INTERNACIONAL

Bruselas urge a Polonia a "suspender" su controvertida reforma judicial

La Comisión Europea amenaza con retirarle el derecho de voto por su politización de la justicia.

19/07/2017 20:20 CEST | Actualizado 19/07/2017 20:20 CEST
Agencja Gazeta / Slawomir Kaminski / REUTERS
Jaroslaw Kaczynski, líder del partido Ley (o Derecho) y Justicia, aplaudido en el Parlamento por sus compañeros tras ganar la votación.

La Comisión Europea urgió este miércoles a Polonia a "suspender" su controvertida reforma judicial, advirtiendo de la adopción de medidas si Varsovia sigue adelante con estas leyes que para Bruselas amenazan al "Estado de derecho" en este país de la Unión Europea.

"Las recientes medidas adoptadas por las autoridades polacas sobre el sistema judicial amplifican enormemente la amenaza al Estado de derecho en Polonia", dijo en rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión Frans Timmermans, al término de un debate del ejecutivo comunitario.

Polonia, gobernada por el partido nacionalista conservador Derecho y Justicia (PiS), se encuentra en el punto de mira de Bruselas desde su vuelta al poder en 2015 por su controvertidas políticas, entre ellas su negativa a acoger a los refugiados llegados en plena crisis migratoria.

La reforma de su Tribunal Constitucional en 2016 encarna, sin embargo, su mayor desencuentro, a la que se suma ahora una modificación más global del sistema judicial que Varsovia considera necesaria para luchar contra la corrupción, pero que la oposición asimila a un "preludio de golpe de Estado".

¿SUSPENSIÓN DEL DERECHO A VOTO?

Ese año, la Comisión abrió un procedimiento inédito para defender el Estado de derecho que podría desembocar en la suspensión del derecho a voto de Polonia en el seno de la UE en virtud del "artículo 7 del tratado de la UE", que, según Timmermans, la Comisión "está cerca de activar".

Pese a las respuestas "insuficientes" de Varsovia sobre la reforma del Tribunal Constitucional, Bruselas se ha mostrado reticente a activar este artículo, que para la suspensión de derechos necesitaría la unanimidad del resto del bloque.

Las nuevas leyes parecen haber levantado las reticencias de Bruselas que urgió en un comunicado a Varsovia a "suspender[las]" vista su "profunda preocupación por los claros riesgos para la independencia del poder judicial".

¿EN QUÉ CONSISTE LA REFORMA?

En concreto, el Parlamento polaco, controlado por el PiS, adoptó la semana pasada una reforma del Consejo Nacional de la Magistratura, previendo que los parlamentarios escojan a partir de ahora a sus miembros, y otra que modifica el régimen de los tribunales de derecho común.

Y, el martes, la cámara baja se vio obligada a interrumpir durante la noche un acalorado debate sobre un proyecto de ley para reformar la Corte Suprema, que otorgaría más poder al ministro de Justicia sobre este órgano judicial.

"Llamamos a la lucha, porque una batalla perdida por la Corte Suprema marcará el advenimiento de la arbitrariedad y de la dictadura desenfrenadas del poder actual", indicaron este miércoles los expresidentes Lech Walesa, Aleksander Kwasniewski y Bronsilaw Komorowski.

La oposición centrista y miembros de la sociedad civil dicen temer un debilitamiento de la independencia de los tribunales. Asimismo, miles de personas salieron a las calles domingo y martes para protestar contra esta reforma del partido liderado por Jaroslaw Kaczynski.

El viceministro para Europa de la cancillería polaca, Konrad Szymanski, indicó a medios de su país que "ni el ministro de Justicia ni la mayoría parlamentaria buscan socavar la independencia de los jueces", pero advirtió que defenderán su posición incluso ante la justicia europea.

La Comisión Europea se ha limitado hasta ahora a "enviar un mensaje político fuerte", ya que "las nuevas leyes no entraron todavía oficialmente en vigor", indicó el vicepresidente del ejecutivo comunitario. "No podemos todavía adoptar decisiones formales".

¿QUÉ MÁS PUEDE HACER LA UE?

Además del artículo 7, otra de las medidas que puede lanzar Bruselas son los procedimientos de infracción, que pueden desembocar a largo plazo en duras sanciones económicas a Polonia. La Comisión Europea debatirá sobre ello "la próxima semana", avanzó Timmermans.

Bruselas mantiene abiertos otros procedimientos de infracción contra Varsovia por negarse a acoger refugiados llegados a Italia y Grecia en plena crisis migratoria y por seguir con sus talas en un bosque protegido.

La comisaria europea de Mercado Interior, la polaca Elzbieta Bienkowska, dijo que este clima podría "tener un impacto negativo en las discusiones presupuestarias", en una aparente referencia a la idea de condicionar el acceso a los fondos de cohesión, de los que se beneficia Polonia, al respeto de las decisiones de la UE.

La tensión supera lo político. En marzo, Varsovia se negó en vano a la reelección del polaco Donald Tusk al frente del Consejo Europeo, que reagrupa a los 28, a quien el presidente del PiS considera responsable "moral" de la muerte de su hermano gemelo y entonces presidente Lech Kaczynski en un accidente aéreo en 2010.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría se unen para no aceptar refugiados

- Polonia amenaza con bloquear la cumbre europea si Donald Tusk es reelegido

- "No puedo creer que todavía tenga que protestar por esta puta mierda"

NOTICIA PATROCINADA