POLÍTICA

Romeva, en Bruselas: "Si gana el 'sí', declararemos la independencia en 48 horas"

La Generalitat convoca a los corresponsales comunitarios y asegura que todo está bajo control

28/09/2017 15:09 CEST | Actualizado 28/09/2017 19:31 CEST
REUTERS
Romeva en Bruselas

La maquinaria de comunicación de la Generalitat está engrasada para su gran pulso del domingo. Tres días antes del referéndum catalán, el responsable de exteriores del gobierno catalán, Raül Romeva, ha celebrado una rueda de prensa en Bruselas con los principales medios de comunicación europeos. El líder independentista ha asegurado que tienen la situación bajo control, que la logística de la votación no será un problema y que "si gana el sí, declararemos la independencia en 48 horas".

Mientras las embajadas españolas guardan silencio y mantienen un bajísimo perfil –para no dar legitimidad alguna a este proceso–, la Generalitat quema sus últimos cartuchos en el exterior antes del 1-O. El riesgo de la estrategia del Gobierno español, armada bajo la premisa de que la ilegalidad habla por sí sola en una democracia, es evidente: que la opinión pública en el exterior termine asimilando la versión que Romeva ha contado hoy en Bruselas.

Preguntado por medios como Le Soir, Euronews, The Wall Street Journal o Associated Press, el responsable del Govern se ha expresado con claridad en inglés y francés mientras el delegado de la Generalitat en Bruselas, Amadeu Altafaj -antiguo portavoz de economía de la Comisión-, daba por su nombre la palabra a los corresponsales.

Romeva ha explicado con semblante serio que si el domingo vence el 'no' a la independencia, su gobierno dimtirá en bloque y convocarán elecciones. Si gana el 'sí', ha dicho claramente lo que otros miembros de su gobierno no reconocen: que declararán la independencia tras 48 horas.

REUTERS

"LA VIOLENCIA NO ESTÁ EN EL ADN CATALÁN"

Preguntado insistentemente por la violencia que se puede desatar en las calles en los próximos días, Romeva ha apelado a la genética catalana. "En los últimos años se han producido muchas movilizaciones en Cataluña y nunca se ha producido un solo episodio de violencia. La violencia no está en el ADN catalán". Poco después ha explicado que "no hay un solo país en el mundo más europeísta que Cataluña".

Romeva ha ido de menos a más en una rueda de prensa que ha durado una hora. A pesar de que su agenda oficial no incluye ningún encuentro con autoridades europeas – a día de hoy ningún responsable del Govern lo ha tenido –el responsable de exteriores de la Generalitat ha dicho que están en contacto.

La credibilidad de la UE está en juego en Cataluña, según Romeva, y ha pedido a la Comisión Europea que intervenga ante "la violación de derechos civiles que se está produciendo en Cataluña". Preguntado por las consecuencias de la independencia y la salida automática de la UE –una realidad repetida por el presidente de la Comisión Europea, sus portavoces y el Presidente del Parlamento Europeo– Romeva ha apelado a su experiencia como europarlamentario, según la cual, "la UE es siempre muy pragmática y se adapta a los cambios".

la UE es siempre muy pragmática y se adapta a los cambios

Sin nombrar ni un solo organismo internacional ni Gobierno que esté dando apoyo a este referéndum, el responsable de la Generalitat ha asegurado que cuentan con un "respaldo internacional sin precedentes". En una vuelta de tuerca más a una realidad internacional poco amable con el independentismo catalán, Romeva ha asegurado que ellos no han vulnerado la Constitución y que es el gobierno español el que la está vulnerando al estar aplicando de facto el artículo 155.

Un periodista de un medio estonio ha sugerido que podrían haber hecho las cosas mejor y ha preguntado a Romeva por las aparentes prisas de su movimiento. Otro periodista belga ha preguntado si esperan ser recibidos con los brazos abiertos en la UE actuando precisamente contra el Estado de Derecho, uno de sus pilares. Una periodista de la BBC se ha marchado enfadada porque no le han dado la palabra.

Mientras el gobierno español sigue guardando un perfil bajo, la ofensiva de la Generalitat con los medios en el exterior ha contado también hoy con la voz de Ada Colau. En un artículo publicado en The Guardian, la alcaldesa de Barcelona pide a Europa que intervenga para "proteger los derechos y las libertades de los catalanes".