TENDENCIAS

El baile de 'La Bella y la Bestia' cambiará cuando veas estas fotos

El actor Dan Stevens se enfundó en un traje CGI, mientras Emma Watson lucía el vestido amarillo.

25/05/2017 09:12 CEST | Actualizado 25/05/2017 09:12 CEST
Disney

El baile de La Bella y la Bestia es algo mágico, probablemente el momento más mágico de toda la cinta. Porque, tras ese encuentro, se hace evidente lo que todos aguardan desde el minuto uno de la película: "El milagro que esperamos va a ocurrir".

El director hizo que ese momento fuese único en la versión carne y hueso del clásico de Disney, protagonizada por Emma Watson y Dan Stevens, aliándose con los efectos especiales. Nadie notó nada cuando fue a ver la cinta al cine, la Bestia parecía la Bestia y no había sospechas de lo que podía haber detrás de su agresivo semblante.

Sin embargo, dos meses después del estreno de la película —el pasado 17 de marzo— han salido a la luz unas imágenes de la filmación que harán perder toda la magia del momento (o ganarla, por lo que logró el equipo).

En esas imágenes se ve que el actor Dan Stevens, enfundado en un traje de gomaesmupa, sale al encuentro de Emma Watson, con el espectacular vestido amarillo de su personaje. La imagen es chocante.

En el mes de marzo, el propio actor reveló algunos detalles de su traje en una entrevista con The Herald Sun. "Lo que llevaba puesto durante el vals era un traje muscular de 18 kilos cubierto de lycra gris con puntos marcados, sobre zancos de acero de 25 centímetros", explicó entonces.

"Me sentía muy acalorado y gigantesco... Tenía un chaleco de enfriamiento debajo del traje, como el que tienen los pilotos de Fórmula 1. Hacíamos dos o tres tomas del vals y me sentaba y me enchufaban por detrás, por así decirlo para poder enfriarme. Así bajaba mi ritmo cardíaco y podíamos volver a la carga".

El intérprete también contó en People que la tecnología CGI (imagen generada por ordenador) hizo auténticos milagros. "Hicimos captura de movimiento tradicional con un traje de músculos y en zancos. Yo estaba dentro de esta cosa de más de 18 kilos de peso, cubierto de lycra gris y de puntos de captura", reveló el actor, reconociendo que no fue un trabajo fácil.

Le queda el consuelo de que el resultado mereció la pena. Sólo hay que ver el baile para comprobarlo.