INTERNACIONAL

La ONU incluye en su lista negra a todas las partes de la guerra en Yemen por los ataques contra niños

Arabia Saudí es la que más daño ha causado: sólo en 2016, 683 niños murieron en 38 "incidentes verificados y ataques" suyos contra colegios y hospitales.

06/10/2017 10:22 CEST | Actualizado 06/10/2017 10:22 CEST
Khaled Abdullah / REUTERS
Un grupo de enfermeras atiende a un niño sospechoso de sufrir cólera, en un centro médico de Sanaa, Yemen, el pasado mayo.

Naciones Unidas ha incluido en su lista negra a todas las partes implicadas en la guerra civil que se libra desde hace más de dos años en Yemen por sus ataques contra niños y ha señalado específicamente a la coalición internacional que lidera Arabia Saudí por el gran número de víctimas infantiles que han causado sus acciones militares.

Esta lista negra está en el anexo del informe anual elaborado por la relatora de la ONU para niños y conflictos armados, Victoria Gamba, que depende de la Secretaría General y ha sido entregado este jueves al Consejo de Seguridad, donde se prevé que las discusiones empiecen el 31 de octubre.

El informe subraya la responsabilidad de la coalición internacional en este asunto. Solo en 2016, 683 niños murieron en 38 "incidentes verificados y ataques" suyos contra colegios y hospitales, de acuerdo con la ONU. Sin embargo, al mismo tiempo, valora las medidas que la alianza árabe ha adoptado para prevenir nuevas víctimas.

En la lista negra también aparecen las fuerzas del Ejecutivo de Abdo Rabbu Mansur Hadi, milicias pro gubernamentales, los rebeldes hutíes y Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA). La coalición internacional combate junto al Gobierno de Hadi contra los rebeldes hutíes, apoyados por Irán. La guerra ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes en el que ya era el país más pobre de la región antes de que comenzara.

SEGUNDO AÑO

El grupo de países que dirige Riad ya fue incluido en el informe del año pasado pero finalmente fue retirado por orden del entonces secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, tras la presión ejercida por Arabia Saudí, que amenazó con reducir su aportación económica a Naciones Unidas, según fuentes consultadas por Reuters.

En un intento por rebajar la polémica, este año la lista negra ha quedado dividida en dos categorías. Una incluye a las partes que, pese a ser responsables de ataques contra niños, han tomado medidas para evitarlos, como Arabia Saudí, y otra para las demás.

El informe no implica acciones directas de la organización internacional contra quienes figuran en la 'lista negra', sino que se limita a señalar a los responsables de violaciones de los Derechos Humanos.

Aunque esta vez el embajador de Arabia Saudí en Naciones Unidas, Abdalá al Mouallimi, ha rehusado hacer comentarios, el pasado mes de agosto, interrogado por esta misma cuestión, dijo que "no hay justificación" para incluir a la coalición en la lista negra de la ONU.

Las víctimas de los bombardeos saudíes en Yemen

ESPACIO ECO