NOTICIAS

Muere otro de los heridos en la explosión del hotel de Tarifa

Se trata de otra mujer, de 32 años y nacida en la zona.

10/08/2017 08:44 CEST | Actualizado 10/08/2017 08:44 CEST
EFE
Los allegados de María de la Luz Morillo, la primera víctima, se concentran ante el tanatorio de Tarifa para protestar por la falta de medios sanitarios y pedir que se esclarezcan las causas de la explosión.

Una mujer de 32 años, que llevaba varios días en estado crítico tras una explosión en un hotel de Tarifa (Cádiz), ha muerto cerca de las 19.00 horas de este miércoles. La joven fallecida había crecido entre Algeciras y Facinas, de donde es natural su padre.

Ya son dos, por tanto, las víctimas mortales de este accidente, provocado por la deflagración de un transformador eléctrico en el hotel 100% Fun de la localidad.

La víctima se encontraba ingresada en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz. Según han informado a Efe fuentes sanitarias, esta trabajadora del hotel, S.O., no había sido trasladada a la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla debido a su delicado estado de salud.

Ya son dos las víctimas mortales de la deflagración de un transformador eléctrico.

En ese hospital sevillano falleció el lunes la primera víctima, María de la Luz Morillo, otra trabajadora del hotel de 33 años que tenía quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Otras seis personas resultaron heridas en la deflagración del transformador de Endesa, que se produjo en la tarde del sábado mientras cenaban ocho empleados, cuatro hombres y cuatro mujeres.

Cinco de los heridos, de edades comprendidas entre los 23 y los 30 años, continúan ingresados en el Hospital Virgen del Rocío. Otra trabajadora fue dada de alta el domingo tras ser atendida en el hospital Punta de Europa de Algeciras.

EL HOTEL ASEGURA QUE EL RESPONSABLE ES ENDESA

La dirección del hotel ha asegurado que no es "responsable del transformador, que da servicio a toda la zona" ni responsable "de la inspección, seguridad y mantenimiento" del mismo. Señala un único responsable: su propietario, Endesa Sevillana.

Los jefes del establecimiento consideran que "una instalación de este tipo tendría que tener algún elemento de alarma que avisara en caso de cualquier anomalía que pudiera producir una tragedia como la que ha acontecido".

El hotel ha apuntado que no es responsable del transformador ni de la inspección, seguridad y mantenimiento del mismo.

El hotel, que mantiene cerrada la cocina y el restaurante y solo está dando los servicios mínimos a sus clientes, espera que las autoridades competentes "comprueben el seguimiento que Endesa hacía a ese transformador y se depuren responsabilidades para aclarar este fatal accidente".

El pasado lunes, Endesa adelantó que los primeros datos obtenidos en la investigación "confirman que la evolución del incidente no se corresponde con la esperable ante un fallo eléctrico" y que fue una "deflagración excepcional y fortuita".

También aseguró que el transformador "se encontraba en normal estado de funcionamiento, a la mitad de su vital útil, con todas las revisiones reglamentarias realizadas y cumpliendo la normativa vigente".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA