INTERNACIONAL

Cae una red de pedofilia presente en 15 países hispanos que compartía material a través de Whatsapp

Cincuenta personas han sido detenidas, 11 de ellas en España.

12/07/2017 09:45 CEST | Actualizado 12/07/2017 09:45 CEST
Getty Images/iStockphoto

Cincuenta personas han sido detenidas en 15 países hispanos por distribuir pornografía infantil a través de grupos de WhatsApp. Once de los arrestos se han realizado en España, entre los que se encontraba un tarragonés multirreincidente y un menor de edad sevillano que administraba uno de los grupos.

La operación ha estado dirigida por miembros de la Policía Nacional. Las investigaciones han contado con el apoyo de la Secretaría Ejecutiva de Ameripol y de Interpol, y se iniciaron cuando los ciberagentes españoles hallaron un enlace a la aplicación en la denominada Darknet que les condujo hasta un chat en el que pedófilos de varios países de habla hispana intercambiaban pornografía infantil.

Los ciberagentes encontraron un chat en el que pedófilos de varios países de habla hispana intercambiaban pornografía infantil

A partir de este hallazgo, se hicieron nuevas indagaciones para localizar los grupos análogos creados por los participantes del chat detectado inicialmente, dando como resultado una investigación que implicó a 24 países con más de 100 investigados.

La investigación internacional se ha coordinado desde España y en la operación han participado también agentes de la Policía Nacional española destinados en países de Hispanoamérica, que han participado directamente en algunos de los registros llevados a cabo en Bolivia y Colombia.

MÁS DE 200 DISPOSITIVOS INCAUTADOS

La parte desarrollada en España de este operativo a escala mundial ha culminado con la detención 11 personas: una en Madrid, tres en Cataluña, tres en Andalucía, una en Castilla la Mancha, una en Galicia, una en la Comunidad Valenciana y una en Canarias.

También se han practicado registros en los domicilios de los investigados, en los que los agentes se han incautado de 10 ordenadores, 18 discos duros, un dispositivo multimedia, 79 teléfonos móviles, dos tablets y más de un centenar de diferentes soportes para almacenar el contenido pedófilo.

En el análisis del material intervenido, se han detectado archivos de pornografía infantil desconocidos hasta ahora para los investigadores y sobre los que se está trabajando para identificar a los implicados.

En Tarragona se ha detenido a un multirreincidente y en Sevilla, a un menor de edad

En Tarragona se ha detenido a un arrestado anteriormente en tres ocasiones, dos por distribución de pornografía infantil y otra por abusos sexuales a un mayor de edad. En Sevilla se ha arrestado a un menor de edad que era uno de los administradores del grupo de WhastApp que originó la investigación.

En uno de los casos, los agentes tuvieron que utilizar herramientas forenses para recuperar los archivos pedófilos, debido a que otro de los investigados realizaba borrados de seguridad periódicos.

39 ARRESTOS FUERA DE ESPAÑA

En otros países han sido arrestadas 39 personas, siete en Colombia, otras siete en Bolivia, tres en Brasil, cuatro en Chile, tres en Costa Rica, dos en República Dominicana, dos en Guatemala, una en Italia, dos en México, una en Nicaragua, una en Panamá, dos en Paraguay, dos en Uruguay y dos en Venezuela.

En Uruguay, uno detenido de 47 años ha reconocido haber abusado de sus dos hijas de 6 y 15 años, grabándolo y compartiéndolo posteriormente con otros pedófilos a través de WhatsApp y Twitter.

Un uruguaryo de 47 años ha reconocido haber abusado de sus hijas de 6 y 15 años, grabándolo y compartiéndolo después

En Panamá, otro de los detenidos contactaba con niñas haciéndose pasar por un menor y consiguiendo que las víctimas le pasaran fotografías de carácter íntimo para, posteriormente, coaccionarlas con su distribución, logrando que siguieran enviando más archivos obscenos.

En México, uno de los registros tuvo que realizarse de noche, dado que se hizo en una zona con una elevada presencia del crimen organizado. En un dispositivo relámpago, el detenido fue arrestado y se encontraron en su domicilio muchísimos archivos de abusos sexuales a menores de muy corta edad.

Los detenidos en Bolivia sacaban un lucro económico de los archivos de carácter pedófilo, vendiendo el material ilegal recibido a otros usuarios bolivianos, también a través de WhatsApp, previo pago mediante recargas al teléfono móvil de los vendedores.

Los detenidos en Bolivia obtenían beneficios económicos de los archivos pedófilos

Algunos de los detenidos por distribuir pornografía infantil han alegado en sus declaraciones que su objetivo era infiltrarse en redes pedófilas con el fin de descubrir a sus miembros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR