INTERNACIONAL

La ONU aprueba las sanciones más duras contra Corea del Norte hasta ahora

Limita sus importaciones de petróleo y prohíbe sus exportaciones textiles.

12/09/2017 09:47 CEST | Actualizado 12/09/2017 13:49 CEST

La ONU ha dado un paso más para intentar ahogar económicamente a Corea del Norte por su programa nuclear: ha aprobado nuevas sanciones que limitan sus importaciones de petróleo y derivados y prohíben sus exportaciones de textiles, las medidas más duras hasta ahora contra el régimen.

"No estamos buscando la guerra. Corea del Norte no ha pasado el punto de no retorno. Si acepta parar su programa nuclear puede reclamar su propio futuro", ha asegurado la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, impulsora de la resolución aprobada.

Las sanciones son menos drásticas de lo que inicialmente buscaba Washington y han sido aprobadas por unanimidad por los 15 integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU. EEUU pedía la prohibición de que los países de la ONU vendieran a Corea del Norte gas, crudo y productos petroleros refinados.

Rusia y China, que tienen derecho a veto sobre las resoluciones del Consejo de Seguridad, habían expresado su oposición a algunos de los puntos, por lo que se abrió una ronda de negociaciones. El texto final establece la prohibición de que se pueda exportar a Corea del Norte gas natural o licuado.

Asimismo, prohíbe vender al régimen de Pyongyang productos petroleros refinados que excedan el medio millón de barriles, desde el 1 de octubre y durante tres meses, y de 2 millones de barriles a partir del 1 de enero de 2018, durante 12 meses. También determina que se congelen las cantidades de petróleo que se venden al régimen para que no excedan los montos entregados durante los últimos doce meses.

COREA DEL NORTE RECIBIRÁ UN 55% MENOS DE CRUDO

De acuerdo con datos de EEUU, el país que más ha impulsado estas medidas, la medida recorta en un 55% los productos petroleros que llegan a Corea del Norte. El régimen importa gasolina y diésel sobre todo de China, vitales para garantizar el funcionamiento de los sectores agrícola, militar y de transporte.

Pekín —el aliado más importante de Pyongyang— se ha negado a avalar al embargo total petrolero que proponía Washington, al temer que haría añicos la economía norcoreana.

El embajador de China ante Naciones Unidas, Liu Jieyi, ha reclamado a Corea del Norte que "se tome en serio las expectativas y la voluntad de la comunidad internacional" y ponga fin a sus programas nuclear y balístico, y ha solicitado a todas las partes que mantengan "la cabeza fría" y no azucen las tensiones

El embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, ha recalcado que Moscú "no reconocerá las reclamaciones de Corea del Norte para obtener el estatus de potencia nuclear", pero defiende la vía diplomática frente a la del castigo.

Por otra parte, la resolución establece que Corea del Norte no podrá vender fuera del país sus productos textiles, una industria que, según datos de EEUU, genera unos 760 millones de dólares al año y es una de las principales fuentes de divisas del régimen de Kim Jong-un.

COREA DEL NORTE PIERDE ASÍ EL 90% DE SUS VENTAS AL EXTERIOR

Junto con sanciones anteriores que fijaron un embargo de las exportaciones de carbón, hierro, pescados y mariscos, con las medidas anunciadas ahora Corea del Norte pierde 2.700 millones de dólares o el 90% de sus ventas al exterior, de acuerdo con cifras de 2016 calculadas por EEUU.

Las sanciones se extienden también a los norcoreanos empleados fuera del país, que no recibirán permisos de trabajo, lo que les impedirá enviar remesas de sus ingresos a su país de origen. Esa medida, según Estados Unidos, afecta a cerca de 93.000 emigrantes norcoreanos.

La resolución prohíbe las empresas conjuntas, la inversión extranjera y la cooperación para el desarrollo tecnológico, y congela los bienes de un dirigente del régimen, Pak Yong sik, y de tres oficinas gubernamentales.

El texto habilita a inspeccionar embarcaciones sospechosas de transportar a Corea del Norte cargas afectadas por las sanciones, aunque con la autorización del país bajo cuya bandera estén registrados. El proyecto de resolución inicial permitía examinarlos por la fuerza.

MEDIDA "SÓLIDA Y EQUILIBRADA"

Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Italia, entre otros países, coincidieron en que la nueva resolución es "muy sólida, equilibrada" y manifiesta la "unidad y determinación" de la institución internacional para abordar el problema.

"Supone una advertencia seria para el régimen norcoreano de que sus temerarias provocaciones sólo harán que se profundice su aislamiento económico y la presión diplomática", ha apuntado el Gobierno de Corea del Sur, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

En un comunicado, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha destacado que las sanciones "elevan la presión hasta un nivel sin precedentes", y ha prometido mantener su principio de "diálogo y presión".

La ONU quiere presionar así a Corea del Norte para que negocie su programa de armamento, que considera amenaza la estabilidad mundial. El régimen de Kim ha avisado que no aceptará ningún castigo por sus programas. Alega que son vitales para garantizar su seguridad ante la amenaza que de EEUU.

Haley ha destacado que las de hoy son las medidas más drásticas que se aprueban hasta ahora contra Pyongyang. "No aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares. Si el régimen de Corea del Norte no para su programa nuclear, nosotros actuaremos para hacerlo", afirmó la embajadora.

El pasado 3 de septiembre Corea del Norte hizo estallar una bomba nuclear subterránea que dijo que era de hidrógeno. Según los expertos, esa detonación fue la más poderosa desde que el régimen de Pyongyang comenzó sus ensayos nucleares, en 2006.