POLÍTICA

El tirón de orejas de Gabilondo a Felipe González ante la previsible ruptura del PSOE

El periodista cree que el ex presidente ya no servirá para templar los ánimos en el partido al intervenir "de forma activa, casi agresiva, en favor de una de las partes".

09/05/2017 09:47 CEST | Actualizado 09/05/2017 15:26 CEST
CADENA SER

"Es posible que, gane quien gane, el día 22 y siguientes se vea muy claro el error de los patriarcas". Así concluye Iñaki Gabilondo su comentario de este martes —El error de los patriarcas— en la Ser.

Según el periodista, "es difícil imaginar un resultado —en las primarias socialistas— que pueda conjurar" el riesgo de fractura en el partido: "Nadie va a ganar de forma tan abrumadora como para que los perdedores se vayan con docilidad al rincón de los silencios", argumenta.

Sin embargo, Gabilondo detecta en esta ocasión un factor añadido que no es baladí: en este contexto de ruptura el partido no podrá recurrir a quienes "por peso histórico podrían haber templado los ánimos".

En este sentido, el periodista apunta directamente a Felipe González, quien ha arruinado esa posibilidad "interviniendo de forma activa, casi agresiva, en favor de una de las partes".

(Escucha y lee a continuación el comentario completo)

"Comienza oficialmente la campaña de las primarias socialistas en un clima de máxima crispación. El resultado de los avales ha provocado gran nerviosismo; muchos temen que tras la votación del día 21 el PSOE sea un partido prácticamente fracturados. Desde luego ese riesgo existe. Es más, a día de hoy es difícil imaginar un resultado que pueda conjurar ese riesgo.

Olvidando las legítimas preferencias de cada cual, el realismo nos dice que nadie va a ganar de forma tan abrumadora como para que los perdedores se vayan con docilidad al rincón de los silencios. Además hay mucha enconamiento, hace tiempo que las palabras actúan como puñetazos.

Ya sé que los aparatos siempre fueron parciales, pocas ingenuidades caben al respecto. Estuvieron con Almunia frente a Borrell, con Bono frente a Zapatero, con Rubalcaba frente a Carmen Chacón, con Pedro Sánchez frente a Madina... pero el navajero no salía a la calle. Ningún candidato fue nunca denostado de forma abierta y pública y presentado como amenaza corrosiva como elemento dañino. Y ninguna candidatura arremetió públicamente contra la autoridad, contra el aparato, como ocurrió ayer contra la gestora.

Si los pesimistas aciertan y las distancias se agudizan hasta el límite de la ruptura, el PSOE no podrá recurrir a quienes por auctoritas y peso histórico podrían haber templado los ánimos amortiguado los choques y tendido los puentes. No podrán porque los grandes referentes, muy singularmente Felipe González, han arruinado esa posibilidad interviniendo de forma activa, casi agresiva, en favor de una de las partes. Es posible que, gane quien gane, el día 22 y siguientes se vea muy claro el error de los patriarcas".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Felipe González: "Me siento engañado y frustrado por Sánchez"

- Radiografía de los avales: Un PSOE totalmente fracturado

OFRECIDO POR NISSAN