TENDENCIAS

Tequila: "Trajimos diversión y provocación, quizás no produzca ningún cambio político pero aporta"

Ariel Rot y Alejo Stivel vuelven este verano a los escenarios. Aunque su gira contará con cuatro conciertos, no descartan más.

22/06/2017 09:15 CEST | Actualizado 22/06/2017 09:16 CEST

Seguramente alguna vez bailaste un rock and roll en la plaza del pueblo y no necesariamente porque nacieses en los 70 o antes. Quizás también saliste de casa con la sonrisa puesta porque te habías levantado contento de verdad. Y es probable que alguna vez le pidieses al chico o chica de turno que te dijese 'te quiero'.

También es probable que si naciste después de los 80 no sepas explicar muy bien por qué te sabes esas letras de memoria. Tampoco Alejo Stivel o Ariel Rot sabrían decir por qué. Por qué las canciones que compusieron hace más de 35 años, cuando eran integrantes de Tequila, siguen levantando pasiones. Y por qué Salta!!! acumula cerca de tres millones de reproducciones en YouTube y más de 6,5 millones en Spotify. "Si supiéramos lo que hicimos, lo hubiéramos repetido quinientas veces. Es algo mágico, no tiene explicación", asegura Alejo Stivel en la sala Ritmo y Compás de Madrid justo antes de arrancar el último ensayo antes de su minigira de cuatro conciertos organizados por Hyundai Music Park.

35 años después de su disolución y nueve de su reunión de 2008, tras la que de público el disco recopilatorio Vuelve Tequila, estos dos argentinos llegados a España en la adolescencia vuelven a juntarse para subirse a los escenarios y revivir una época de subidón, aunque esta vez con menos excesos. "No seremos exactamente los de antes... por una cuestión física, pero también por una cuestión estética. Tampoco nos vamos a poner la misma ropa que época, hay cosas que cambian", asegura Ariel Rot. "Cambia la forma pero la esencia es la misma. La energía quizás se manifiesta con más aplomo, más pausada, pero vamos a dar mucha cera. Vamos a dar mucha caña", añade Stivel.

¿Cómo surgió la idea de este reencuentro?

Ariel Rot: No lo sé muy bien. Tanto Alejo como yo no somos tipos que hayamos tenido las cosas programadas en la vida con mucha anticipación. Simplemente han ido surgiendo. Esto salió hace relativamente poco. Nos los propuso una marca y nos pareció una buena idea. Era un buen momento.

¿Había mono después del reencuentro de 2008?

Alejo Stivel: No era una cuestión de mono. El mono es algo que no te deja vivir... Surgió una propuesta y estábamos abiertos. Si no era el momento idóneo, lo convertimos en idóneo. Yo retrasé la salida de mi disco [llegará después del verano] porque me apetecía. Verano, carretera, Tequila, un repertorio divertido... ¿Qué más se puede pedir? Si te llaman para cruzar el desierto sin agua dices que no, pero esto era más apetecible.

Verano, carretera, Tequila, un repertorio divertido... ¿Qué más se puede pedir? Si te llaman para cruzar el desierto sin agua dices que no, pero esto era más apetecible.Alejo Stivel

A estas alturas de carrera, ¿podéis decir que habéis superado el miedo escénico o los nervios aumentan con los años y la madurez?

Alejo Stivel: Creo que esto merece dos repuestas diferentes porque tenemos una trayectoria diferente: él lleva saliendo al escenario desde los 16 y yo estuve casi 30 sin subirme. Antiguamente, en la primera época de Tequila, digamos que tenía miedo escénico mezclado con la inconsciencia de la edad. Cuando eres muy joven, tienes menos vértigo, menos conciencia... Lo que tenía era una energía desbordante que me producía nervios. Luego, cuando nos volvimos a juntar hace casi 10 años, tenía unos nervios casi paralizantes. Ahora, como he seguido actuando, tengo menos. Ese día voy a estar nervioso, la noche anterior también, y serán unos nervios que al final están bien para sumar adrenalina y dar un concierto al 100%.

Ariel Rot: En esta formación mi rol es distinto. Me puedo dedicar a tocar la guitarra y a tener un papel un poco menos comprometido que el de ser cantante. No quiero presionar... (dice a Stivel).

Alejo Stivel: No, no. Me sumo al compromiso.

Es un repertorio muy tenso y ágil, con mucha energía. Cuando canto solo, la guitarra es más relajada, así que hubo que ponerse en forma. Ariel Rot

Acostumbrado a ponerse tras el micrófono, Rot asume este reto con relajación y con una enorme sonrisa que no se le borra el día de ese ensayo final, al que El HuffPost acude como invitado VIP.

Ariel Rot: Mi relación con la guitarra es más poderosa, más estrecha. Requiere también estar más en forma, tengo que centrarme más. Es un repertorio muy tenso y ágil, con mucha energía. Cuando canto solo, la guitarra es más relajada, así que hubo que ponerse en forma.

Alejo Stivel: Digamos que la guitarra está más contenta, le dedica más atención ahora.

¿Qué queréis que el público se lleve de estos cuatro conciertos?

Alejo Stivel: Espero que salgan satisfecho y digan: 'Valió la pena haber venido. Lo pase bomba'.

Ariel Rot: Creo que se ponen varias cosas en juego. Una son los temas que la gente escuchó a lo mejor en un momento de su vida y los vuelve a escuchar y otra es el poder del rock and roll. La gente va a ver una banda muy potente, tocando con mucha autoridad, con mucha sabiduría... después de tantos años es lo único que hacemos y lo hacemos bien. Quiero que eso no se pierda. Que ni la nostalgia ni la cosa retro ni el revival dejen atrás el compromiso musical.

Como dijo Diego A. Manrique, la vida en España era en blanco y negro y nosotros trajimos el color. Alejo Stivel

David Salvador (bajo), Luis Prado (teclado), Julián Kanevsky (guitarra) y Chilo (batería) completan la formación que en su día la integraban también los españoles Felipe Lipe, Julián Infante y Manolo Iglesias, los dos últimos fallecidos a causa del VIH. Los cinco años que estuvo Tequila sobre los escenarios y en la carretera (llegaron a hacer 120 bolos en un año y 14 conciertos seguidos) fueron los años previos a la Movida Madrileña, años en los que la droga (especialmente heroína) se empezaba a mover y a consumir de una forma masiva y años de mucha liberación motivada por el fin del régimen franquista, que acabó dos años antes de la formación del grupo.

¿Os consideráis un grupo que ayudó a la transición o creéis que el rock no cumple un papel político?

Ariel Rot: No éramos un grupo especialmente comprometido, pero quizás tuvimos una función más lúdica.

Alejo Stivel: Bueno, en ese momento era una cosa que casi podríamos llamar político social. Está mal que digamos nosotros algo así, pero llegamos en un momento donde se abrían puertas de todo y era como construir una nueva vida después de tantos años de oscurantismo. Como dijo Diego A. Manrique, la vida en España era en blanco y negro y nosotros trajimos el color. Está bien que lo diga él, está mal que lo diga yo. Pero de alguna manera sí hubo eso que dijo Ariel. Trajimos un poco de diversión, de provocación, de desenfado... quizás no produzca ningún cambio político pero sí aporta, fue un granito más para la transformación de la sociedad. Después vino la Movida y también aportó.

¿Y hoy puede la música hacer algo ante esta situación y este panorama político?

Ariel Rot: Ayudar a sobrellevar esta vida y este mundo tan denso que se nos está viniendo encima. Creo que la música está ahí y cumple una función en nuestras vidas, en nuestras almas. Eso intentamos que siga ocurriendo, que nos emocione, que nos calme, que nos salve.

¿Cuál es la fórmula para que vuestras canciones no caduquen? ¿Dónde está el truco para que se las sepan señores de 50, jóvenes de 30 y niños de 10?

Alejo Stivel: Es algo mágico, de conexión con el público, casi de ciencia ficción. Tú no puedes decir 'Voy a componer una canción que perdure en el tiempo'. Es imposible. Lo haces y seguramente no sabes qué va a pasar con ella. Con ciertas canciones pasó esa magia que hace que pervivan en el tiempo y hay gente que nació muchos años después de que nos hubiéramos separado las canta y las conoce. Quizás no sabe de quiénes son, no conoce nuestras caras ni nuestros nombres, pero conoce las canciones.

Ariel Rot: En todo caso, nosotros tampoco somos los que podemos responder esta pregunta. Hicimos las canciones... Tal vez hay que preguntarle a los expertos musicales.

Alejo Stivel: Tampoco creo que lo sepan. Para mí es eso, es como el dicho que dice que para hacer una gran canción hacen falta unos buenos autores, unos buenos cantantes, unos buenos músicos, un buen estudio de grabación... y luego algo más que no sabemos qué es pero que es lo más importante.

Para bien o para mal, este rock no suena en festivales. Se maneja otro tipo de estética. Seríamos un poco bichos raros si hiciéramos la música de esa época.Ariel Rot

En cualquier caso el panorama musical ha cambiado mucho y antes, al haber menos acceso a la música, puede que cuando una canción calaba, lo hacía hondo.

Ariel Rot: Lógicamente el momento ayudó. Había pocas cosas, fuimos pioneros. Llegamos en un momento idóneo para lo que queríamos hacer. Pero esas canciones las siguieron escuchando chicos. Me pregunto si fue por el entusiasmo con el que se lo enseñaron sus padres o hermanos mayores o por que tenían algo especial que conectaba rápidamente.

Alejo Stivel: Le podían haber dicho. 'Oye padre, déjame con el coñazo de tu juventud, yo quiero mi música'.

Ariel Rot. Cuando nos juntamos en 2008, mi hijos me obligaron durante no sé cuántos meses a dormirse con el disco de Tequila. Imagínate que divertido para mí... todas las noches escuchando Tequila. No podía entender por qué me pedían eso para dormir.

¿Cuántos años tenían?

Ariel Rot: Si ahora tienen 14...

Eran muy pequeños

Alejo Stivel: Lo curioso es que hay un público muy juvenil, casi infantil, al que le encantan las canciones de Tequila. Tengo muchos amigos que me dicen que sus hijos le piden que les ponga Salta!!! cuando van en el coche.

¿Encontraréis a ese público en la grada de vuestros conciertos?

Alejo Stivel: Creo que habrá un público amplio. Quizá haya más gente de nuestra edad...

Ariel Rot: De nuestra edad, poco. De nuestra edad es más difícil que salgan de casa.

Alejo Stivel: En todo caso el 31 te lo podemos contar [dice en referencia al concierto del día 29 en Madrid].

Muchos años después de su primer concierto juntos, Ariel echa la vista atrás y recuerda las salas en las que tocaban. Nada que ver con el panorama al que se enfrentan los músicos hoy. Unos músicos que viven una época de cierto auge. "Las bandas han vuelto a estar en cierto modo en un punto de popularidad, un poco más interesante, gracias al fenómeno indie, de los festivales. Creo que eso es una buena noticia. Ojalá que se sepa aprovechar y por una vez haya continuidad en la escena y las generaciones se vayan sumando y no dándose la espalda. Eso es importante para que la escena de un país crezca. No lo digo con reproche. Sería un buen momento para que las nuevas generaciones digan 'hay una cosa que es tener una banda de rock, que no está mal", apunta. "Pero no se gana un duro, dediquémonos a ser DJs", añade Stivel.

Ahora que sale el tema de los festivales. ¿Sería Tequila un grupo de festival si hubiese nacido ahora?

Alejo Stivel: Eso es como si preguntas si Pelé hubiese sigo el mejor jugador del mundo si hubiese nacido ahora. Ha cambiado todo tanto... Tequila es un producto de su época, de su momento. Como decía Ariel, nació en el momento indicado, ciertas condiciones estaban dadas para que el grupo tuviera repercusión. Si saliera hoy, no sabemos.

Ariel Rot: Bueno, se puede más o menos observar qué tipo de grupos toca en los festivales y no hay grupos que hagan el rock and roll que hace Tequila. Para bien o para mal, pero no suena en los festivales. En los festivales se maneja otro tipo de estética. A lo mejor seríamos un poco bichos raros si hiciéramos la música de esa época.

Y después de la gira, ¿qué?

Alejo Stivel: Yo saco disco el 15 de septiembre, pero hasta ese día vamos a estar girando y después estamos abiertos. Yo estoy abierto a compaginar si van saliendo cosas.

Ariel Rot: No vamos a dar un portazo de golpe. Si surge una situación interesante igual la hacemos, tampoco vamos a dilatarlo extremadamente; pero como decía al principio, no tenemos muchos planes futuros. Son inmediatos. Bueno, y otro proyecto que tengo con un pianista de jazz, es mi repertorio peor con otro estilo... Van surgiendo cosas. Es increíble. Cuando algo termina, aparece otra.

¿Nos quedamos con la idea de que hay Tequila en la recámara por si nos entra la sed?

Alejo Stivel: Sí, pero será como surgió esto. No tenemos ningún plan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Madrid, a través de las canciones que mencionan sus rincones (MAPA INTERACTIVO)

- Los ochenta no fueron lo que son

- Ni una menos, la canción de Stivel contra la violencia machista

- Mi Tribu, por Alejo Stivel

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

OFRECIDO POR NISSAN