INTERNACIONAL

Qatar: así está lidiando el país más rico del mundo con el bloqueo de sus vecinos

No hay desabastecimiento tras la llegada de bienes de Turquía o Irán, pero se abren incógnitas sobre qué va a pasar con el mundial de fútbol de 2022.

14/06/2017 18:11 CEST | Actualizado 14/06/2017 18:11 CEST
EFE
Un grupo de mujeres acude a un supermercado de Doha para comprar alimentos, ante el temor de un posible desabastecimiento causado por la crisis en el Golfo.

El pasado 5 de junio, Arabia Saudita, Egipto, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Libia anunciaron que cortaban toda relación con Qatar, tras acusarla de "apoyar a grupos terroristas", incluido el autodenominado Estado Islámico (EI, ISIS, Daesh), algo que desde Doha, la capital qatarí, niegan con insistencia.

Se han cerrado las fronteras marítimas, aéreas y terrestres que estas naciones comparten con Qatar, también el acceso de sus aviones y barcos a aeropuertos y puertos, y se está aplicando una ruptura total de relaciones diplomáticas y la expulsión del personal de las legaciones. En el caso emiratí, a la qatarí se le dieron 48 horas para abandonar el país. Los ciudadanos qataríes, por su parte, cuentan con dos semanas para dejar el territorio saudí.

Este estrangulamiento -que van más allá del terrorismo e incluyen una pelea por encabezar el islamismo, la batalla por los recursos naturales de la zona o el papel de Irán-, está alterando la normalidad del que se había convertido a en el país más rico del mundo, gracias al gas y al petróleo. Aquí te explicamos cómo lo está manejando Qatar.

(Puedes seguir leyendo tras el mapa...).

LAS COMPLICACIONES DEL SUMINISTRO

Qatar es un estado totalmente desértico, que tiene que importar algo más del 90% de sus alimentos. Hasta ahora lo hacía por la frontera terrestre con Arabia Saudí y el puerto de Yebel Ali, en Emiratos Árabes Unidos (EAU). Cerradas de improviso, las primeras horas fueron de preocupación en el país, con los ciudadanos haciendo cola en los supermercados para tratar de lograr provisiones, previendo la falta de suministros.

Estas vías de acceso "se pueden reemplazar y, de hecho, las hemos reemplazado en un día", declaró el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Thani. "Los qataríes pueden seguir viviendo en las mismas condiciones", en el país con la renta per cápita más alta del mundo, enfatizó Al Thani, el descendiente de una familia que ha controlado la nación desde hace tres siglos.

A falta de productos de sus vecinos enfadados, han empezado a llegar víveres procedentes de otros países, como Irán y Turquía. También hay una campaña para comprar productos caseros, hechos en Qatar. Se han colocado señales con colores de la bandera de Qatar al lado de productos en las tiendas. "Juntos por el apoyo de los productos locales", se lee.

Hasta ahora, seis aviones que transportan alimentos perecederos como frutas y verduras han sido enviados a Qatar desde Irán, cada uno con una carga de unas 90 toneladas, ha confirmado un portavoz de la aerolínea Iran Air, a la agencia de noticias AFP. Al menos tres barcos con 350 toneladas de alimentos han llegado además en los últimos días desde la república islámica. Teherán, frente al cerrojazo, también abrió su espacio aéreo a los vuelos qataríes.

El ministro de Exteriores de Bahréin, Jalid bin Ahmed al Jalifa, dijo la pasada semana: "Levantaremos el bloqueo si el gobierno de Doha cambia su política y se distancia de Irán". Este acercamiento comercial no se ve, desde luego, como quieren los países contrarios a Doha.

Por su parte, el Parlamento turco aprobó el miércoles pasado el envío de más soldados a la base militar que el país tiene en Qatar. Marruecos también mandará a Qatar aviones cargados de alimentos, "conforme a los preceptos del islam y ayuda mutua", sobre todo durante el mes sagrado del Ramadán. Rabat aclaró que la decisión "no tiene nada que ver con los aspectos políticos de la crisis", sino que era un gesto solidario.

Algunas de sus fábricas de alimentos trabajaban turnos extra para procesar importaciones de países como Brasil y el tráfico de contenedores se ha redirigido a Omán, en lugar de Emiratos Árabes Unidos.

El caso más llamativo en la pelea por impedir el desabastecimiento es el protagonizado por el empresario local Moutaz Al Khayyat, presidente de Power International Holding, que ha decidido transportar por avión 4.000 vacas, desde Australia y EEUU hasta el Golfo, en un acto de resistencia y oportunidad para llenar el vacío que dejó un colapso en el suministro de leche fresca -se acabó en los dos primeros días de bloqueo, según la BBC-. Ahora se necesitarán 60 vuelos para que Qatar Airways entregue los animales, de 590 kilos. informa Bloomberg. La producción de leche comenzará a finales de mes y cubrirá un tercio de la demanda de Qatar para mediados de julio.

LA GRAN DUDA

Este mismo medio especializado en economía alerta, por contra, de los problemas que Qatar puede tener para afrontar el mundial de fútbol de 2022. "Todos excepto uno de los 26 buques portacontenedores que tocaron Qatar el mes pasado hicieron escala en uno o más puertos de los Emiratos Árabes Unidos", sostienen. En esos contenedores va de todo, desde el cemento a los picaportes de una puerta, esencial para los ocho nuevos estadios que se han prometido, más una red de metro y ferrocarril, la ampliación del aeropuerto y una ciudad de nueva creación para 200.000 personas. Para eso ha comprometido, dice Bloomberg, 200.000 millones de dólares.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

REUTERS
Ciudadanos de Doha, haciendo cola para sacar dinero.

ESTABILIDAD RELATIVA

Los mercados financieros de Qatar se han estabilizado tras una semana de pérdidas, pero aunque sigue manteniendo el abastecimiento, no se sabe a qué precio. Por el momento, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dicho que es demasiado pronto para calcular el impacto del daño.

Los principales analistas aseguran su principal vía de ingresos sigue intacta -la exportación de petróleo y de gas natural licuado-, pero la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor´s ha rebajado la nota del emirato ante el aumento de su vulnerabilidad. Fitch, otra agencia de calificación de riesgos, colocó el lunes la calificación de crédito AA de Qatar en "vigilancia negativa", porque dice que una crisis sostenida podría perjudicar su perspectiva; es poco probable que eso impida que la economía funcione, pero las medidas para parchear los daños pueden suponer retrasos y aumentar los costos de Qatar, explica la agencia Reuters.

Como principal exportador mundial de gas natural licuado, la riqueza de Qatar le ha permitido llenar la pequeña península de rascacielos. También le ha dado medios para asumir un papel desmesurado en asuntos regionales, patrocinando facciones en revueltas y guerras civiles y negociando acuerdos de paz en todo el Medio Oriente. Varios vecinos han estado furiosos por años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Seis de los principales países árabes cortan relación con Qatar por "apoyar el terrorismo"

- Las claves para entender la crisis diplomática entre Qatar y sus vecinos

- Las sombras del viaje del rey Felipe a Arabia Saudí

- Atrapados entre Egipto, Qatar y la lucha por la libertad de expresión

- Las 15 + 1 emergencias humanitarias para las que la ONU pide ayuda

NOTICIA PATROCINADA