INTERNACIONAL

La Fiscalía de París investiga un viaje de Macron a EEUU cuando era ministro

La investigación se centra en un evento organizado en Las Vegas en enero de 2016.

07/07/2017 12:42 CEST | Actualizado 07/07/2017 12:42 CEST
REUTERS
French President Emmanuel Macron arrives at the G20 summit in Hamburg, Germany July 7, 2017. REUTERS/Carlos Barria

La Fiscalía de París ha anunciado este viernes la apertura de una investigación judicial sobre un evento organizado en Las Vegas en enero de 2016 durante un viaje a esa ciudad estadounidense del actual presidente francés, Emmanuel Macron, que en ese momento era ministro de Economía.

La investigación, que se ha encomendado a varios jueces de instrucción, no identifica a nadie en concreto como posible autor de las infracciones que se pudieran constatar, según ha precisado a la agencia Efe la portavoz de la Fiscalía, que ha insistido en que no hay ninguna inculpación.

Los posibles cargos sobre los que se indaga, según la portavoz, son los de favoritismo y receptación de favoritismo, para aclarar si se respetaron las reglas de los concursos públicos en la organización de un acto con Macron por parte del organismo Business France, dependiente del Ministerio de Economía.

Business France, que entonces estaba dirigida por la que se ha convertido en la ministra de Trabajo de Macron, Murielle Pénicaud, ha encargado la organización a la empresa Havas sin una licitación pública, algo que era imperativo teniendo en cuenta el monto de la operación, de cerca de 300.000 euros.

La directora de la comunicación y la promoción de Business France, Fabienne Bothy-Chesneau, fue interrogada sobre ese asunto el pasado 21 de junio, un día después de que la sede del organismo fuera objeto de un registro.

La emisora France Info ha señalado este viernes que ese registro fue "fructífero" porque permitió recopilar elementos que vendrían a asentar la idea de que hubo un delito de favoritismo.

Pénicaud, que en caso de ser imputada tendría que dimitir de su puesto de ministra —de acuerdo con la regla instituida por Macron—, ha afirmado que, como directora general de Business France, encargó una auditoría cuando se dio cuenta, varios meses después, de que se habían cometido irregularidades.

El problema es que unos mensajes de correo electrónico de Bothy-Chesneau, revelados por la prensa, daban a entender que la actual responsable de la cartera de Trabajo estaba al corriente de esas anomalías en el procedimiento de atribución, que podrían ocultar un caso de favoritismo.