INTERNACIONAL

La CNN despide a la comediante que "decapitó" a Trump en una foto

"Hemos terminado el contrato con Kathy Griffin de cara a nuestro programa de Año Nuevo", ha anunciado la cadena a través de Twitter.

01/06/2017 08:47 CEST | Actualizado 01/06/2017 08:47 CEST
REUTERS

La cadena de televisión CNN ha despedido este miércoles a la comediante Kathy Griffin, tras provocar la indignación al fotografiarse sosteniendo una cabeza decapitada y ensangrentada del presidente estadounidense Donald Trump.

"CNN ha finalizado el contrato con Kathy Griffin de cara a nuestro programa de Año Nuevo", ha anunciado la CNN a través de Twitter.

Trump había manifestado horas antes su tremendo enfado con la actriz, cantante y presentadora asegurando que "debería avergonzarse de sí misma" por esa imagen.

"Mis hijos, especialmente el de 11 años, Barron, están dolidos por eso. ¡Enferma!", escribió el mandatario en Twitter.

Griffin, de 56 años, una de las conductoras de la cobertura de Año Nuevo de CNN en la última década, se disculpó y dijo que le había pedido al famoso fotógrafo Tyler Shields que eliminara la foto de internet.

En un video de 31 segundos posteado en las redes sociales el martes, Griffin dijo: "Pido que me perdonen. Fui demasiado lejos. He cometido un error, me equivoqué".

Pero no fue suficiente para salvar su trabajo en la cadena de televisión.

La cadena había informado poco antes que estaba "evaluando" su cobertura de Año Nuevo y calificó la fotografía de "asquerosa y ofensiva".

La primera dama Melania Trump también criticó a la comediante, que ha ganado dos Emmys por su reality show My Life on the D List.

"Como madre, esposa y ser humano, esa foto es muy inquietante", declaró la esposa del presidente. "Cuando tienes en cuenta algunas de las atrocidades que están pasando hoy en el mundo, una foto como esa simplemente está mal y te hace preguntarte sobre la salud mental de quien la hizo", agregó.

Entre las personas que arroparon a Trump por la foto estaba Donald Trump Jr., el hijo del magnate republicano:

"Asqueado, pero no sorprendido. Esta es la izquierda actual. Ellos lo consideran aceptable. ¿Os imagináis a un conservador haciendo esto a Obama como presidente?", dice su tuit.

Chelsea Clinton, la hija de Bill Clinton y Hillary Clinton, en el otro extremo del ideario político, también defendió en este caso a Trump:

"Esto es vil y erróneo. Nunca es divertido bromear sobre matar a un presidente", señala.

Griffin, inicialmente, había calificado su proyecto como una "declaración pseudoartística", aclarando antes del revuelo que "no soporta" hacer daño a los demás. Pero visto el revuelo suscitado, ha preferido dejar las cosas claras. "Me disculpo sinceramente. Soy humorista, pero me pasé de la raya. Fui demasiado lejos -reconoce-. La imagen es muy perturbadora. Entiendo por qué ofende a la gente. No fue gracioso, lo entiendo. He cometido errores en mi carrera y lo seguiré haciendo, pero pido que me disculpen. Les ruego que me perdonen, fui demasiado lejos y me comporté erróneamente".

Me disculpo sinceramente. Soy humorista, pero me pasé de la raya. Fui demasiado lejos. La imagen es muy perturbadora

No obstante, parece claro que se temía esta oleada de críticas, porque inicialmente había bromeado con el fotógrafo al respecto. "Nos iremos a México hoy, puede que vayamos a una prisión federal... No sobreviviremos a esto, ¿verdad?", se oye en uno de los vídeos que recogen la sesión de fotos. Hasta Shields recogió el guante en Twitter:

¿Estrategia para lograr fama y promocionar las fotos? ¿Mera broma que acaba mal? ¿Humor irreverente o de mal gusto? Por ahora en las redes gana el rechazo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La humorista Kathy Griffin pide disculpas por sostener la cabeza decapitada de Trump en una foto

- Un loquísimo tuit nocturno de Trump con errata e incompleto enloquece Twitter

- Washington y Berlín: del "Ich bin ein Berliner" al "bad, very bad"

- Dimite el director de comunicaciones de la Casa Blanca

- Dejad de especular sobre Barron Trump

MÁS SERIES