VIRALES

La confesión más sincera de Mercedes Milá: "Hubo un momento que pensé que prefería morirme a seguir así"

La presentadora argumenta que "entendí a los que deciden quitarse la vida, porque el sufrimiento es tanto que no lo aguantaba ni un minuto más. Por eso decidí no hacer más 'Gran Hermano'".

19/06/2017 08:44 CEST | Actualizado 19/06/2017 19:54 CEST
CUATRO

La presentadora del programa ConvénZeme —en BeMad—, Mercedes Milá, ha vivido una de sus mayores aventuras vitales en Planeta Calleja —de Cuatro—.

Durante el espacio televisivo, emitido este domingo 18 de junio, la periodista catalana se enfundó la ropa de abrigo para recorrer el Polo Norte.

Durante su travesía, Milá se abrió en canal y se mostró con total franqueza acerca del infierno que vivió a lo largo de su último año en Gran Hermano: "Te voy a decir una cosa que no he dicho nunca: hubo un momento que pensé que prefería morirme a seguir así", aseguró Milá, quien reconoce que vivió una profunda depresión de la que pensaba que no iba a salir. "Entendí a los que deciden quitarse la vida, porque el sufrimiento es tanto que no lo aguantaba ni un minuto más. Por eso decidí no hacer más Gran Hermano".

"Piensas que nunca te vas a recuperar y te recuperas", ha celebrado Milá, quien ha recordado que "cuando estuve mal en Gran Hermano, el 15 y el 16, llegaba a Telecinco como si no me hubiera pasado nada en toda la semana, pero el esfuerzo para hacer el directo me hacía pagar una factura altísima".

Sin embargo, en la edición número 16 la cosa fue a peor: "Llegaba al plató de milagro", asegura, antes de reconocer que "lloraba todos los días, ni me quería levantar de la cama. Ni yo misma me reconocía".

"La gente tiene que saber que hay unos límites en la química del cerebro", ha alertado Milá, quien ha apuntado que "si te pasas creyendo que puedes, sin dormir, comiendo mal, no haciendo el deporte que tienes que hacer,trabajando más allá de lo que tu cuerpo puede aguantar, un día te vienes abajo", asegura.

EL PENE DE NACHO VIDAL

La presentadora también tuvo tiempo para tratar temas más frívolos, como el día que conoció al actor porno Nacho Vidal y le midió el pene comprándolo con un vaso de tubo: "Desde ese día no he vuelto a beber en un vaso de esos", ha bromeado.

Así mismo, la presentadora se bañó en aguas del Ártico ante la mirada incrédula de Jesus Calleja. Tras salir del agua helada, Milá se despojó del bañador y se mostró totalmente desnuda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Críticas a Mercedes Milá por llamar gordo

- El científico al que Mercedes Milá llamó gordo

- Risto Mejide, a Mercedes Milá