POLÍTICA

Podemos rechaza la postura de la CUP de no ir a la manifestación: "Son días para que el rey se implique"

Ramón Espinar critica las relaciones exteriores "con gobiernos que amparan el terrorismo yihadista".

21/08/2017 14:24 CEST | Actualizado 21/08/2017 14:24 CEST
CARLOS PINA

El portavoz de Podemos en el Senado y secretario general de la formación morada en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha dicho este lunes que no tendría "sentido" que el jefe de Estado, el rey Felipe VI, no se implicase tras los atentados, aunque ha criticado las relaciones exteriores "con gobiernos que amparan el terrorismo yihadista".

En una entrevista en RNE, Espinar ha argumentado que, si bien él no es "una persona monárquica" admite que "son días para que el jefe de Estado se implique", a diferencia de lo que opina la CUP, que ha puesto en duda su participación en la manifestación del próximo sábado por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) en el caso de que Felipe VI la encabece.

Sí ha mostrado sus discrepancias hacia algunas políticas respecto a este tema: "No comparto una política exterior que mantiene una retórica muy beligerante con el terrorismo yihadista pero tiene relaciones con gobiernos que lo amparan", ha asegurado.

Sobre el pacto antiyihadista que se ha debatido a lo largo de esta mañana en el Ministerio del Interior, el dirigente de Podemos en Madrid ha dicho que lo que "toca" son "fundamentalmente tres cosas". Entre ellas ha destacado "pensar cuál va a ser la estrategia con la que garantizar la seguridad ciudadana y defensa de la democracia", por encima de un debate sobre la manera de hacerlo y, finalmente, "mandar al mundo un mensaje de unidad".

En este sentido, ha preferido mantener una posición "de prudencia" sobre las decisiones de las fuerzas de seguridad del Estado de mantener el nivel de alerta 4 sobre una escala de 5: "Lo que toca no es valorar el nivel de alerta antiterrorista, es la decisión que se ha tomado y bien tomada está", ha indicado.

RESPALDA A COLAU: LA CULPA ES DE LOS FANÁTICOS

Asimismo ha criticado a quienes tratan de buscar culpables entre los líderes de Barcelona, donde su alcaldesa, Ada Colau, ha recibido duras críticas por no haber colocado bolardos en Las Ramblas: "La lógica de cargar con las culpas sobre lo que ha pasado a alguien que no sea quien lo ha perpetrado es una mala lógica" ha aseverado, añadiendo que "la culpa la tienen" los fanáticos: "No hay más culpa que esa", ha concluido.

Así ha indicado que prevenir un ataque terrorista como el de Barcelona es "muy difícil" y ha subrayado que lo que le "preocupa" es el "brote antimusulmán" que, según él, ha crecido tras los últimos acontecimientos: "Hay que frenarlo haciendo mucha pedagogía", ha afirmado, recordando que "los refugiados vienen huyendo del mismo fanatismo y del mismo horror que nos aterra aquí".

Ante el debate sobre un aumento de la seguridad a riesgo de limitar ciertas libertades, Espinar ha explicado que, a su juicio, "la falta de libertad y la desigualdad" son el "caldo de cultivo" que genera la violencia. De esta forma ha defendido la necesidad de "construir una sociedad" que asuma "sin complejos" la realidad de España: un "país de países" en el que la comunidad musulmana está compuesta por más de dos millones de personas.