NOTICIAS

Las reservas de agua se encuentran al 42,9% de su capacidad, un 15% menos que en 2016

Los expertos advierten que, si 2018 también es seco, entraremos en una "situación preocupante".

30/08/2017 09:14 CEST | Actualizado 30/08/2017 09:14 CEST
EFE
Estado Del embalse de Belesar (Galicia).

Las reservas de agua española continúan bajando pese a las lluvias de los últimos días y se sitúan en el 42,9% de su capacidad, con 23.985 hectómetros cúbicos de agua. El año pasado, por estas fechas, los embalses españoles estaban al 57,8%, con 32.351 hectómetros cúbicos.

El valor medio nacional de los últimos diez años son 32.282 hectómetros cúbicos. Así pues, se compare con lo que se compare, 2017 presenta una sequía importante debido a las escasas precipitaciones.

La cuenca más afectada es la del Segura, que baja hasta el 17,2% de su capacidad con 196 hectómetros cúbicos de los 1.141 que puede albergar. Es la única demarcación que se encuentra en nivel de "emergencia" de manera global, según los indicadores de los Planes de Sequía.

La cuenca más afectada es la del Segura, que baja hasta el 17,2% de su capacidad.

Le sigue la cuenca del Júcar, al 28,2%, con 940 hectómetros cúbicos; la del Duero, al 35,6%, con 2.673; el Guadalquivir, al 35,9% y con 2.921; la Cuenca Mediterránea Andaluza, al 37,9% (445); el Tajo, al 42,5% (4.681); Guadalete-Barbate, al 42,9% (709); el Guadiana, al 47,9% (4.433); y la del Ebro al 49,9% (3.748).

Por encima del 50% se mantienen las cuencas del Cantábrico Occidental (79,8%); Tinto, Odiel y Piedras (72,1%); el Cantábrico Oriental se encuentra al 69,9%; las Cuencas internas de Cataluña (63,8%); las del País Vasco (61,9%); Galicia Costa (59,9%); y Miño-Sil (57,5%).

Los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo y que abastecen agua al Levante a través del Acueducto Tajo-Segura, están en su mínimo histórico, al 13% de su capacidad, y el agua embalsada no llega al mínimo trasvasable.

UN TOTAL DE 37 ÁREAS ESPAÑOLAS EN SITUACIÓN DE "EMERGENCIA"

La sequía hidrológica ha provocado que un total de 37 áreas de España estén en situación "emergencia" por la escasez de agua, el nivel más grave de acuerdo con los indicadores de los Planes de Sequía, según el informe mensual que publica el MAPAMA correspondiente al mes de julio.

Estas áreas forman parte de las cerca de 150 zonas o sistemas de explotación en que se dividen las ocho Confederaciones Hidrográficas de España. Las zonas corresponden a las demarcaciones del Miño-Sil, el Cantábrico Occidental, el Duero, el Tajo, el Guadalquivir, el Ebro y la totalidad de la cuenca del Segura.

Los embalses que abastecen al Levante están en su mínimo histórico.

En declaraciones a Europa Press, la Fundación Nueva Cultura del Agua ha explicado que estos sistemas de explotación son áreas con "identidad propia", ya que sus recursos pueden abastecer a estas áreas.

"Lo que pedimos desde muchos sectores es que los balances hidrológicos se hagan sobre los sistemas de explotación y no de forma global, para poder identificar los problemas en áreas concretas", han señalado.

SI 2018 VUELVE A SER SECO, "ENTRAREMOS EN UNA SITUACIÓN PREOCUPANTE"

El catedrático de la Universidad de Sevilla e integrante del Patronato de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Leandro del Moral, ha señalado que las lluvias de estos días en la Península "no solucionan el déficit de los embalses", aunque "vendrán bien" a los bosques y cultivos de secano.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Del Moral ha hecho hincapié en que las precipitaciones "no sirven" para solucionar la sequía, y que "deberían prolongarse en los próximos meses para que se notara".

2017 es el segundo año consecutivo con precipitaciones por debajo de la media.

Del Moral ha indicado que 2017 es "el segundo año consecutivo con precipitaciones por debajo de la media". "Si comenzáramos en octubre —cuando comienza el siguiente año hidrológico—, un tercer año de lluvias por debajo de la media, entraremos en una situación de sequía preocupante", ha explicado.

El catedrático ha señalado que "es habitual" que los embalses del Júcar y Segura estén en declaración de sequía —una situación que se prolonga desde el año 2015—, pero que la del Duero, que también está así desde julio, "es algo excepcional, consecuencia de la escasez de lluvias del invierno pasado".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR