POLÍTICA

Puigdemont: "El Estado español ha aplicado de facto un estado de excepción"

"El Gobierno de Cataluña ha sido víctima de una agresión coordinada por las fuerzas policiales", ha asegurado el presidente de la Generalitat.

20/09/2017 12:49 CEST | Actualizado 20/09/2017 13:03 CEST
AFP

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha comparecido tras lo acontecido esta mañana, cuando la Guardia Civil ha registrado varias sedes del Gobierno catalán, deteniendo a 14 personas. Entre ellas, el número dos de Junqueras. "El Gobierno de Cataluña ha sido víctima de una agresión coordinada por las fuerzas policiales" para impedir a los catalanes que se puedan expresar con libertad y paz el 1-O", ha asegurado.

"Esta acción está fuera de todo amparo legal", ha afirmado Puigdemont sobre los registros de la Guardia Civil. "En el día de hoy el Estado español ha aplicado de facto un estado de excepción. Las libertades se están suspendiendo. Los alcaldes están citados a declarar sin haber cometido delito, solo como medida de intimidación", ha añadido durante una declaración institucional junto a su Govern en el Palau de la Generalitat, tras reunir a 10.30 horas a su Govern de manera extraordinaria por los registros y detenciones.

Así, se ha dirigido a los ciudadanos rechazando la actuación del "Estado español" y dando "todo el apoyo y amparo político" a los miembros del Gobierno que han sido detenidos. También ha considerado que "el Gobierno español ha sobrepasado la línea roja que lo separaba de los Gobiernos autoritarios y represivos".

"Los ciudadanos estamos convocados el 1-O y tenemos que dar una respuesta masiva y cívica. Nos tenemos que preparar para defender la democracia con la respuesta ciudadana y la actitud pacífica que nos ha caracterizado en este proceso", ha asegurado. "No daremos un paso atrás", ha aseverado.

Ha llamado a adoptar una posición de "firmeza", dando una "respuesta democrática" a este "autoritarismo" y ha asegurado su apoyo a todo aquél que crea en este proceso.

Movilizaciones en Barcelona contra los registros de la Guardia Civil