POLÍTICA

Macron rechaza cualquier mediación de Francia o la UE ante el conflicto catalán

"Yo no soy mediador, ese no es mi papel. Tampoco el de Europa", ha afirmado el presidente francés.

10/10/2017 17:53 CEST | Actualizado 10/10/2017 17:58 CEST

El presidente francés Emmanuel Macron, ha subrayado que ni Francia ni la Unión Europea (UE) deben mediar en el conflicto catalán al subrayar que se trata de un asunto interno de España.

Macron ha hecho estas declaraciones al intervenir en un coloquio organizado por el Instituto Franco-alemán de la Universidad de Fráncfort (oeste de Alemania), en el que ha subrayado asimismo que la Generalitat no se ha atenido a la ley.

El presidente de Francia ha insistido, al ser preguntado por la petición del Gobierno regional catalán de una mediación, que la cuestión es un "asunto interno" de España y que otros países no deben entrometerse. "Yo no soy mediador, ese no es mi papel. Tampoco el de Europa", ha afirmado el presidente francés.

"Si intervenimos, damos la razón a aquellos que no respetan el Estado de derecho", añadió para advertir también de que si la UE actúa, reconocería de algún modo en un plano de igualdad al presidente regional catalán, Carles Puigdemont, y al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, algo que -ha subrayado- no es conforme con las instituciones.

Macron ha recordado que el socio "legitimado" dentro del Consejo Europeo es España y ha subrayado que los españoles eligieron democráticamente al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y no a políticos dispuestos a consagrar la independencia de Cataluña.

Macron ha indicado asimismo que un mediador debe "escuchar a las dos partes, ver lo que tienen que decir, algo que él, como "jefe de Estado" de un país vecino, no puede hacer.

El presidente de Francia, que ha calificado a los nacionalismos de "movimientos arrogantes", ha advertido además de que, si se desde el exterior se atienden las demandas del Gobierno regional catalán, podría pasar que acto seguido otra región en otro país europeo reclame la independencia.

Macron ha declinado comentar sobre responsabilidades respecto a cómo se ha llegado a la actual situación de fractura, aunque se refirió a ciertos "miedos" por "motivos económicos".