POLÍTICA

El gobierno de Trump detuvo a 680 inmigrantes en las redadas de la semana pasada

13/02/2017 22:40 CET | Actualizado 13/02/2017 22:40 CET
EFE

Los agentes de inmigración de EEUU detuvieron la semana pasada a 680 inmigrantes en la primera tanda de redadas de la presidencia de Donald Trump, ha informado este lunes el Gobierno, al alegar que las operaciones se centraron en individuos que supusieran "amenazas a la seguridad pública".

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly, ha ofrecido la cifra de detenidos en un comunicado, y ha subrayado que "aproximadamente el 75 por ciento" de los 680 eran "inmigrantes delincuentes".

Esos "criminales" estaban "condenados por distintos delitos, entre ellos el homicidio, el abuso sexual con agravantes, el asalto sexual a un menor, los actos lascivos o indecentes hacia un menor, el narcotráfico, agresión física, asalto, manejar bajo la influencia del alcohol y cargos relacionados con armas", ha afirmado Kelly.

"Estas operaciones se dirigieron a (detener a individuos que representaran) amenazas a la seguridad pública, como inmigrantes delincuentes que han sido sentenciados y miembros de bandas criminales", ha subrayado Kelly.

LAS DIRECTIVAS DE TRUMP

Además, las operaciones buscaban detener a "individuos que han violado las leyes de inmigración de nuestro país, incluidos los que volvieron a entrar ilegalmente en el país después de ser expulsados y a fugitivos a los que jueces federales de tribunales migratorios habían ordenado deportar", ha agregado.

Los más de 680 detenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) "representaban una amenaza a la seguridad pública, la seguridad fronteriza o la integridad del sistema migratorio de EEUU", insistió el jefe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Kelly dijo que el ICE, una agencia que depende de su Departamento, lleva muchos años desplegando de forma regular ese tipo de redadas. Añadió que Trump ha instruido a sus agencias a "centrarse en deportar a inmigrantes indocumentados que han violado las leyes de inmigración, con un enfoque específico en los que presenten amenazas a la seguridad pública".

Kelly no ha precisado cuántos de los inmigrantes detenidos han sido o serán deportados ni los que se enfrentarán a procesos penales en Estados Unidos. Según cifras difundidas hoy por el ICE, 235 de los detenidos se encontraban en los estados de Illinois, Indiana, Wisconsin,Kentucky, Kansas y Misuri, y entre ellos 163 tenían condenas criminales previas.

Otros 190 fueron detenidos en Georgia, Carolina del Norte o Carolina del Sur, mientras que 161 más fueron arrestados en Los Ángeles (California), otros 41 en Nueva York y a 28 más los detuvieron en el área de San Antonio (Texas), precisó el ICE.

Grupos de defensa de los inmigrantes han denunciado que las redadas se están cebando también con indocumentados que no han cometido faltas graves.

NOTICIA PATROCINADA