POLÍTICA

Carles Puigdemont reúne a sus consellers para comprobar su grado de implicación con el referéndum

Tensión en el seno del gobierno catalán, con rumores sobre posibles ceses y dudas sobre la responsabilidad de los consejeros ante el 1 de octubre.

13/07/2017 20:33 CEST | Actualizado 13/07/2017 20:41 CEST
EFE

El presidente catalán, Carles Puigdemont, se ha reunido este jueves con algunos de sus consellers, dado el malestar interno que hay el Consell Executiu por el grado de implicación de cada uno de sus miembros en el referéndum del 1-O. El president no descartó este miércoles hacer una remodelación de su gobierno.

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y el titular de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ya han dado un paso al frente y el martes pedirán asumir las competencias de la compra de urnas, aunque reclaman que la orden para la adquisición sea colegiada, una condición que Puigdemont acepta, según fuentes del Govern consultadas por Efe.

El presidente catalán tiene previsto concentrar antes de final de mes en un conseller todas las competencias del referéndum, una responsabilidad para la que se perfila Junqueras, y así frenar las tensiones dentro del ejecutivo por la carga de responsabilidades ante el 1-O.

TENSIONES EN EL GOVERN

Diversas fuentes gubernamentales han admitido a Efe que existe malestar en el seno del ejecutivo catalán, que comparten ERC y PDeCAT (antes CDC), por el grado de implicación de los distintos consellers en el referéndum anunciado para el 1 de octubre.

Todo ello en un contexto en el que informaciones periodísticas apuntan a que el vicepresidente Oriol Junqueras habría presentado a Puigdemont una lista de consellers del PDeCAT susceptibles de ser destituidos, entre los que se citan el titular de Interior, Jordi Jané, Josep Rull, Meritxell Ruiz, y la reubicación de Neus Munté, según ha publicado hoy el diario El País.

Fuentes de ERC han descartado que Junqueras haya exigido la sustitución de determinados consellers con 'dudas' o que teman por su patrimonio, aunque han indicado que "corresponde al PDeCAT reflexionar sobre qué consellers debe tener dentro del Govern en esta última etapa hasta la llegada del referéndum".

En este sentido, fuentes soberanistas han indicado no obstante que sí que han existido conversaciones entre Puigdemont y Junqueras para analizar la implicación de cada conseller.

DESFILE DE CONSELLERS

En todo caso, por el despacho del presidente catalán en el Parlament han desfilado este jueves la titular de Gobernación, Meritxell Borràs, el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, y el nuevo titular de Cultura, Lluís Puig, que entró en el ejecutivo tras la salida de Jordi Baiget por expresar sus dudas sobre el 1-O y miedo por la pérdida de su patrimonio, una cuestión esta última relevante a partir de lo que haga finalmente el Tribunal de Cuentas.

El departamento de Gobernación, que ya tuvo un episodio de tensión con la consellería de Oriol Junqueras (Vicepresidencia) antes de iniciar el proceso de compra de urnas por el que finalmente resultó querellada Borràs, no ha dado nuevos pasos para la adquisición directa, después de declararse desierto el concurso.

A la espera de que Junqueras asuma, junto a Romeva, las competencias para comprar las urnas el próximo martes, fuentes del Govern han indicado que Junqueras ya ha asumido 'de facto' tareas de coordinación de los trabajos de organización del referéndum, pero sin que de momento disponga de 'capacidad ejecutiva' sobre el resto de consellers.

Esta capacidad le podría ser conferida antes de agosto si se confirma la intención del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de designar formalmente a un 'coordinador' que concentre todas las competencias relativas a la organización y ejecución del referéndum que e Govern prevé celebrar el 1 de octubre, en lo que sería su fase final tras el parón estival.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-La Guardia Civil acude al Teatro Nacional de Cataluña para pedir información sobre el acto de presentación del referéndum

-Los alcaldes catalanes que cedan datos del censo para el referéndum serán multados con hasta 600.000 euros

OFRECIDO POR NISSAN