TENDENCIAS

Tener un marido atractivo puede ser perjudicial para el matrimonio

Qué injusticia.

27/07/2017 09:07 CEST | Actualizado 27/07/2017 09:08 CEST
Getty Images

Según un estudio de la Universidad Estatal de Florida (Estados Unidos), las mujeres que están casadas con hombres atractivos tienen más probabilidades de hacer ejercicio y ponerse a dieta, independientemente de cuál sea su aspecto físico. Pero no todo es bueno, porque los autores de la investigación llegaron a la conclusión de que también tenían más probabilidades de padecer algún trastorno de la alimentación.

"La investigación revela que el hecho de tener un marido físicamente atractivo puede tener consecuencias negativas para las mujeres, especialmente si estas no son especialmente atractivas", afirma en un comunicado de prensa Tania Reynolds, estudiante de doctorado de la Universidad Estatal de Florida y coautora del estudio, en el que se analizaron 113 casos de parejas estadounidenses recién casadas

Para los hombres, el atractivo de sus mujeres causa muy poco o ningún impacto en su motivación para ponerse a régimen.

"La investigación sugiere que es posible que entren en juego otros factores sociales en cuanto a las mujeres y su propensión a padecer trastornos de la alimentación", confirma Reyolds. "Podría ser útil identificar a las mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar conductas extremas para perder peso, que se asocian a otros trastornos psicológicos, como la depresión, la ansiedad, el abuso de sustancias y la insatisfacción con la vida".

Un matrimonio tiende a ser más satisfactorio cuando la más atractiva de la pareja es la mujer.

Reynolds señala que las mujeres tienden a pensar que sus parejas quieren que estén más delgadas y, como consecuencia de esa reflexión, pueden tomar medidas extremas para conseguir perder peso.

La profesora adjunta de Psicología Andrea Meltzer, que también es coautora del estudio, añade que un matrimonio tiende a ser más satisfactorio cuando la más atractiva de la pareja es la mujer. Este argumento se basa en un estudio realizado en 2012, que revelaba que las mujeres tienden a ser más felices cuando están casadas con un hombre menos atractivo que ellas.

Pero todo esto no implica que una relación esté destinada a fracasar si el hombre es más atractivo que la mujer. Reynolds aconseja a los hombres que apoyen a su pareja, que reafirmen su amor y su atracción por ellas independientemente del peso y del tipo de cuerpo y se centren en las cualidades que no estén relacionadas con el atractivo físico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Las personas muy inteligentes necesitan más soledad y tienen menos sexo

Nueve cosas que los terapeutas matrimoniales perciben al instante en una pareja

Este artículo fue publicado originalmente en la edición canadiense del 'HuffPost' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!