TENDENCIAS

La actriz Asia Argento acusa a Harvey Weinstein de violación

Un reportaje de investigación, esta vez de 'The New Yorker', habla de la "complicidad" de parte de la industria del cine con los abusos del productor.

10/10/2017 19:13 CEST | Actualizado 16/10/2017 16:47 CEST
Steve Crisp / Reuters
Harvey Weinstein en una conferencia en Abu Dabi, el 15 de octubre de 2007.

Se abre un nuevo y gravísimo capítulo del escándalo que salpica al productor cinematográfico Harvey Weinstein, hasta ahora uno de los hombres más poderosos —si no el que más— de la industria del cine en Estados Unidos. Tras un reportaje de The New York Times en el que diversas voces de Hollywood como Ashley Judd y Rose McGowan (y otras muchas anónimas) acusaban al magnate de abusos sexuales, y tras las declaraciones de acoso de Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie, ahora es The New Yorker quien da nuevas informaciones al respecto gracias a una investigación que ha llevado a cabo durante 10 meses.

Así, esta revista ha consultado a varias mujeres que han acusado a Weinstein de abusos e incluso de violaciones. "De insinuaciones agresivas a ataques sexuales: quienes acusan a Harvey Weinstein cuentan su historia", se titula el larguísimo reportaje de la publicación, en el que cita a tres mujeres, entre ellas una antigua aspirante a intérprete llamada Lucia Evans y a la actriz y directora de origen italiano Asia Argento. La propia Argento ha dado voz al reportaje desde sus redes sociales, confirmándose así como fuente del mismo.

En el mismo, otras cuatro actrices —entre ellas Mira Sorvino y Rosanna Arquette— explican que "sospechan que, tras haber rechazado las intentonas de Weinstein o tras haberse quejado sobre su actitud a los representantes de la empresa, Weinstein las sacó de proyectos o disuadió a otros de que las contrataran". "Me puso las cosas difíciles durante años", ha explicado Arquette, que cuenta que, tras una cena en un hotel en los años noventa, "Weinstein le abrió la puerta de la habitación vestido con un albornoz blanco y diciendo que le dolía el cuello y que necesitaba un masaje". Basándose en esa historia, la actriz Asia Argento dirigió una escena que la recreaba.

Así lo cuenta Ronan Farrow, el autor del reportaje, que asegura que la "historia es muy compleja y aún queda mucho por saber y comprender". Asegura que "durante una investigación de 10 meses, 13 mujeres me contaron que entre los años noventa y 2015, Weinstein las acosó o abusó de ellas, en unas alegaciones que corroboran y se solapan con las revelaciones de The New York Times, y que incluyen incluso afirmaciones más serias.

"Poca gente podía hablar, mucha menos permitir a un reportero usar sus nombres, y Weinstein y sus socios han usado acuerdos de confidencialidad, sobornos y amenazas legales para contener esta miríada de amenazas. Asia Argento [...] me contó que no ha querido hablar hasta ahora: Weinstein, me contó, la forzó a tener sexo oral con ella, porque temía que la "aplastara". "Sé que ha aplastado a mucha más gente antes", cuenta Argento, "y ese es el motivo por el que mi historia —en mi caso fue hace 20 años, otras serán incluso anteriores— nunca ha salido a la luz".

[...] Tres mujeres, entre ellas Argento y una antigua aspirante a actriz llamada Lucia Evans, me contaron que Weinstein las violó, en alegaciones que incluyen dar o recibir sexo oral por la fuerza y sexo vaginal por la fuerza. Cuatro mujeres dijeron que sufrieron tocamientos indeseados que se pueden considerar un ataque.

Según el autor, 16 personas que trabajan o han trabajado con el acusado le contaron que "han sido testigos o han tenido conocimiento de avances sexuales o tocamientos indeseados en eventos asociados con películas de Weinstein o en su lugar de trabajo". Según Farrow, el autor, los empleados hablan de una "cultura de la complicidad" y explica que mucha gente de sus empresas estaban "completamente enterados" de su comportamiento, pero preferían "la complicidad o mirar a otro lado".

El reportaje incluye un audio grabado por el Departamento de Policía de Nueva York en 2015 y que se ha hecho público ahora. En él, Weinstein admite "haber toqueteado a una modelo italiano-filipina llamada Ambra Battilana Gutierrez, describiendo su comportamiento como algo que 'solía hacer", cuenta la publicación, que afirma que cuatro de las mujeres que el autor entrevistó aseguraron que el productor "se mostró desnudo o se masturbó frente a ellas".

Todos los famosos que han hablado sobre Harvey Weinstein

You never said you loved me But I could see it in your smile.. Ph by @dix_perez #smile #eyes #shy #love #AmbraBGutierrez

Una publicación compartida de Ambra Battilana Gutierrez ♉️♏️ (@ambrabgutierrez) el

Tras el caso de la modelo en 2015, la credibilidad de Gutierrez fue "discutida" en algunos tabloides. "En la conversación grabada con Gutierrez", afirma Farrow, "Weinstein le pide que se una a él 'durante cinco minutos', y le advierte: 'No arruines tu amistad conmigo por cinco minutos".