POLÍTICA

Abel Caballero: "Susana es lo nuevo, Pedro lo antiguo"

Entrevista al alcalde de Vigo: "El proyecto de Díaz es ganador y no me gustan los perdedores para el PSOE"

06/04/2017 20:57 CEST | Actualizado 06/04/2017 20:57 CEST
CARLOS PINA
Abel Caballero

En 1982 llegó al Congreso de los Diputados. Le enganchó la política. Hasta hoy. Abel Caballero quiere aguantar hasta el final de sus días como alcalde de Vigo. "La política municipal socialista es el summum", confiesa. Y, además, es uno de los hombres del PSOE con más poder institucional como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El pasado 26 de marzo estaba en primera fila, junto a los popes del socialismo, en la presentación de la candidatura de Susana Díaz para las primarias del PSOE. Lo tiene claro. La andaluza, a sus ojos, representa el "nuevo" proyecto que necesita el partido. "Le veo una fuerza enorme y me encanta". No lo oculta: "Yo soy 'susanista', en el sentido genuino de la expresión".

No quiere decir ni una mala palabra sobre Sánchez. Caballero (Ponteareas, 1946) lo votó en las primarias de 2014. Pero cree que en el fatídico Comité Federal del pasado 1 de octubre le tuvieron que decir la "realidad": había perdido dos veces las elecciones generales, no se podía ir al "ridículo cósmico" de unos terceros comicios y no se quería un Gobierno con secesionistas.

No se muerde la lengua. ¿Podemos? "Una calamidad", responde. El que fuera ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones de Felipe González cree que con Susana -llama a sus compañeros por su nombre de pila- se recuperará un PSOE ganador y ya se verán los resultados en las municipales de 2019. Habla aquí del presente y del futuro de su partido. Y también del pasado: aquel joven gallego "represaliado" y "expatriado" que estudió en Cambridge y que se tuvo que casar en Portugal. Palabra de Caballero.

¿Por qué Díaz es su opción? ¿Por qué debe ser secretaria general?

Está claro. Es una política de larguísimo recorrido con una gran capacidad y tiene todas las características para ser la líder del PSOE. Susana encarna los mejores valores del socialismo, basta con ver su política en Andalucía. Y es un proyecto ganador, Susana gobierna en un territorio como Holanda. Lo ganó cuando todo vaticinaba que no iba a tener ese resultado. Por lo tanto, es una gran candidata y tiene mi apoyo. La verdad es que yo se lo planteé hace dos años y medio, dijo que no y seguramente acertó. Pero creo que es el momento de Susana Díaz, con un equipo potente y buscando consenso a partir de las primarias.

Estuvo en la primera fila en el acto de presentación de Díaz junto a Felipe González, Alfonso Guerra, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero, José Bono, José Blanco... Muchos la tildan como la candidata del establishment y de la vieja guardia. ¿Le puede perjudicar eso? ¿O beneficiar?

Creo que tener el apoyo de González, Guerra y Zapatero es un honor para cualquiera en el PSOE. Si alguien dice lo contrario, pues tengo una discrepancia total. Este país entero cambió por la acción de Gobierno de González y de Zapatero. Por lo tanto, me parece un desatino esa frase. Pero hay que decir algo más, allí había 9.000 personas. Eran militantes de base del PSOE. Entre esos, podía haber unos 2.000 concejales y alcaldes. Esas son las bases institucionales del PSOE. La presentación en Madrid fue una gran movilización de militantes como hay pocos precedentes en la historia de este partido. Veo a los otros candidatos y no ha habido una movilización ni de lejos parecida a esta. No vale decir 'los míos son militantes de base y los otros no'. Estaba lleno de militantes que cogieron un autobús por la noche. La candidatura de Susana, si algo tiene de verdad, es el apoyo de los militantes de base.

CARLOS PINA

Pero el otro favorito, Pedro Sánchez, se arroga ser el aspirante de las bases. ¿Qué le parece ese discurso?

No, no, y Patxi también. Cada uno puede decir lo que quiera, pero yo me remito a los hechos. La única persona que ha reunido a 9.000 militantes de base ha sido Susana. Tiene un apoyo masivo de concejalas y concejales. Esos son los militantes de base de un pueblo y de una ciudad.

El pasado sábado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ligaba su futuro y el de "muchos" a la victoria de Díaz en las primarias.

Después lo matizó, en el sentido de que quiso decir otra cosa. Pero es cierto que en las siguientes elecciones, que son municipales, será muy importante lo que pase en estas primarias. Los alcaldes y candidatos disparamos con fuego real, nosotros sabemos mucho porque estamos al lado de nuestros ciudadanos. Sabemos muy bien que una opción puede significar una subida notable y otra opción puede ser significar perder cientos y cientos o miles de alcaldías. Esto hay que meditarlo. El enraizamiento del PSOE en la base son las corporaciones locales, somos un partido municipalista.

La única persona que ha reunido a 9.000 militantes de base ha sido Susana

¿Está trabajando la Gestora para Susana Díaz como dicen los 'sanchistas'?

Eso pregúnteselo a los 'sanchistas'. Tengo que decir que en mi territorio, Galicia, hay una Gestora nombrada a dedo y representando solo al 'pedrismo' y Madrid no la ha cambiado. A lo mejor desde Galicia tendría que decir lo contrario, pero no lo digo. Pero si viera Galicia, oiga la Gestora en Madrid debe estar trabajando a favor de Pedro porque si no cambian la gallega... La Gestora yo creo que lo está haciendo muy bien y en posición de imparcialidad.

Hablando de Galicia. ¿Qué va a pasar después de la Gestora autonómica? ¿Usted aspira a liderar el PSOE allí?

¡No, Dios mío! Es algo que tengo absolutamente descartado. Mi posición en Galicia es ser alcalde de Vigo. Lo quiero ser unos veinte o treinta años más.

¿En 2019 se presenta otra vez?

En el 19, en el 23, en el 27... Y, a partir de ahí, Dios dirá. Me voy a presentar tres veces más si voy ganando y creo que voy a ganar. Aspiro a tener una mayoría superior a la que tengo ahora. Mi papel es ser alcalde de Vigo y apoyar y estar en el marco del PSOE a través de la institución de la FEMP. Cada uno en política tiene que tener su propio horizonte. No acabo de entender a la gente que está pensando en el cargo siguiente.

¿Y a quién le gustaría ver como líder del PSOE gallego?

Si le dijera eso, contestaría la pregunta del millón. Yo hice una propuesta de una Gestora, que creía que tenía que estar presidida por la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva. Entre otras cosas, en esa provincia ganamos las elecciones muy sólidamente y creo que tienen que llevar los proyectos políticos los que ganan las elecciones. En España creo lo mismo, debe llevar el proyecto Susana, que gana elecciones, y no otros que las pierden.

CARLOS PINA

¿Tiene que ser la candidata a La Moncloa también?

Eso llegará en su momento. Por ahora, es la Secretaría General. Entre otras cosas, porque es un proyecto ganador y no me gustan los proyectos perdedores para el PSOE. Visto desde Galicia, yo hice una propuesta y la Gestora de Madrid no la aceptó. Fíjese usted en aquello de si son 'susanistas' o 'pedristas' en Ferraz... Yo soy 'susanista', en el sentido genuino de la expresión, hice esa propuesta y no me la aceptaron.

¿Cómo valora los dos años de Sánchez al frente de la Secretaría General?

Hubo una etapa en la que hizo un planteamiento adecuado. Yo lo apoyé, con contundencia.

¿Lo votó en 2014 en las primarias?

Sí, lo apoyé y ganó en mi ciudad. Pero hay una etapa después de las primeras elecciones generales en la que el rumbo varía y las cosas van por otros derroteros. Pero, mire, yo no voy a decir ni una sola palabra contra Pedro. Ni una. Cometió errores, como todos. Hay un momento en política en el que los grandes líderes, y Pedro perdió dos elecciones generales y las de Galicia y País Vasco, tienen que dar un paso al lado. Eso es tradición en el PSOE. Y seguramente el PSOE se equivocó no ofreciéndole a Sánchez un estatus político digno para que pudiera seguir haciendo política. No voy a decir ni una palabra en contra de alguien que apoyé para secretario general.

El PSOE se equivocó no ofreciéndole a Sánchez un estatus para seguir haciendo política

Una de las críticas que hacen los adversarios de Díaz es que no conecta más allá de Despeñaperros.

Es una posición peyorativa. Es como decir que como Felipe venía de Sevilla no podía ser un buen presidente. Y fue el mejor de la historia de este país. Venía de Sevilla también. La Historia contradice esa opinión, que es poco seria.

¿Cómo recuerda aquel día del Comité Federal? ¿Se arrepiente de la abstención?

Aquel Comité Federal lo que hizo fue intentar evitar un Gobierno que no compartíamos, eventual con nacionalistas y secesionistas. Y segundo, evitar unas terceras elecciones. ¿Cuántos países del Occidente serio conoce que hayan repetido elecciones tres veces? Ni uno. Y la democracia en España es muy joven, no hagamos ese ridículo internacional. No era serio. Algunos nos vendían la película de que habíamos ganado las elecciones y con 85 diputados no ganamos, perdimos. Lo que se hizo en aquel momento fue decirle al líder que había perdido. Esa decisión era la constatación de la realidad. La primera vez que me presenté en el año 1982 tuvimos 202 diputados. ¿Quién me iba a decir a mí, joven en aquel momento, que iba a llegar un momento con 85? ¿Sabe lo que habría pasado en terceras elecciones? Habríamos ido a 60 diputados en el ridículo cósmico de tres elecciones en un país europeo. Otros hacen otra lectura y narrativa.

El 'no es no' nos llevó al desastre

La parte del "no es no" siempre les acusan...

Mire, el "no es no" se presentó en Galicia en elecciones autonómicas. Hicimos una campaña que me dejaba estupefacto porque mi eslogan es "Vigo Sí". Cuando vi aquello y los mítines, dije que esto iba al desastre. El "no es no" ya se testó electoralmente y nos llevó al desastre.

Pero ellos dicen que la parte que defendió la abstención se subordinó al PP y dio el Gobierno a la derecha. ¿Le duele esa acusación?

Yo vi que el "no es no" le dio el Gobierno a Feijóo, Lo advertí antes y no me hicieron caso. En Euskadi, muy buen resultado no nos dio. La Historia ya se escribió en las elecciones, ya está escrita. Perdimos cuatro seguidas con el "no es no".

CARLOS PINA

Si gana Sánchez, ¿hay riesgo de escisión en el PSOE?

No, creo que va a seguir siendo un gran partido. Pero confío en que gane Susana.

Haga un pronóstico del resultado...

No, no. Hay que respetar mucho a los militantes. Creo que ella va a ganar pero dejemos que hablen los militantes.

En EEUU, la clara favorita era Hillary Clinton y luego ganó Donald Trump. En Reino Unido, se optó por el Brexit, que no era la opción del establishment. ¿Puede pasar algo parecido con Díaz?

No, es que aquí el proyecto nuevo es el de Susana. El de Pedro ya fracasó y el de Patxi ya fracasó. Pedro ya perdió cuatro elecciones. El proyecto nuevo, el que viene con la savia fresca y la juventud es Susana. Lo antiguo es Pedro. Es una constatación. El equivalente a la novedad, desde la izquierda, es Susana.

Por cierto, hemos visto el lío de la financiación de las primarias. ¿Ha donado ya para Díaz?

No, lo voy a hacer un día de estos. Hay una cuenta corriente, pero estoy tan atareado que no lo hice todavía.

¿Cuánto?

Sí, pero no lo voy a decir.

El tercero en discordia es Patxi López. ¿Puede fructificar esa tercera vía ante la polarización que hay?

Es el derecho de cualquier militante presentarse a unas primarias. Patxi tomó su decisión, que yo respeto. A Pedro también le tengo respeto. Patxi fue lehendakari y con Zapatero y Rubalcaba acabó con ETA.

Los proyectos de Pedro y Patxi ya fracasaron

En su discurso de presentación, Díaz admitió que tenía que pulir algunos aspectos. ¿Qué consejos le daría?

Se los doy directamente a ella. Eso permanece en la discreción. Le veo una fuerza enorme y me encanta.

Si gana, ¿tendría que integrar a Sánchez en su Ejecutiva?

Sabe mucho de política y conoce muy bien este partido. Sabe que hay un día D, el de las primarias, y luego está el D + 1, que es la integración del conjunto del partido. Es una cultura que tenemos que asumir todos ya. Las primarias no pueden ser un factor de división, sino de elección. Sé que va a buscar al día siguiente, si gana, una integración otra vez del conjunto del partido. En la cabeza tiene un proyecto extraordinario.

Y hablando de proyecto. Una de los aspectos que más divide al PSOE es la relación con Podemos. ¿Cuál debe ser a su juicio?

Le voy a contar mi opinión. Son una calamidad, inenarrable. Ya se está viendo, donde gobiernan son un calamidad. En Vigo yo tengo 17 concejales y ellos tres. Por tanto, ese espacio es del PSOE y la gente quiere que lo ocupemos nosotros. Hay que ocuparlo, la izquierda real somos nosotros. Podemos es la izquierda de la palabrería, los gestos y los símbolos. Los que arreglamos de verdad la vida del país se llama PSOE. En mi ciudad lo veo.

Los de Podemos son una calamidad

¿Confía en que el PSOE pueda volver a ganar las elecciones?

Si esto sale bien y Susana encabeza el proyecto, ya vamos a volver a ganar las siguientes elecciones municipales. Y eso es la antesala de ganar las generales. El impulso de la marca del PSOE con Susana será muy importante. Las siguientes serán las generales con un municipalismo muy fortalecido. Esa es la trayectoria que veo.

Hablando de política, ¿en qué momento le interesó? ¿Por qué se hizo socialista?

Toda mi vida. Yo soy un represaliado del franquismo, que estuvo expatriado, dos años sin poder volver a España. Me cogió en Inglaterra estudiando en Cambridge. Por tanto, fue solo la molestia personal de no volver. Estuve fuera porque en la universidad, como tantos compañeros, fui un luchador antifranquista, eso me costó el exilio. Me casé con mi mujer, Cristina, en Portugal. A partir de ahí, yo entré en el PSOE a finales de los setenta y principios de los ochenta. A partir del 82, ya era catedrático de universidad, me dediqué a la política. Yo creía que me venía de diputado para ver cómo funcionaba la política y me quedé para siempre.

La política es apasionante y la política socialista, no se lo tengo que decir, es indescriptible. La política socialista municipalista es el summum, es la política total. No hay nada igual, yo quiero quedarme como alcalde hasta el final de mis días.

¿Cómo ve los presupuestos generales presentados por Cristóbal Montoro?

Yo valoro la parte que concierne a las corporaciones locales.Tenemos dos problemas. El menor tiene que ver con la tasa de reposición, pedíamos el 100 por 100. Hay una mejora respecto al año pasado, no llegamos a eso pero hay un avance.Sin embargo, estamos en absoluto desacuerdo con el planteamiento de la reinversión del superávit, que se fue este año a más de 7.000 millones en ayuntamientos -casi el 60% del presupuesto de Fomento-. Se está cumpliendo con el objetivo de Europa gracias a los ayuntamientos y a las diputaciones. Lo que queremos es poder dedicarlo a los ciudadanos y el Gobierno dice que no. Prácticamente no vamos a poder reinvertir nada. No podemos estar siendo gente seria durante cinco años y recibir un castigo de esta envergadura. Es la primera vez que nos prohíben la reinversión. Vamos a entrar en contacto con los grupos parlamentarios y con el Gobierno demandando una enmienda. En intolerable y hay unanimidad entre todos los grupos políticos de la FEMP, es una demanda de 8.125 alcaldes.

¿Y los siguientes plantes para su ciudad?

Tengo dos cosas. Mantener la más importante política social de ningún ayuntamiento de España y, lo segundo, Vigo Vertical. Es una ciudad en montaña y estamos haciendo ascensores y escaleras mecánicas. Un Vigo humano igual para todos.

Abel Caballero

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Detrás de los focos de la presentación de Díaz: "Carma", la falsa sobrina de Guerra y un 'hit' de Izal

- En las tripas de la candidatura de Sánchez

- La estrategia de López para ganar las primarias del PSOE

MÁS:Política

NOTICIA PATROCINADA