INTERNACIONAL

Trump elige al hispano Alexander Acosta para liderar Departamento de Trabajo

16/02/2017 18:30 CET | Actualizado 16/02/2017 20:05 CET
EFE

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha nominado este jueves al abogado hispano Alexander Acosta para encabezar el Departamento de Trabajo tras la renuncia de Andrew Puzder a optar a ese cargo, según ha adelantado la CNN.

Trump prevé hacer el anuncio en una rueda de prensa que ofrecerá desde la Casa Blanca. De confirmarse su nominación, Acosta será el primer hispano en integrar el gabinete de Trump.

Nacido en Miami (Florida), Acosta es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad de Harvard. Fue miembro de la Junta Nacional de Relaciones Laborales, trabajó como abogado en la División de Derechos Civiles durante el Gobierno del expresidente George W. Bush y, más recientemente, fue decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional de Florida.

Andrew Puzder retiró este miércoles su candidatura a dirigir el Departamento de Trabajo tras las numerosas críticas recibidas por parte de senadores republicanos y demócratas por su historial empresarial y personal.

De 66 años, Puzder tenía previsto comparecer en una audiencia de confirmación hoy ante el Comité de Salud y Educación del Senado.

Su decisión se produjo después de que líderes republicanos en el Senado recomendaran a la Casa Blanca retirar la nominación de Puzder debido a que no contaba con los votos necesarios para que se aprobara su designación.

EL MURO

Durante esa misma rueda de prensa en la que ha anunciado la nominación de Acosta, el presidente de EEUU ha reiterado su intención de construir "un gran muro" con México que no será "una broma como el actual", y ha afirmado que se involucrará personalmente para "reducir su coste", que las últimas estimaciones sitúan por encima de los 21.600 millones de dólares.

"Va a ser un gran muro. Y lo negociaré yo, de modo que el precio se bajará como el resto de las cosas que he negociado para el Gobierno", ha dicho Trump en una rueda de prensa no prevista en su agenda en la Casa Blanca, en la que no ha mencionado, como en otras ocasiones, que será México quien se haga cargo de la factura.

El coste estimado del muro fronterizo ha ido creciendo progresivamente desde los alrededor de 8.000 millones de dólares que calculó inicialmente Trump, hasta los 21.600 millones, según los últimos cálculos del Departamento de Seguridad Nacional.

Por ello, el presidente ha indicado que se había reunido con su secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, para "comenzar el proceso" de construcción del muro en la frontera sur, algo que ha remarcado como "una promesa de campaña".

Trump ha subrayado que será un "muro que funcione" y no como la barrera actual, que es "o bien inexistente o una broma", sobre el tramo ya construido en partes de la frontera. Ha achacado, además, a la falta de control fronterizo el hecho de que EEUU se esté convirtiendo "en una nación infestada de drogas" en la que "son más baratas que los caramelos".

La relación bilateral entre México y EEUU vive uno de sus momentos más difíciles en años después de que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto cancelara una visita a Washington programada para el 31 de enero a raíz de la insistencia de Trump en que México pague el muro que ha ordenado construir en la frontera común.

Para tratar de suavizar estas tensiones, el próximo 23 de febrero, Kelly y el nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, realizarán una visita de trabajo a la Ciudad de México para verse con sus homólogos mexicanos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- A Donald Trump se le empieza a quemar La Casa Blanca

- Dimite el asesor de seguridad de Trump por mentir sobre sus contactos con Rusia

- Uno de los hombres fuertes de Trump reaviva las sospechas de complicidad con Moscú

OFRECIDO POR NISSAN