, maratones de películas y largas (y tranquilas) jornadas de lectura. Es una forma fácil y barata de relajarse y resetear.
  • Un crucero fluvial
    ake1150sb via Getty Images
    Aunque los cruceros marítimos hacen parada en los principales puertos del mundo, los cruceros fluviales te permiten descubrir sitios menos conocidos y en menos tiempo. Además, los barcos son más pequeños, así que es más fácil conocer a todo aquel que vaya a bordo. Por ejemplo, dentro de la Península se pueden realizar cruceros por el Duero en Oporto y por el Tajo en Cáceres.
  • Un viaje enológico
    gilaxia via Getty Images
    Además de los conocidos beneficios del vino, un viaje dedicado específicamente a las catas puede servir para reunir (de nuevo) a amigos y/o familiares. No hay nada que estimule más la conversación que una mesa compartida, un buen queso, cero prisas y total despreocupación del mundo.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Turismo colaborativo

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN

Booking.com