INTERNACIONAL

'The New Yorker' revela la que iba a ser su portada si Hillary Clinton hubiera ganado las elecciones en EEUU

Da una "cosilla" verla...

14/09/2017 16:55 CEST | Actualizado 14/09/2017 16:55 CEST

La derrota de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016 dejó a buena parte del mundo sin palabras. No solo supuso un duro golpe para la ex candidata demócrata, sino también para cientos de estadounidenses que siguen preguntándose cómo serían las cosas si fuera ella la inquilina de la Casa Blanca.

Obviamente analizar qué clase de presidenta sería ahora misma, la revista The New Yorker ha querido mostrar, como adelanto de su próxima publicación, qué tenía pensado para la victoria de Clinton.

"The First" se llama el trabajo creado por la artista Malika Favre, titulo con el que se refiere a la primera mujer ocupar el cargo de presidenta de EEUU. En ella se ve la silueta de Clinton en la Oficina Oval mirando a través de la ventana del despacho una luna llena y con colores que representan la bandera de Estados Unidos.

Este adelanto de The New Yorker llega en un momento en el que la ex secretaria de Estado ha vuelto a la primera línea de la actualidad de la mano de su libro "What Happened" (Lo que sucedió). En las 512 páginas que tiene la publicación, Clinton se desahoga y hace una autocrítica sobre su derrota. No sólo eso. va más allá y carga contra el ex director del FBI, James Comey; el presidente ruso, Vladimir Putin; su ex rival en las primarias demócratas, Bernie Sanders; y deja caer alguna que otra critica al expresidente Barack Obama.

La portada que sí vio la luz después de aquel histórico 8 de noviembre fue la creada por Bob Staake y llamada "The Wall", en referencia al sentimiento que surgió en los editores de la revista al conocer los resultados y por la promesa de campaña del entonces candidato de construir un muro fronterizo entre el territorio estadounidense y mexicano. "Cuando recibimos los resultados de las elecciones, sentimos como si nos hubieran golpeado contra una pared de ladrillos, con muchísima fuerza", explican desde The New Yorker.

THE NEW YORKER
La portada publicada tras la victoria de Donald Trump en EEUU