NOTICIAS

Crean el primer teléfono móvil que funciona sin baterías

Aunque por ahora no permite mantener largas conversaciones.

13/07/2017 20:18 CEST | Actualizado 20/09/2017 18:19 CEST
Mark Stone/University of Washington

Mientras algunos luchan por mantener su teléfono con vida entre tanto Twitter y tantas redes sociales, en la Universidad de Washington han desarrollado el primer prototipo de teléfono móvil que no necesita baterías para funcionar. Pero tranquilo, porque antes de que te hagas ilusiones, debemos decirte que el modelo únicamente es capaz de realizar llamadas. ¿Te parece poco?

Mark Stone/University of Washington

Sus creadores han eliminado uno de los mayores problemas del consumo eléctrico de los móviles: el proceso de convertir señales analógicas del sonido a digitales para que el terminal las pueda entender. En su lugar, el prototipo se encarga de recibir las pequeñas vibraciones que provoca un pequeño micrófono, para posteriormente pasarlas a señales analógicas y emitirlas por una estación base especialmente diseñada para la ocasión. A la hora de recibir el sonido, el proceso sería al contrario, recibiendo el móvil la señal analógica y convirtiéndola en vibraciones que puedan interpretarse con un altavoz (unos auriculares, por ejemplo).

Pero, algo tendrá que consumir estas operaciones, ¿no? Sí, pero es tan poca la energía que necesita (3,5 microvatios) que puede recibirla directamente a través de emisiones de radio emitidas por estaciones a una distancia máxima de 10 metros. O en su defecto, una pequeña celda solar también será capaz de recuperar la energía suficiente para poner en marcha el equipo.

Aunque el modelo hace uso de estaciones especiales que transmitan y ofrezcan la energía inalámbrica (la conexión puede establecerse a un máximo de 15 metros), sus creadores aseguran que su tecnología puede implantarse fácilmente tanto en las antenas de telefonía actuales como en los routers de cada casa sin ningún problema.

Mark Stone/University of Washington

Pero el proyecto tiene un gran impedimento, y vuelve a ser la energía. Funcionar, funciona, pero en un caso real, la conversación no pasaría de unos pocos segundos. La energía que se necesita para mantener una charla normal no se puede conseguir con los métodos actuales, así que sus creadores siguen trabajando para poder mejorar el prototipo. Otro de los problemas estaría relacionado con la privacidad, ya que la rudimentaria forma en la que se transmiten las señales permitirá interceptar las conversaciones de manera muy fácil, por lo que también se deben de cifrar para evitar problemas.

Este artículo fue publicado originalmente engadget.es

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El sector de las apps en EEUU supera a Hollywood en ingresos

- Los móviles también quieren llamar desde la nube

- Cuando la mensajería dio la puntilla al SMS

- ¿Tus amigos te deben dinero? Que te lo manden por móvil