INTERNACIONAL
21/03/2017 10:26 CET | Actualizado 21/03/2017 11:46 CET

Las brutales imágenes de las inundaciones en Perú

Las riadas de agua y barro ya se han cobrado la vida de 75 personas en la costa peruana.

Perú está viviendo su peor desastre natural en los últimos 30 años. Según el último informe del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), las riadas de agua, piedras y barro conocidas como huaicos ya han provocado la muerte de 75 personas, dejando aproximadamente 100.000 damnificados y más de 134.000 viviendas dañadas.

La muerte y la destrucción han llegado incluso a zonas del país tradicionalmente secas. Y lo peor es que se esperan más lluvias y riadas en los próximos días.

"Los análisis actuales muestran que la temperatura del agua está entre 4 y 5 grados centígrados por encima de lo normal en la mayor parte de la costa de Perú y aparentemente esto no va a cambiar en al menos varias semanas", según AccuWeather. "Esta temperatura anormal del océano podría provocar nuevas inundaciones a lo largo de abril antes de que comience la estación seca en Perú, en torno a mayo o junio", apuntan los informes meteorológicos.

"No hay electricidad ni agua potable... ni tampoco tráfico, porque las calles están inundadas", cuenta a Reuters Valentín Fernández, alcalde del Distrito de Nuevo Chimbote, en la Provincia del Santa. Muchas de las zonas afectadas por el temporal no poseen infraestructuras capaces de soportar fuertes lluvias y masas de lodo.

Este fuerte temporal se produce por el fenómeno climatológico de El Niño, que calienta la superficie marina del litoral peruano y a su vez provoca intensas lluvias en la zona andina. Todo esto da lugar a los llamados huaicos: inundaciones, desbordamientos de ríos y deslizamientos de tierras que golpean la costa del país.

Las siguientes imágenes demuestran lo que está pasando la gente para hacer frente a la climatología:

Guadalupe Pardo/Reuters
Una mujer trata de salir del fango en una calle inundada de Huachipa (Perú) tras el desbordamiento del río Huaycoloro. 17 de marzo

Guadalupe Pardo/Reuters
Rescatan a una chica con una tirolina en la capital del país, Lima, una ciudad que habitualmente tiene un clima seco.

Mariana Bazo/Reuters
La gente trata de cruzar el río Rímac.

Mariana Bazo/Reuters
Un perro cubierto de lodo, sobre los escombros de una casa destruida.

Reuters
Los agentes de seguridad ayudan a los residentes a cruzar una calle inundada de Trujillo, al norte del país.

Guadalupe Pardo/Reuters
Rescatan a un hombre tras un desbordamiento masivo en el distrito de Huachipa, Lima.

Guadalupe Pardo/Reuters
Una mujer sale de su casa después de un desprendimiento de tierra en Chosica, Lima.

Guadalupe Pardo/Reuters
Un camión sumergido en el barro en una carretera central.

Reuters
Vista de un cementerio destruido tras las inundaciones en Trujillo.

CRIS BOURONCLE/Getty Images
Partes de las vías del tren que recorren el río Rímac han sufrido serios daños por las lluvias torrenciales en Chosica.

CRIS BOURONCLE/Getty Images
Varios habitantes de Huarmey, 300 kilómetros al norte de Lima, atraviesan las calles entre el agua y el lodo.

Mariana Bazo/Reuters
Un hombre camina junto a una casa destruida por las fuertes lluvias en el distrito de Castilla en Piura, una ciudad a unos mil kilómetros al norte de Lima, próxima a la frontera con Ecuador.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The WorldPost' y ha sido adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Catástrofes no tan naturales (FOTOS)

- Frenar el Cambio Climático: qué medidas tomar durante 2017

- La primera medida del presidente de Perú te va a dejar loco

- Esta empresa social lleva luz a las zonas más pobres de Perú

- Perú más allá de Machu Picchu

Tiempo enloquecido