VIRALES

Una mujer se rompe el cuello estornudando... dos veces

"Ups. Lo he vuelto a hacer".

16/05/2017 21:50 CEST | Actualizado 16/05/2017 21:57 CEST
GOFUNDME / MONIQUE JEFFREY
Monique Jeffrey, en una de las imágenes de la campaña en la que pide ayuda.

Era un día cualquiera, en 2011. Monique Jeffrey estornudó. Como tantas millones de veces. En esta ocasión estaba acostada en la cama, hablando por teléfono, así que la sacudida la hizo levantar la cabeza, sacudiendo su cuello hacia adelante de forma brusca. Demasiado brusca, vistas las consecuencias: sus vértebras C1 y C2 colapsaron y su barbilla acabó cayendo sobre el hombro.

Al darse cuenta de que no podía mover el cuello, la mujer mandó a su marido un mensaje de texto, pidiendo ayuda. Le explicó lo sucedido con el altavoz puesto, incapaz de acercarse al teléfono, en pánico porque tenía a su bebé recién nacido en otra habitación. Llegaron su esposo, los sanitarios... Le colocaron un collarín y así tuvo que estar 14 semanas.

El tiempo pasó y, salvo por algunos dolores de cuando en cuando, no hubo mayores problemas en su recuperación. Hasta hace tres semanas, claro. Entonces, Monique se lesionó el cuello por segunda vez.

Lo ha explicado en declaraciones al portal australiano News: "Yo estaba en el trabajo y noté un poco de rigidez en el cuello. Nada terrible, era sólo un poco de dolor. En realidad estaba bromeando con algunos colegas porque estaban haciendo algunos chistes inapropiados sobre la forma en que me había hecho daño en el pasado. Entonces eché la cabeza hacia atrás y lo hice de nuevo".

Esta vez no fue tan grave como la primera, explica. Pudo "arrastrarse" hasta su escritorio y avisar a uno de sus compañeros de trabajo de lo que le pasaba. "Creo que es mi cuello de nuevo", dijo, porque notaba que se le había quedado bloqueado nuevamente. La barbilla le golpeaba contra el hombro.

Monique ahora tendrá que someterse a una rehabilitación que durará meses meses después de retirar la férula que le ha estado sosteniendo la cabeza durante seis semanas, una experiencia peor que un parto, dice. También necesitará fisioterapia para fortalecer los músculos del cuello. Los médicos aún estudian si necesita una operación que dé fuerza a esas vértebras tan tocadas.

Su hermana ha creado una página para recaudar fondos para su tratamiento, dado el elevado coste que supone para la familia. En este momento ya ha superado el reto que se planteaba, de 8.000 dólares, ya que gracias a la solidaridad de 91 personas, en 22 días han recaudado ya 8.025 dólares. "Ups. Lo he vuelto a hacer", es el título de la peculiar campaña de recogida de ayuda.

"Estaré bien, no es terminal. Sólo hay que saber reírse de ello", ha dicho la peculiar paciente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Por qué comerse los mocos es bueno para la salud

- Hay un motivo por el que tenemos más gases en los aviones

- Cinco razones científicas por las que tomarse otra taza de té