POLÍTICA

Pablo Casado: "El independentismo busca una respuesta del rey vestido de verde oliva"

Entrevista con el vicesecretario general de Comunicación del PP

09/07/2017 10:10 CEST | Actualizado 09/07/2017 10:12 CEST

Pablo Casado (Palencia, 1981) es de esos populares que no necesita ni séquito, ni conductor, ni permiso de nadie para acudir a una entrevista la pida quien la pida. En este PP de etiquetas, vetos, señalamientos y listas negras si hay alguien cree de veras en la libertad de información y opinión es el vicesecretario de Comunicación del partido del charrán.

Abogado, economista y padre de dos niños, es de los "cachorros" del partido del Gobierno que vuela solo y, a juzgar por lo que dicen, vuela alto. Leal a Aznar, incondicional de Rajoy y fiel colaborador de Cospedal, si tiene que comerse un "sapo" de algún correligionario se lo "come", pero que no le pidan que transija con según que cosas y de quiénes porque ni había nacido cuando Bárcenas se afilió al PP ni tomaba biberón la primera vez que en Génova se repartieron sobres.

Aún así defiende la España de la Transición y la Constitución de 1978 como si hubiera sido uno de sus padres fundadores y rechaza cualquier cambio por mínimo que sea si es para buscar un encaje a una Cataluña que él cree perfectamente encajada y que no tiene más problema con España que la "propaganda" del independentismo.

¿Hay un viejo y un nuevo PP, que no acaba de nacer?

Sí, ha habido un nuevo PP ha sido después de 2011. Es el PP del Gobierno y, desde entonces, nos hemos incorporado a la dirección nacional personas que estábamos en el Congreso. Más allá de esto, hay muchos ministros que han cambiado, también presidentes regionales y, ahora, en este último trimestre, más de la mitad de presidentes provinciales.

Cuando la gente dice que Rajoy no cambia su banquillo, si se analizas cómo empezó en 2011 y cómo está en 2017, se comprueba que más de la mitad de su dirección nacional, de su gobierno y de sus líderes provinciales y regionales han cambiado. El PP se diferencia ene esto de otros partidos en que los cambios los hacemos por adición e intentamos que la experiencia sea compatible con las personas que llegan nuevas.

CARLOS PINA

¿No hay una generación tapón que impide crecer a esa generación que no termina de despuntar?

Tengo 36 años y soy portavoz de Comunicación de mi partido. Mis compañeros tienen una media de 40 y en el Gobierno, una tercera parte de los ministros no llega a los 50. Rajoy ha dado oportunidades a su entorno. En el PP eso es habitual. Lo hizo Fraga y lo hizo Aznar. Hay que captar talento, y más en estos momentos en los que la política se ve mal.

El independentismo busca una respuesta del Rey vestido de verde oliva

Algo tendrá que ver con lo que ustedes llaman "garbanzos negros". Con Bárcenas, con Ignacio González, con Granados, con Fabra...

La corrupción es la mayor traición que puede haber en la propia administración pública pero también en un partido político, y eso no es de nuevos o de viejos partidos. Tiene que ver con las traiciones, los engaños y no con una cuestión generacional, sino ética. Pero lo que se nos pedía se ha hecho, y es legislar para para prevenir y sancionar la corrupción. Lo que indican todos los casos que se están juzgando es que en España no hay impunidad y que la justicia se abre paso siempre.

Hemos tenido casos de ex compañeros que nos han traicionado como en todos los partidos, por supuesto en el PSOE que también ha gobernado, pero incluso en Podemos, que todavía no ha gobernado. Tampoco se libra Ciudadanos , donde ya se está investigando alguna cuestión en asambleas legislativas como en Rioja o el País Vasco. Es normal que alguien te pueda faltar a la confianza, y no sólo en cualquier partido, también en las empresas, las familias... Lo que no es normal es que esas personas se vayan de rositas. Por eso quien la haya hecho, lo pagará.

¿Alguien en el PP, además de Cristina Cifuentes, denunció alguna vez los casos de corrupción que conocía de dentro del partido? ¿Se ha hecho todo lo que se podía hacer para evitar lo que usted llama traición y ha sido un expolio de algunas administraciones públicas gobernadas por el PP?

Cristina Cifuentes hizo muy bien al poner en conocimiento de la Fiscalía y las autoridades judiciales una información lo que estaba ocurriendo en una empresa pública. Fue un acierto que respaldó todo el partido. En el caso de las campañas de Majadahonda y Pozuelo de hace 14 años, que ahora hay un juicio oral, es distinto porque desconocíamos esos hechos. De hecho, el juez instructor lo que dice es que el partido puede ser responsable civil, no penal, como partícipe a título lucrativo, y eso indica precisamente que desconocía el hecho delictivo. ¿Por qué? No sólo por desconocimiento, porque hasta la reforma de la ley de financiación de partidos los tesoreros y gerentes no tenían que rendir cuentas a su comité ejecutivo, sino porque además en las campañas municipales no se es competente.

Si tuviéramos que ser responsables de 8.000 campañas municipales en España no haríamos otra cosa. La dirección nacional sólo se ocupa de la campaña nacional y, en ese sentido no es por quitarle gravedad al asunto, pero creo que ya es un caso que se está juzgando y que se dilucidaran todas las responsabilidades.

Lo único que pedimos es igualdad en esos para todos los partidos. No puede ser que todos los focos se pongan en el Partido Popular, sino que habrá que investigar todo lo que ha podido suceder en todos los partidos y en todos los ámbitos de la sociedad y de la economía de España. El Partido Popular no es un partido corrupto, habrá habido personas con conductas irregulares como en cualquier otra faceta de la vida, y serán sancionados por ello.

CARLOS PINA

Para no ser un partido corrupto es el único que está siendo investigado por la justicia por financiación ilegal y vamos a ver al presidente del Gobierno declarar ante la Audiencia Nacional como testigo. ¿Qué cree que supondrá esa imagen para el PP y para España?

Rajoy testifica por dos campañas electorales municipales sobre las que no tenía ninguna competencia. En España sólo hay un partido condenado en sentencia firme por financiación irregular que es el PSOE. Aún así lo que el PP dice es que quiere saber la verdad de lo que está pasando con esas personas que se han aprovechado de las siglas del PP para enriquecerse.

Lo que no puede ser es que haya una causa general porque la oposición ha visto que la economía no es criticable, que la creación de empleo no es dudable y que el prestigio internacional no admite dudas. Se aferran a la corrupción aunque sea de hace 14 años y afecte a personas de los años 80, que llevan fuera de la política 35.

Los países serios no andan reinventándose cada 40 años

Algunos no están fuera y no son de los años 80. Pero además no es una percepción de la oposición, ya que la corrupción se ha convertido en el segundo problema que más inquieta a los ciudadanos.

Por supuesto que tiene que ser una reflexión para todos los españoles y todos los partidos. Pero insisto en que se está creando también un caldo de cultivo político y mediático para señalar casos de corrupción que son excepcionales en un partido que ha gobernado administraciones durante 40 años, que tiene 800.000 militantes y que ha estado más de una década en el gobierno.

El PP no es un partido corrupto

¿Es excepcional que más del 40% del Grupo Parlamentario del PP en Madrid haya tenido que renunciar a su acta de diputado por estar imputado en algún caso de corrupción? ¿Y que un expresidente de Comunidad Autónoma esté en prisión?

Eso es excepcional porque no debería de suceder en ningún caso, pero también es verdad que hay que fijarnos en las sentencias firmes. Yo he sido el primero en criticar a Ignacio González sin esperar a lo que diga el juez porque todo apunta a que tendrá un reproche penal importante pero, en el caso de las personas que están siendo investigadas y que luego son absueltas, no se informa de la misma manera. Por ejemplo, Chaves y Griñan están sentados en un banquillo como acusados, no como testigos, no como investigados, y la percepción en la ciudadanía es que no es lo mismo.

CARLOS PINA

Es que no lo es. Chaves y Griñan no se llevaron un duro, no se enriquecieron personalmente. Pudieron tener una mala gestión y, como consecuencia de ella, tener una responsabilidad, pero en ningún caso se enriquecieron ni acumularon dinero en paraísos fiscales. Creo que la comparación no aguanta.

Sí, no son comparables porque, por ejemplo, el caso de los ERE es muchísimo mayor que el caso Bárcenas. Hablamos de más de 1.000 millones de euros, que a lo mejor Chaves y Griñan no se los llevaron, pero sí sus directores generales y sus consejeros. Pero no voy a entrar en el y tú más.

La corrupción es una traición al sistema de administración pública lo cometa quien lo cometa. Lo que pedimos es igualdad de trato a la hora de informar, pedir una comisión de investigación y tener un reproche social. En el Partido Popular sí son casos aislados, que me gustaría que fueran menos, pero son aislados porque no hay una trama dirigida por el partido. Ni el presidente nacional actual ni el presidente nacional anterior, ni la dirección nacional, ni la inmensa mayoría de militantes y de cargos no merecen esa sensación de que su partido ha expoliado.

Es un partido que ha generado mucha riqueza, que ha creado mucho empleo, que cuando ha gobernado le ha ido muy bien a los españoles y que, si ha habido alguna cuestión reprochable, que caiga todo el peso de la ley, si hay algún corrupto que se vaya a la cárcel y que esté todo el tiempo que haga falta. No se puede generalizar, sobre todo porque entonces acaba ganando la antipolítica que, por cierto, está muy sucia. Porque la antipolítica en España, que es Podemos, sí tiene ya nada más empezar, sin haber tocado más que dos años las administraciones públicas, muchos casos escandalosos, por ejemplo, de dinero sucio proveniente del narcotráfico y de estados dictatoriales como el venezolano. Que un narcoestado como Venezuela inyecte 7 millones de euros a la fundación de la que surge un partido político me preocuparía, y recibir dinero en las Islas Granadinas, me preocuparía. Que no vengan de inquisidores los que tienen el patio bastante sucio.

Hay una causa general contra el PP porque la economía no es criticable, la creación de empleo no es dudable y el prestigio internacional no admite dudas.

Cambiemos de tercio, ¿la ley de referéndum de la Generalitat es un bodrio o incitación a la sedición, como ha dicho Felipe González?

Las dos cosas. Es un desafío intolerable y creo que Puigdemont y los procesos secesionistas se han convertido en un globo pinchado que va cayendo y, como todo globo pinchado, va golpeando muchas cosas hasta que se da contra el suelo. Lo que han presentado no es una ley . De ahí no va a pasar. Ellos intentan apelar al símil del choque de trenes, pero no hay dos trenes, hay un tren suicida que va contra un muro, y el muro es la legalidad que está protegida por la Constitución que han votado los catalanes mayoritariamente en el referéndum del que ahora se celebran 40 años.

No tienen ningún apoyo internacional. Han hecho un ridículo estrepitoso en el road-show por todos los países que han ido a visitar. Y ya no tienen el apoyo social que tenían, porque se han ido deshilachando. Esto por no hablar del rechazo de los empresarios y de que ellos mismos se han quedado sin la mitad de su partido porque Unió ha desaparecido y Convergencia está prácticamente en 17 escaños pese a que llegó a tener 80. No se quebrará España porque antes se quebraría Cataluña, que es lo que están consiguiendo. Espero que esto no llegue a nada.

Desde luego el gobierno no lo va a tolerar, lo ha dicho Mariano Rajoy, no va a haber ningún tipo de cesiones de chantaje, la Constitución se va a cumplir y vamos a responder al desafío secesionista, con la ley, pero con toda la ley. Deben saber que pueden ser inhabilitados, que pueden recibir peticiones pecuniarias como los 10 millones que se piden a Convergencia y que, sobre todo, se tendrán que enfrentar a la propia sociedad catalana que, están dividiendo de forma irresponsable.

Si tuviéramos que ser responsables de 8.000 campañas municipales en España, no haríamos otra cosa

Y además de la ley, ¿el Gobierno de Rajoy no debería tomar la iniciativa y plantear alguna solución política?

Es que esto es el chantaje permanente. Nosotros montamos un lío, intentamos multiplicar el independentismo a base de propaganda, de embajadas, de canales de televisión pública, exacerbamos a las masas para crear un conflicto y, ahora, entonces me tenéis que pagar un precio por ello.

La Constitución consagra uno de los estados más descentralizados del mundo, más que estados federales incluso. Las competencias transferidas a Cataluña, como a muchas comunidades autónomas, no tienen parangón en muchos estados federales.

Lo que tienen que hacer es desarrollar la autonomía, que permite un autogobierno positivo para los catalanes. Lo que están haciendo es retorcer sus competencias y no ser capaces ni de pagar las farmacias, ni de prestar asistencia a los 900.000 catalanes que están en las listas de espera sanitaria, ni de prestar asistencia a las 80.000 familias que esperan una plaza en una residencia de la tercera edad, ni a los 500.000 catalanes que aun no han encontrado un empleo. ¿Les va a valer para algo la independencia? Sinceramente, yo creo que no.

CARLOS PINA

Si hay un amplio consenso para introducir algunas reformas en la política territorial para encajar a Cataluña, ¿por qué no toma el Gobierno la iniciativa?

Cataluña está perfectamente encajada en España y se ha votado en referéndum, y en una Constitución que fue participada por la inmensa mayoría de los catalanes, más que en otras Comunidades autónomas en España. No puede ser es que por la irresponsabilidad de los gobernantes, ahora haya que encajar. Es como si pasado mañana, Cartagena se declara en cantón y empieza a montar un lío de independencia y, entonces, tenemos que intentar dar una cabida a Cartagena. Es que esa es la historia de España.

Sinceramente, cada cierto tiempo en Cataluña intentan montar un quimera histórica que no existe porque nunca ha sido independiente, porque no hay derecho comparado para admitir el derecho de autodeterminación. Solo existe en la Constitución de Etiopía. No hay derecho comparado de plurinacionalidad salvo en Bolivia, como propone algún partido. Sinceramente, es una demanda que, en mi opinión, se han inventado de forma irresponsable. ¿Es el Gobierno de España el que tiene que dialogar con quien incumple la ley? Se está invirtiendo la carga de la acusación. Es como cuando dicen que la culpa de todo ello es del PP porque recurrimos un estatuto ilegal ¿Perdón? Será quien presentó un estatuto ilegal y quien lo aprobó en las Cortes españolas. Es decir, yo creo que el debate político en España se pervierte cuando intentamos victimizar a quien ha cometido una ilegalidad y poner de inductor del fuego a quien lo está apagando.

Hay un caldo de cultivo político y mediático par señalar casos de corrupción del PP que son excepcionales

¿El PP no ha cometido ningún error con Cataluña?

¿Qué hemos hecho? Cumplir la legalidad y defender la unidad española que es a lo que nos obligan.

Por ejemplo, llamar al boicot de productos catalanes, recoger firmas en contra del Estatut...

¿Cuándo ha llamado el PP al boicot de productos catalanes?

Lo hizo, lo hizo...

Me parece un disparate, jamás lo haría y jamás lo permitiría yo. Sobre todo, porque son productos estupendos y son productos españoles, marca España.

¿No admite ningún error?

Lo de recoger firmas contra un estatuto ilegal, pues hombre, es que es un Estatuto ilegal. A lo mejor habría que preguntarle a Zapatero por qué aprobó un estatuto ilegal, o por qué le dijo a un presidente autonómico que las Cortes Generales aprobarían lo que quisiera el parlamento regional. Es como si le decimos ahora a la Asamblea legislativa de Murcia: oye, aprobad lo que os de la gana, sobre la política de aguas, por ejemplo. No os preocupéis que yo, en las Cortes Generales, diga lo que diga Aragón, lo voy a aprobar.

El PP recurrió el Estatut porque era ilegal. Habría que preguntarle a Zapatero por qué lo aprobó

La reforma del Estatuto valenciano tenía más de 30 artículos idénticos a los del Estatuto de Cataluña, y el PP no los recurrió al Constitucional.

Me parece perfecto. No hay democracia sin ley.

Hay más de un 50 por ciento de catalanes que hace tiempo que se desconectó emocionalmente del resto de España, lo que le pregunto es qué hará el PP para que vuelvan a enchufarse a este país.

Bueno, el problema es que la desconexión emocional no ha sido espontánea. La desconexión emocional ha sido una propaganda. Y ante eso lo que tenemos que decir es que hay un Gobierno que está gastando decenas de millones de euros en publicidad institucional, en embajadas, en medios de comunicación públicos y en diadas de forma absolutamente irresponsable. ¿Tiene que ser el Gobierno de España el que ahora tenga que aceptar el chantaje?

CARLOS PINA

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el Gobierno si finalmente Puigdemont convoca el referéndum?

A la aplicación de la ley.

¿Incluido el artículo 155 de la Constitución?

Eso es lo que ellos pretenden que digamos todo el tiempo. La ley es la ley y también las sentencias del Tribunal Constitucional.

La desconexión emocional es sólo propaganda. Cataluña está perfectamente encajada en España

Y la ley de seguridad nacional.

Aplicar las leyes que velan por la integridad territorial de España. Ellos están, llevan ya varios años y no lo han conseguido, intentando sacar el titular de lo que aplicaremos. Desearían que les contestara el Rey vestido de verde oliva en señal realizada para todas las televisiones.

Bueno, la ministra de Defensa ha hablado de las Fuerzas Armadas y de su obligación de velar por la integridad territorial de España.

Porque el mesianismo de esta locura lleva a que ellos creen que, por vender humo, tenemos que responderle a su altura. No, el Gobierno de España es mucho más. El Reino de España es mucho más que eso. Un funcionario anónimo les ha notificado la sentencia del Constitucional. Les ha notificado que han sido inhabilitados, ya llevamos cinco inhabilitaciones creo. Esa es la grandeza de un Estado de Derecho, que no hace falta sobreactuar. No hace falta la épica que ellos buscan para esconder sus vergüenzas porque son unos pésimos gestores, unos irresponsables que han dividido a una sociedad maravillosa como la catalana. Y todo para tapar sus vergüenzas, no reconocer su incapacidad para gestionar ni para explicar explicar por qué estaban robando a todos los catalanes. Esos sí estaban organizados según los jueces de instrucción, esos sí con un fin concreto y una estructura determinada para financiar las fundaciones que soportaban a los partidos.

CARLOS PINA

Le preguntaba si, cuando la ministra de Defensa recuerda que las Fuerzas Armadas están para garantizar la integridad territorial del país, es porque veremos al Ejército desfilar por la Diagonal

Lo único que ha recordado es la propia normativa que rige en las Fuerzas Armadas. Están para defender España de agresiones exteriores y también de circunstancias internas. Yo creo que en ningún caso fue un aviso, yo no lo tomaría por lo que ellos quieren oír porque esto es mucho más sencillo.

Si PSOE, Podemos y Ciudadanos se ponen de acuerdo para formar una mesa de partidos que aborde del asunto de Cataluña y la reforma constitucional, ¿el PP se sentará en ella?

No lo sé. Nosotros ya hemos dicho que no estamos a favor de una reforma constitucional que de una patada al tablero de nuestro modelo. Hemos estado a favor de reformas constitucionales puntuales, como la que hubo hace unos años para incorporar la denominación de Europa y como la que hubo hace pocos años para aprobar el pacto fiscal europeo. Estamos abiertos a esas modificaciones. Ahora, abrir en canal el modelo constitucional cuando no somos capaces de aprobar un decreto de estiba.

¿España tiene mimbres para hacer mejor cesto que el que hicieron nuestros padres en el año 78? ¿Es verdaderamente necesario descoser todo un entramado constitucional que en los países serios como Estados Unidos dura trescientos años con un puñado de enmiendas?

CARLOS PINA

Igual no hay que descoser, sino recoser.

El problema es que la gente no está viendo que la Constitución tiene su propios procedimientos de reforma, pero también de extensión. Si alguien quiere acotar las competencias de las Comunidades autónomas, no hace falta transformar la Constitución, se puede desarrollar. Si alguien quiere modificar la Disposición Cuarta sobe la anexión de Navarra o la prelación a la Corona, sí hace falta una reforma agravada de la Constitución.

¿Qué decimos nosotros? Para estos dos temas que parece que no conllevan una urgencia, no merece la pena hacer una disolución de las Cortes, una convocatoria de constituyentes, un referéndum... No quiere decir que no estemos a favor de reformarlo, pero pensamos que, ahora mismo, sinceramente, no compensa. Hay partidos, como el PSOE, que están planteando la reforma constitucional más como estrategia partidista para autolimitar la legislatura o para tener un discurso que aglutine a sus propios barones. Es irresponsable.

En pocos países del mundo veo yo que los que tiraban piedras a las puertas del Congreso, hayan pasado a ser la tercera fuerza política del ese Parlamento

¿El Rey debe abstenerse ante el problema catalán o jugar algún papel en la búsqueda de soluciones al principal problema que tiene España?

Cataluña nunca puede ser un problema para España, el problema son los secesionistas. Tienden a confundir el lenguaje. Mí opinión es que el Rey está teniendo una posición ejemplar, impecable. Él está desarrollando sus competencias de la jefatura del Estado, que son arbitrar y defender la unidad de la nación española de una forma prudente y firme. El discurso que dio en el Congreso de los Diputados es una buena muestra de ello. Lo hizo de forma respetuosa, pero firme.

La declaración de bienes e ingresos de Iglesias triplica la mía, ¿pero qué me está contando? Ya son casta

Pues hay quien cree que asumió como propio el discurso del PP.

Bueno, es que el discurso de la Constitución y el discurso de la ley no es del PP. Los padres de la Constitución eran del Partido Socialista, eran nacionalistas y eran de la UCD. Sinceramente, yo creo que si ahora otros partidos no se sienten identificados en el discurso de la Transición y de la Constitución, el problema es de ellos. Nosotros seguimos con la Carta Magna que nos ha dado los 40 años de mayor prosperidad de nuestra historia, y ahí estaba hasta ahora el Partido Socialista. Ahí estaba también el PCE, y ahí está, quiero pensar, Ciudadanos. ¡40 años! ¿Por qué no muchísimos más? Ojalá esta Constitución durara trescientos años, como la americana.

He estado muchos años en Estados Unidos y admiro una nación en la que la bandera es para todos. La gente se lleva la mano al pecho cuando suena el himno nacional. Los dos partidos grandes pueden tener campañas fratricidas, pero al día siguiente están todos a una. Todos respetan a los padres de la Constitución esculpidos en el Monte Rushmore y, cuando hay enmiendas constitucionales, van todos a una. Pero, claro, los países serios no andan reinventándose cada 40 años. Y la nación española con 500 años de historia, mal que le pese a algunos, no tiene por qué estar cada 40 años dándose sobresaltos, sobre todo cuando el texto era tan integrador, tan plural, tan de futuro y tan flexible y permeable.

Nos dicen nuestros amigos de Podemos: El Estado español es un Estado arcaico, no es permeable, es la casta. Oye, pues en pocos países del mundo veo yo que los que estaban tirándonos piedras a las puertas del Congreso o haciendo escraches en nuestras casas con los bebés dormidos, como nos ha pasado a muchos, hayan pasado a ser la tercera fuerza de ese Parlamento.

La suya es una semántica anaftalinada que ya no se cree nadie. Ellos ya son la casta, están encantados en el Parlamento. Pablo Iglesias ha hecho una declaración de bienes y de ingresos que triplica la mía. ¿Pero qué me están contando? Sinceramente, creo que se han quedado colgados de la brocha y, como la economía va bien y a ellos les va bien que todo vaya fatal para ver si rascan votos, ahora se han abrazado al tema de la corrupción, aunque ellos son los más corruptos internacionalmente hablando.

CARLOS PINA

Le recuerdo que estábamos hablando de Cataluña.

Pues en Cataluña pues no saben exactamente qué decir. Rajoy le preguntó en la moción de censura fallida cuatro veces qué modelo tenía para Cataluña y no supo contestar. Nos dio una lección penosa, como si fuera un profesor de instituto de octavo de EGB . Por cierto, bastante mal. Hombre, para ser un enchufado en la Complutense, yo creo que podría saber un poquito más de historia. Es decir, estaba ahí dándole al banco azul, a un registrador de la propiedad, a dos abogadas del Estado, a dos catedráticos, una lección de EGB. Tres horas, oye, en plan los Perón. Eso sí, le faltó tiempo para decir qué plan tiene en Cataluña. No sabe si está con lo que dice Ada Colau, si quiere un derecho a decidir o dónde está ese derecho a decidir. Lo único que quiere hacer es pescar votos, que es lo único que saben hacer, pescar votos. Infiltrarse en las instituciones democráticas por los cauces libres para luego vaciarlas, como han asesorado en Venezuela, que es lo que asesoraban ellos.

Tanto como infiltrarse... Han llegado a las instituciones por el mismo cauce que ustedes, por los votos de los ciudadanos, ¿no?

Sí, claro, lo que pasa es que ellos utilizan el voto del ciudadanos como asesoraban a Chavez, para luego intentar poner esas instituciones a su antojo y perpetuarse en el poder y vaciarlas. Por eso pedían el CNI, la Justicia, Interior. Por eso quieren jueces de carné, por eso quieren cerrar medios de comunicación, por esos insultan a los periodistas que no os sentáis al corro de la patata o no lleváis los abrigos que les gustan. Por eso quieren expropiar las empresas...

Podemos tiene una hoja de ruta muy peligrosa para España que ya ha ensayado en Bolivia, en Ecuador y en Venezuela

Parece que esto de insultar a los periodistas no es exclusivo de Podemos.

Yo no he visto a ningún compañero del PP que insulte a periodistas y, cuando lo haga, seré el primero que lo rechace.

Insultar, etiquetar, poner cruces y sentenciar.

Yo, desde luego, como responsable de comunicación, puedo decir que vamos a todos los medios de comunicación y además respetamos la pluralidad informativa.

No es su caso, cierto, y yo le agradezco que esté aquí respondiendo. ¿Puede seguir en el Gobierno un ministro que ha sido reprobado por el Parlamento, cuya amnistía fiscal ha sido tumbada por el Tribunal Constitucional y sobre el que pesan algunas sombras de duda por los negocios de un gabinete que fundó?

Montoro está más preocupado por los presupuestos del 2018 que de las informaciones que se han publicado. Insisto, en España hay un Estado de Derecho. Si alguien ve alguna actitud punible, que se vaya a la Fiscalía, a un juzgado y que esa persona asuma la responsabilidad. La responsabilidad política que tiene Montoro ahora mismo es cuadrar las cuentas, que es para lo que tiene la confianza del Presidente del Gobierno y por ende del partido que sustenta al Gobierno. Si hay alguna irregularidad, pues que se vaya a denunciar. Pero claro, esto de extender un halo de sospecha sobre todo el mundo, de pensar que una reprobación.

CARLOS PINA

El halo de sospecha lo ha extendido un exministro que se llama Jose Manuel Soria.

Bien, es una persona muy respetable para decir lo que estime oportuno, pero eso no es ley. En un sistema como el actual, la confianza a un ministro se la otorga el Consejo de Ministros a iniciativa del Presidente. Si estuviéramos en otro tipo de sistemas, la reprobación podría suponer la pérdida de confianza.

¿Hay fuego amigo en el Partido Popular?

Creo que no. O sea, lo que puede haber son opiniones distintas y evidentemente, yo tampoco sé si este texto de Jose Manuel Soria, persona, por cierto, a la que tengo el máximo respeto y la máxima consideración a su labor como vicepresidente de Canarias y como ministro de Energía, Industria y Turismo.... Bueno, que no se si esa información que está negro sobre blanco en un libro, es una opinión particular que no conlleva ninguna irregularidad.

Pues hay acusaciones tan graves como que el ministro Montoro usó datos fiscales para conseguir que otro ministro saliera de la mesa del Consejo de Ministros.

Bueno, yo he escuchado a Montoro decir que él jamás ha usado datos fiscales. Sería gravísimo si alguien usa datos fiscales de otra persona. En ese sentido, estoy convencido de que no lo ha hecho y por eso sigue teniendo la confianza del Presidente del Gobierno.

Más allá de actitudes punibles de las que usted hablaba antes, hay una sentencia del TC que desmonta una amnistía fiscal por romper con un principio tan sagrado como el de la igualdad de los españoles.

Por partes, el Constitucional no ha dicho que sea inconstitucional, sino que no se ajusta a la Constitución la forma de aprobarla y que tenía...

El procedimiento fue inconstitucional.

Bueno, pero vamos a los datos exactos. Se tendría que haber aprobado con unos desarrollos legislativos, en vez de con un real decreto. Bien, de acuerdo. Lo que ha dicho el Gobierno es: por supuesto, lo que diga el Constitucional. Pero bueno, podemos reconocer que fue una medida extraordinaria por el momento que se estaba viviendo. Bueno, lo que sí que hemos conocido es que la regularización fiscal no suponía inmunidad. De hecho, si los activos que se habían declarado tenían un origen irregular... ya hay gente a la que se está juzgando por eso.

En todo caso, la reprobación depende de cómo se repruebe. Llega un momento en el que con la actual configuración parlamentaria, raro va a ser el ministro que no sea reprobado. También depende un poco de la responsabilidad de la oposición. Si la oposición reprueba a un ministro porque recibe un SMS o si la reprobación es a un fiscal porque decide sobre los candidatos que considera adecuados... Estamos no ante una reprobación, sino un intento de sacar rédito partidista con una figura parlamentaria. Hombre, si a un ministro se le reprobara porque ha cometido una ilegalidad, por supuesto que tendría que tener consecuencias políticas. En el caso de las reprobaciones de esta legislatura, creo que están siendo preventivas. Son como las huelgas generales...

Bueno, la de Montoro, de momento, ha sido por saltarse la Constitución a la hora de elegir el procedimiento por el que aplicar una amnistía fiscal. No es algo menor.

En ese caso fue por una cuestión extraordinaria, de urgencia.

¿A quién teme más el PP a Ciudadanos o a Pedro Sánchez?

A Podemos, sinceramente. Yo no soy el PP, no soy nadie para hablar en nombre del PP como ente abstracto. Pero, personalmente, a mí me da miedo. Bueno, me da miedo, temo y me preocupa, Podemos. Tiene una hoja de ruta creo que muy, muy, muy peligrosa para España, que ya han ensayado en Bolivia, en Ecuador y en Venezuela y se ha demostrado a qué conduce. En cuanto a Pedro Sánchez, he de reconocer que lo he conocido antes de ser secretario general y tenía una buena opinión de él. Coincidimos en la Comisión de la Unión Europea y creo que es persona sensata en materia internacional y bastante, no voy a decir liberal, pero bueno, hasta te voy a decir neoclásico, nada radical en materia económica. En la secretaría general, en la primera etapa, yo creo que se radicalizó mucho. Ahora, es verdad que la entrada que ha tenido ha sido un poco bipolar. Por un lado, ha mantenido una posición responsable en las cuestiones de Estado, aún con cierta ambivalencia con la plurinacionalidad y tal y en otras, yo creo que ha empezado muy mal.

¿Por ejemplo?

Con el Tratado de Libre Comercio con Canadá, algo que él mismo ha defendido en la comisión en la que yo estaba con él. También con odo el tema del techo de gasto ahora. Yo puedo entender que en la táctica partidista no la apoyes, pero que se arrogue ese discurso populista...

Cuando escucha usted a Pablo Iglesias decir que Ana Pastor es una de las mentes más brillantes inteligentes del Partido Popular, ¿qué le sugiere?

Que estoy de acuerdo. Ana Pastor es estupenda.

¿Está abierto el debate de la sucesión en el PP?

Vas mucho más allá.

¿No iba por ahí Pablo Iglesias?

Sinceramente, creo que no. Hace falta un piloto con horas de vuelo, una persona con experiencia y creo que Rajoy está haciendo una gestión muy buena

¿A usted quién le gusta más Soraya Sáenz de Santamaría o María Dolores de Cospedal?

A mi me gusta Rajoy.

Pero Rajoy no es eterno.

Ya, bueno, pero es que hacer futuribles en política es muy complicado. Con Rajoy tenemos presidente para rato.

¿Le ve presentándose a la reelección?

Bueno, la ley lo permite y él ya ha dicho que no cree en la limitación de mandatos. Sinceramente, creo que después de los congresos provinciales y regionales hemos visto que el partido está a una.

Gracias y mucha suerte

Gracias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 27 cosas que no sabías de Pablo Casado

OFRECIDO POR NISSAN