TENDENCIAS

Fallo histórico en los Oscar: anuncian ganadora a 'La La Land' cuando era 'Moonlight'

27/02/2017 06:20 CET | Actualizado 27/02/2017 11:28 CET

Faye Dunaway y Warren Beatty, protagonistas de Bonnie and Clyde, fueron los encargados de anunciar el último y más grande galardón de la 89ª edición de los Oscar, el premio a la Mejor película. Tras abrir el sobre, Beatty anunció que la ganadora era La ciudad de las estrellas: La La Land. Cuando el equipo de la cinta ya estaba sobre el escenario celebrando el galardón, la gala saltó por los aires: no era la verdadera ganadora.

Jordan Horowitz, productor de La La Land, cogió el micrófono y dejó atónitos a todos: "No es un chiste. Moonlight ha ganado como Mejor película". Además, mostró la tarjeta del sobre a la cámara para demostrarlo.

la la land por moonlight


Tras los momentos de confusión total, Warren Beatty explicó lo sucedido. Aseguró que al abrir el sobre que debía contener el nombre de la película ganadora, se encontró con el nombre de Emma Stone, protagonista de La La Land y que acababa de recoger el Oscar a la Mejor actriz. Por ese motivo Faye Dunaway interpretó que la cinta ganadora era La La Land.

¿Qué pudo ocurrir? Algunos usuarios de redes sociales se percataron de que Leonardo DiCaprio, quien anunció el Oscar ganado por Emma Stone, no entregó el sobre a la intérprete sobre el escenario, sino que se quedó con él en las manos.

sobre oscar


Sin embargo, DiCaprio no fue el responsable del caos. Una imagen tomada ya en el backstage muestra que Emma Stone recibió el sobre. En rueda de prensa la actriz insistió en que ella tenía el sobre y recalcó que no entendía qué había pasado.


Posteriormente se pudo comprobar que el sobre que llegó a las manos de Beatty fue el de Mejor actriz y no el de Mejor película.


El error, de proporciones históricas, recuerda a otras meteduras de pata, como la del presentador de Miss Universo que en 2015 coronó a la Miss equivocada. Al mal tiempo, buena cara y por ese motivo inmediatamente Twitter se inundó de bromas al respecto.

Más allá del accidentado final, esto es todo lo que dio de sí la noche:

MOONLIGHT GANÓ Y LA LA LAND CONSIGUIÓ SEIS ESTATUILLAS

Con 14 nominaciones La La Land llegaba como la favorita de la noche y terminó como la gran vapuleada. Después de saborear el caramelo de haber ganado el Oscar a la Mejor película el trago se convirtió en amargo: la estatuilla era en realidad para Moonlight, película que también cosechó el de Mejor actor de reparto y Mejor guión adaptado.

La La Land se llevó a casa seis hombrecillos dorados: Mejor director, Mejor actriz (Emma Stone), Mejor banda sonora, Mejor canción (City of stars), Mejor diseño de producción y Mejor fotografía. El último hombre y Manchester frente al mar empataron con dos galardones cada una.

Consulta aquí la lista completa de ganadores de los Oscar 2017

Los premiados como mejores intérpretes fueron Casey Affleck y Emma Stone, mientras que Mahershala Ali y Viola Davis obtuvieron las estatuillas a Mejor actor y actriz de reparto.

LA ALFOMBRA DE LAS ALFOMBRAS

Armani, Elie Saab, Dior o Givenchy han sido de los que mejor han jugado sus cartas. El modisto italiano ha vestido a Isabelle Huppert (probablemente la mejor de la noche), Nicole Kidman o Viola Davis. Felicity Jones y Kirsten Dunst apostaron por Dior, mientras que la polémica de Meryl Streep y Chanel se vio zanjada con un vestido azul marino de Elie Saab (firma que también eligió con excesos Janelle Monaé). Givenchy y una de las últimas creaciones realizadas por Riccardo Tisci para la casa francesa fue el elegido por Emma Stone en una alfombra roja en las que triunfaron los blancos y los dorados, en la que se echó de menos tanto el riesgo como la elegancia (y a Natalie Portman, ¡snif!).

Oscar 2017: Alfombra roja


SABOR ESPAÑOL

No hubo buenas noticias para el único nominado español de la noche, el productor barcelonés Juanjo Giménez. Su Timecode optaba a la estatuilla en la categoría de Mejor corto de ficción, pero se la arrebató Sing.

Giménez no fue el único español que pisó el Dolby Theatre. Javier Bardem —eso sí, sin Penélope Cruz— presentó junto a Meryl Streep el Oscar a la Mejor dirección de fotografía. También se avistó allí al director Álex de la Iglesia junto a su pareja, la actriz Carolina Bang, aunque no desfilaron ante las cámaras. David Bisbal directamente ni apareció por el auditorio y se fue a la fiesta organizada por Elton John, donde se codeó con la actriz Paz Vega y Jon Kortajarena. Y quien ni siquiera pisaba suelo estadounidense pero hizo un cameo fugaz fue el actor Javier Cámara: durante un vídeo que recopilaba fotogramas de películas se pudo ver su rostro en una escena de Hable con ella.

MENSAJES A TRUMP

Muchos esperaban cierta carga política contra Donald Trump en estos Oscar, pero lo cierto es que no hubo demasiada. La primera reivindicación tuvo forma de lazo y color azul: Ruth Negga, Lin Manuel Miranda y Karlie Kloss —cuñada de Ivanka Trump— lucieron uno cada uno. Se trata del símbolo de ACLU, la Sociedad Americana Pro Derechos Civiles.

No hubo discursos políticos reseñables salvo el del actor Gael García Bernal, quien se manifestó así contra las políticas migratorias de Trump: "Trabajamos por todo el mundo, construimos familias. Construimos historias. Construimos vida que no puede ser dividida. Como mexicano, como latinoamericano, como un migrante trabajador, estoy en contra de cualquier tipo de muro".

El presentador Jimmy Kimmel también tuvo algunos recados para el presidente de Estados Unidos. Con ironía pidió un aplauso para Meryl Streep, a quien llamó "actriz sobrevalorada" —calificativo que utilizó Trump para desacreditarla tras su sonado discurso en los Globos de Oro—. Con humor le llegó a preguntar por su vestido: "¿Es un Ivanka?".

LA CHISPA LA PUSO KIMMEL

A falta de discursos comprometidos y combativos, tuvo que ser Jimmy Kimmel el que aportarse algo de chispa a la ceremonia. El presentador empezó pisando fuerte: en su discurso de apertura recordó que "el país está dividido" y dio un consejo para solucionar esta situación: "Si cualquiera de los que está viendo la ceremonia puede acercarse a otras personas con las que no está de acuerdo y conversar, podemos hacer a Estados Unidos grandioso de nuevo".

Fue su primera referencia a Trump, pero no la única. Después de su gag con Meryl Streep acabó mandando un mensaje en Twitter al presidente de EEUU, que llevaba tanto tiempo sin tuitear que lo tenía preocupado.

El papel de Kimmel no fue solo político. Sus bromas —"al guión adaptado lo queremos igual"—, las tres lluvias de comida con las que obsequió a los invitados y su forma de asumir el fallo final de la ceremonia lo convirtieron (según muchos) en el salvador de la gala. Aunque entre esos muchos seguro no estaba Matt Damon. ¡Menuda forma de trolear a su amigo!

EL DOLBY SE PUSO EN PIE

Tres personas consiguieron poner en pie al público del Dolby Theatre en la 89ª edición de los Oscar. Katherine Johnson, la matemática de la NASA cuya historia se cuenta en Figuras Ocultas, emocionó a los asistentes cuando se unió a las tres protagonistas de la película para presentar al Oscar a Mejor documental. Poco antes, el teatro se había puesto en pie para ovacionar a la 20 veces nominada Meryl Streep, de la que Kimmel dijo parafraseando a Trump irónicamente que estaba sobrevalorada, a lo que el público respondió con sonoros aplausos. El tercero en conquistar al auditorio fue Michael J. Fox, que apareció en el escenario en el Delorean de Regreso al futuro acompañado del cómico Seth Rogen. El actor, al que en 1991 le diagnosticaron Párkinson, hizo que el público se pusiese en pie y su compañero asumiese que los aplausos fueran 60/40.

LA FIGURA OCULTA MÁS APLAUDIDA

Katherine Johnson fue una pionera: una de las primeras mujeres en la NASA, y una de las primeras mujeres negras, que ocupó un puesto de importancia. Fue una de las personas que ayudó a poner en órbita al primer estadounidense que consiguió llegar hasta el espacio y abrió la puerta a muchas mujeres (y muchos negros) en una época en la que todavía había segregación racial.

La película Figuras Ocultas rinde homenaje a Johnson y a todas esas mujeres que lucharon por abrir paso a las demás. Sus tres protagonistas, Taraji P. Henson (que interpreta a esta matemática en la pantalla), Octavia Spencer y Janelle Monaé, subieron al escenario para rendir homenaje a esas mujeres. Y, como gran sorpresa, apareció la propia Johnson. Sentada en su silla de ruedas a sus más de 90 años, emocionada y muy elegante vestida de lila, Johnson se llevó el aplauso y el reconocimiento de todo el Dolby Theatre, que se puso en pie para recibirla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ¿Qué había en las bolsas que cayeron del cielo en los Oscar?

- Justin Timberlake se dedicó a hacer 'photobombs' a diestro y siniestro en los Oscar

- El homenaje de Ryan Gosling a la tarta Comtessa y otros parecidos razonables

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN