Bienvenido a la oficina del futuro

Innovación ecológica y digital también en el trabajo.

30/05/2017 10:44 CEST | Actualizado 30/05/2017 16:38 CEST

Olvídate de las mesas de ping-pong, la oficina del futuro va a cambiar la forma en la que trabajamos. Gracias a una combinación de tecnología verde y digital, es muy posible que el trabajador del mañana opere en un ambiente más inteligente, saludable y sostenible. Aunque todavía es cuestionable afirmar si diremos adiós a los protocolos de la oficina.

Getty Images/Caiaimage

Estableciendo nuevas relaciones

Los edificios en los que desempeñamos nuestra actividad tienen un enorme impacto en la naturaleza del trabajo que realizamos. Un estudio de Harvard ha revelado que las oficinas con mejor ventilación, más luz natural y temperaturas moderadas potencian la productividad de los trabajadores, además de ayudarles a dormir mejor al llegar a casa.

Estos factores también encajan con las cuestiones medioambientales, así que es muy probable que la oficina del futuro tenga en cuenta estas cualidades de forma prioritaria. Y también puedes olvidarte de la idea de estar atado a una mesa en un espacio concreto, en su lugar, se incitará a la gente a moverse por la oficina y cambiar de escritorio. Como todos sabemos, estar en constante movimiento ayuda a pensar con mayor claridad, ¿cuántas veces te has ofuscado con un decisión y levantarte la baño te ha dado la solución? Moverse también da la oportunidad de cruzarte con tus compañeros y debatir ideas.

Este enfoque ya se está utilizando en grandes empresas de Silicon Valley como Google o Facebook, donde el espacio de trabajo se distribuye de una forma que invite a los trabajadores a encontrarse de forma inesperada —a tropezarse, como les gusta decir a ellos— y que puedan debatir sobre nuevas ideas y formas de trabajar.

Getty Images/Westend61

Un bosque en la oficina

Esa movilidad vendrá acompañada de un mayor conocimiento de lo que sucede en todo el espacio de trabajo. Las aplicaciones para móviles, la nube informática y la tecnología para llevar puesta mostrarán qué zonas están más ocupadas y cuáles más tranquilas, las reuniones que están celebrando y quién está dentro o fuera de la oficina. Así que, si necesitas un lugar tranquilo en el que concentrarte, sabrás a donde ir; lo mismo si quieres ver qué se cuece entre compañeros o encontrarte con alguien para una conversación en privado.

Estés donde estés en la oficina, la encontrarás cada vez más verde, ya que las investigaciones indican que incluso con unas pocas plantas alrededor, los empleados son más productivos. En el futuro, es posible que se combine con el concepto de 'edificios vivos' como puede ser el Bosco Verticale de Milán, creando nuevas zonas que no solo dan espacio a la gente para reunirse y pensar, sino que también proporcionan un atmósfera más rica en oxígeno, lo que supone menos ventilación artificial.

Luz que trabaja

La energía solar está destinada a desempeñar un papel importante en la oficina del futuro, proporcionando energía para el propio edificio, además de distribuirla al barrio colindante como parte de la infraestructura de la ciudad inteligente. Esto ya se puede ver en edificios como The Edge, en Amsterdam, que incluso convenció a una universidad de la zona a instalar más paneles solares a cambio de electricidad gratis.

Además, la luz se utilizará para otras cosas. El estudio ecoLogic es pionero en lo que se conoce como arquitectura biodigital. Esta tecnología utiliza paneles 'bioreactores' que emplean algas, y que crecen en función de la exposición solar. Como resultado, los paneles proporcionan más sombra en verano y menos en invierno, dando lugar a una temperatura natural en el edificio. Es más, las algas se pueden recolectar después y utilizar como alimento o energía como combustible fósil.

Otra peculiaridad que estamos destinados a ver en el futuro de las oficinas es el tejado inclinado, que se utiliza para drenar el agua de lluvia y canalizarla. Una vez recolectada, el agua se integra en el sistema de alcantarillado y se utiliza para cosas como las cisternas de los baños. Además de utilizar energía del sol y la lluvia, se espera que la energía eólica se explote todavía más, a pesar de que es necesario que la tecnología sea más avanzada de la que existe actualmente; ni las turbinas del World Trade Center de Bahrein ni de la torre Strata de Londres han dado los resultados esperados.

Getty Images

Avatares de oficina

En lo que se refiere a tecnología de última generación, el futuro de la oficina está destinado a convertirse de forma paulatina en un espacio virtual. Los jóvenes trabajadores que están comenzando sus carreras a día de hoy son nativos digitales que han pasado la mayor parte de sus vidas con un smartphone, así que la utilización de las aplicaciones es ya una norma.

El anteriormente mencionado edificio The Edge ya incluye aplicaciones para ajustar la temperatura del ambiente cercano, reservar salas de reuniones e incluso abrir los candados de las cajoneras o escritorios.

El 'internet de las cosas' y la impresión en 3D revelan qué nos espera para el futuro desde mobiliario que cambia de forma, tu escritorio y silla moldeados según tus especificaciones. También es interesante dedicarle tiempo al dinámico concepto de mobiliario de Transform, aunque bien es cierto que algunas de esas mesas todavía están en un futuro muy lejano.

Lo mismo ocurre con desplegar hologramas sobre la mesa, algo de gran dificultad a pesar de su utilización de forma estandarizada en las películas de ciencia ficción. Lo que ya hemos podido ver son innovaciones como el robot Jenkins Steel, utilizado por First Light PR, que opera como un avatar de alguien que se encuentra fuera de la oficina. La persona ausente puede controlarlo de forma remota, moviéndolo alrededor de la oficina para interactuar con los compañeros a pesar de estar a kilómetros de distancia. Simplemente no esperes que vayan a ser efectos especiales tipo Hollywood.

Algo que será común en el futuro próximo de la oficina es la habilidad de proyectar imágenes diseñadas para pantalla en cualquier superficie y en cualquier dispositivo. Dispositivos pequeños, del tamaño de un reloj, pueden ya proyectar imágenes en paredes y pantallas, y con el desarrollo de tecnologías Organic Light Emitting Diode (OLED) y de la nanotecnología, ya estamos moviéndonos hacia este mundo— el ordenador del futuro podría ser una simple proyección de una pantalla y un teclado en la superficie más apropiada en ese momento.

Se puede decir que la oficina del futuro es más brillante, más verde y más agradable, el tipo de lugar que hará que quieras levantarte de la cama por las mañanas. E incluso si no quieres, siempre puedes coger el remoto de la mesilla de noche y activar tu avatar de oficina.

Electrify the World es una iniciativa de Nissan. Como pionera en vehículos eléctricos, Nissan cree en la necesidad de actuar ahora para un futuro más sostenible. Descubre más sobre estilos de vida inteligente y sostenibilidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La tecnología detrás de las ciudades más inteligentes de Europa

- Cómo integrar la tecnología verde en casa

- Estas 'start-ups' sostenibles están cambiando el mundo para mejor

NOTICIA PATROCINADA