INTERNACIONAL

Mensaje claro de Bruselas a Gobierno y Generalitat: "Es la hora de hablar"

Lamenta las imágenes del domingo, recuerda que el referéndum es "ilegal" y llama a una solución dialogada.

04/10/2017 17:23 CEST | Actualizado 04/10/2017 17:23 CEST
EFE
Eurodiputados posan con una bandera estelada durante el debate en el Parlamento Europeo.

Este lunes en el Parlamento Europeo ha habido rosas y esteladas. Su presencia ha encantado a algunos, incomodado a otros, pero ahí han estado. Con ellas quedaba más que anunciado, si es que había alguna duda, el tema que se iba a debatir: el desafío catalán. La tensión máxima vivida el 1-O ha dado la vuelta al mundo y la Eurocámara se ha pronunciado. El mensaje ha sido casi unánime: la represión del domingo no puede repetirse, pero lo que hace falta es diálogo, mucho diálogo, pero dentro del marco constitucional.

El debate, que a ratos ha subido de tono, ha dejado numerosas críticas a la deriva independentista de la Generalitat de Carles Puigdemont, pero también alguna a la gestión de la crisis por parte del Gobierno de Mariano Rajoy y, en concreto, a la actuación policial del 1-O.

"Olvidemos el enfrentamiento y apostemos por el diálogo para resolver este conflicto", ha pedido el vicepresidente de la Unión Europea, Frans Timmermans, en el inicio del debate celebrado en formato breve, sin participación de eurodiputados españoles ni resolución final, bajo el enunciado "Estado de Derecho, Constitución y Derechos Fundamentales en España, a la vista de los acontecimientos en Cataluña".

SE EXCLUYE LA MEDIACIÓN EUROPEA

Timmermans ha recalcado que solo les corresponde a los 46 millones de españoles decidir su futuro, excluyendo así cualquier papel de mediador de las instituciones europeas, y ha defendido que hay que respetar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales, y que no puede faltar ninguno de los elementos.

En este sentido, ha subrayado que el referéndum fue ilegal y que la Generalitat de Cataluña no respetó la ley al convocarlo. Pero, al mismo tiempo, ha señalado que "eso no quita que hemos visto imágenes terribles" y que "todos los Gobiernos deben respetar la supremacía del Derecho, y eso exige a veces el uso proporcional de la fuerza".

Todos los Gobiernos deben respetar la supremacía del Derecho, y eso exige a veces el uso proporcional de la fuerza"

Timmermans ha destacado que aunque la libertad de expresión es fundamental para todos los ciudadanos, "una opinión no es más valiosa que otra porque se manifieste más alto, gritando más", por lo que ha insistido en apelar a "el poder del diálogo, de que unos hablen con otros, aunque no estén de acuerdo".

El líder del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, también ha pedido un diálogo "dentro de España" y "dentro de la ley española" respecto a la situación en Cataluña, aunque ha rechazado la mediación de la Unión Europea: "Este conflicto solo lo pueden solucionar los españoles entre ellos".

Este conflicto solo lo pueden solucionar los españoles entre ellos

Weber, que ha comenzado su discurso expresando su pesar "por aquellos que resultaron heridos" en los enfrentamientos con la policía con motivo del referéndum ilegal del pasado domingo, ha defendido el respeto a la legalidad, subrayando también que el 1-O "fue invalido" y aprobado "sin base a la Constitución".

"Defendemos el derecho a manifestación. Que no haya duda. Para una democracia, es indispensable. Pero al mismo tiempo, las manifestaciones no pueden reemplazar un proceso democrático de decisión", ha argumentado, reiterando que "un diálogo pacífico es necesario en España".

Por su parte, el líder socialista, Gianni Pittella, ha advertido a la Generalitat de Cataluña de que una declaración unilateral de independencia sería una "provocación adicional" y añadiría "gasolina al fuego", al tiempo que pedía poner en marcha un diálogo: "La reunificación es razón de ser de la Unión Europea, por eso nacimos".

Pittella ha criticado que el "plebiscito unilateral" del 1-O se organizó "violando la Constitución y el Estado de Derecho" y recordó que el Gobierno regional representa a menos del 50 % de la población de Cataluña. "La Constitución se puede cambiar con los instrumentos adecuados y no despreciando las normas comunes", ha señalado Pittella.

CRÍTICAS A LAS CARGAS

Con todo, el político socialista italiano se ha dirigido también a Mariano Rajoy y ha dejado caer que su gestión de la crisis "debería haber sido diferente", ya que "los catalanes aportaban propuestas serias". Y ha remarcado: "Ningún demócrata puede alegrarse de las imágenes de las cargas del domingo pasado".

Ningún demócrata puede alegrarse de las imágenes de las cargas del domingo pasado

El portavoz de los Liberales y Demócratas por Europa, el belga Guy Verhofstadt, ha reconocido la trayectoria democrática de España, pero también ha reprochado lo que ha calificado de violencia policial. "Además de ley, necesitas escuchar", ha comentado, en una nueva apelación al diálogo.

El grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea ha ahondado en las críticas a Rajoy y, frente a la postura del resto de grupos, si ha reclamado a la Comisión Europea que proponga sus "buenos oficios" para relanzar el diálogo ante el riesgo de que la violencia "degenere" por "acciones unilaterales de unos u otros".

Su portavoz, la alemana Ska Keller, ha denunciado, en este sentido, que "la estrategia de Rajoy ha fracasado", señalando que "la represión policial ha conducido a una escalada".

Esta idea ha sido también la esgrimida por Patrick le Hyaric, portavoz de Izquierda Unitaria Europea, que también ha pedido la mediación europea y ha llegado a acusar al Gobierno español de practicar "represión policial y violar derechos fundamentales".

ESPACIO ECO