NOTICIAS

Forn cree que "ha habido una voluntad política" de ocultar información a los Mossos

"La pregunta es por qué había gente que tenía información sobre el imán y no se informó sobre ello", denuncia el 'conseller' de Interior de la Generalitat.

29/08/2017 10:36 CEST | Actualizado 29/08/2017 10:38 CEST
Marta Pérez / EFE
Joaquim Forn (derecha), y Carles Puigdemont, tras el pleno del Parlament en homenaje a las víctimas de los atentados, el 25 de agosto.

Suma y sigue en la polémica sobre la coordinación policial previa a los atentados de Barcelona y Cambrils. Hoy ha ahondado en el desencuentro entre el Ejecutivo central y la Generalitat Joaquim Forn, el conseller de Interior del Govern, quien en una entrevista en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER ha dicho que dicha falta de coordinación entre los Cuerpos de Seguridad del Estado y los Mossos d'Esquadra "es una evidencia" y responde, a su juicio, a una "voluntad política" y no a posibles errores en la comunicación entre profesionales.

"El imán había sido investigado por la Policía y eso no llegó a los Mossos", ha enfatizado el conseller. "Si nos hubieran facilitado más información hubiéramos actuado de otra manera", ha remarcado, contundente.

Sin embargo, ha restado importancia a la petición de información que hizo la Policía de Bélgica sobre Abdelbaki Es Satty -imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista que cometió los ataques-, un aviso que llegó al cuerpo catalán y no a la Policía Nacional o la Guardia Civil.

"Se responde a lo que se pregunta con la información que tenemos, y es que no hay ningún tipo de sospecha por parte de la Policía sobre esa persona. Sí le respondemos que no está en Barcelona, sino en Ripoll. El email de demanda no dice en ningún momento que la policía belga tiene alguna pista", ha matizado Forn, que ha justificado así que este correo electrónico no activase ninguna alarma que llevara a los Mossos a investigar a quien ha resultado ser un yihadista con contactos, viajes sospechosos y gran capacidad para convencer a jóvenes de entornos normalizados. Forn insiste: se pedía información a través de esa comunicación, no era un aviso de persona peligrosa.

(Puedes seguir leyendo tras el audio...).

ANTE EL REFERÉNDUM

El conseller de Interior en Cataluña, máximo responsable por tanto de los Mossos, también ha asegurado en la misma entrevista que sus agentes "trabajarán para que la gente pueda votar en libertad y con seguridad" en el referéndum del 1 de octubre, y ha evitado responder qué pasará si alguno de ellos se niega a participar en el dispositivo de seguridad de una convocatoria que, previsiblemente, será declarada ilegal. "No existirá esa posibilidad porque se hará con plena legalidad", ha insistido Forn.

Sobre la Ley de Transitoriedad Jurídica que los independentistas han presentado este lunes, la hoja de ruta legal ante una supuesta independencia, ha asegurado que "es una ley de integración" y que responde a que en Cataluña ven "amenazada su subsistencia". No ha querido aclarar en qué momento se va a tramitar ni de qué manera, si a través de un decreto ley, porque según él lo desconoce. Son lagunas que los grupos que apoyaron el texto (JxSí y la CUP) no han aclarado por el momento.

Joaquim Forn ha pedido, además, al gobierno "que reflexione sobre lo que está pasando en Cataluña" a la vista de las pitadas que tanto el presidente del Gobierno como el rey Felipe recibieron en la manifestación del sábado contra el terrorismo; "el caldo de cultivo" que algunos medios contribuyeron a crear el día después de los atentados "produce este tipo de reacciones", ha concluido.

Atentados en Cataluña: los escenarios

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trapero denuncia que la información policial europea no fluye de Madrid a Cataluña

- Zoido admite errores en la detección de los yihadistas: "Ha podido faltar algún control"

- El Govern asegura que se compartió toda la información entre Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional

- Puigdemont acusa a Rajoy de "hacer política con la seguridad"

- Se acabó la tregua: fin a la 'paz política' tras los atentados de Barcelona