POLÍTICA

¿Qué está pasando en Murcia? ¿Qué es 'el muro'? Seis claves para entender la situación

La localidad lleva cerca de un mes de protestas diarias con decenas de miles de personas en las calles.

10/10/2017 07:08 CEST | Actualizado 10/10/2017 07:39 CEST
EFE

Murcia está en pie de guerra desde hace semanas. A la sombra del problema en Cataluña, decenas de miles de vecinos de la ciudad -50.000 en una de las últimas manifestaciones- salen a las calles cada día desde el 12 de septiembre para protestar por la próxima llegada del AVE en superficie.

La tensión social crece y crece cada día hasta el punto de que ya ha habido varios detenidos, heridos y cargas policiales. Se ha paralizado hasta la circulación ferroviaria. El enfrentamiento de los vecinos contra las Administraciones locales, autonómicas y nacionales, todas ellas del PP, no deja de crecer.

¿Qué pasa en Murcia? Aquí tienes cinco claves que lo explican.

EFE

1-. ¿Cuál es el origen del conflicto?

El problema hunde sus raíces muy profundamente: en el desarrollo de la ciudad desde el siglo XIX, cuando Isabel II inauguró la Estación del Carmen. A partir de ese momento, la localidad empezó a crecer partida en dos. Una parte al norte de las vías y otra, al sur, aislada del resto y compuesta por 100.000 vecinos distribuidos en siete barrios: Santiago El Mayor, Nonduermas, Barriomar, Pío X, El Progreso, Patiño y Ermita del Rosario. Desde los años 80, los ciudadanos de esas zonas reclaman un soterramiento que no acaba de llegar y que les uniría con el resto de la ciudad.

2-. ¿Por qué ha estallado la tensión justo ahora?

Porque el AVE va a llegar a Murcia en el primer semestre de 2018 y la ciudad va a quedar completamente dividida en dos. Todavía más de lo que ha estado todos estos años. Los planes iniciales eran que la alta velocidad llegase soterrada. Así que todos los vecinos ganaban: empezarían a circular trenes más veloces y, además, las vías desaparecerían. La ciudad eliminaría la barrera que la divide. Pero ese plan ha resultado ser el cuento de la lechera. Debido a las estrecheces económicas, el soterramiento no va a ser posible en tan corto plazo -está previsto entre 2020 y 2023- así que el AVE va llegar en superficie.

EFE

3-. ¿Por qué es un problema que el AVE llegue en superficie?

Porque el tren de alta velocidad lleva aparejada la construcción a los dos lados de la vía de unos muros de cinco metros de altura - de ahí que se hable de 'crisis del muro'- y nueve kilómetros de largo y el cierre de uno de los principales pasos a nivel por las obras de soterramiento. Las autoridades subrayan que habrá pasos provisionales, pero los vecinos argumentan que los coches no podrán pasar por ellos, por lo que tendrán que dar un rodeo, como mínimo, de dos kilómetros para acceder al centro de Murcia. Y tampoco podrá pasar el transporte público.

El ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, ha admitido que entiende esta reivindicación, pero ha subrayado que se trata de una cuestión para "garantizar la seguridad" y que hay cerrar esos pasos a nivel para "bajo ningún concepto poner en riesgo la seguridad".

4-. ¿Qué piden los vecinos?

Exigen que el AVE llegue sólo hasta la estación de Beniel, a 10 minutos en centro del centro de la ciudad, mientras se completan las obras del soterramiento. Las autoridades, en cambio, advierten de que esa estación no está preparada para recibir trenes de alta velocidad y avisan de que, aunque se llevara a cabo ese plan, no se evitarían los muros ni el cierre de los pases a nivel.

EFE

5-. Si el soterramiento va a llegar, ¿por qué los vecinos no esperan dos años?

Los ciudadanos no toleran estar todo ese tiempo 'desconectados' del centro y desconfían de que el soterramiento llegue algún día. Por eso, temen que la situación de aislamiento se alargue indefinidamente.

6-. ¿Qué va a ocurrir a partir de ahora?

Nadie lo sabe. De momento, Aldesa, la empresa adjudicataria de la primera fase del soterramiento, se plantea abandonar la obra por la "violencia" que, a su juicio, están sufriendo sus empleados. "No son manifestaciones ni vandalismo, es violencia", ha afirmado el responsable de Obra Civil de la compañía, Guillermo Rey.

Mientras, el consejero murciano de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, ha asegurado que "las obras que están en marcha son las del soterramiento de todas las vías del tren a su paso por la ciudad de Murcia, una petición que llevan haciendo los vecinos durante años", y ha pedido que "se deje trabajar para que puedan seguir adelante".

Y los vecinos advierten de que van a seguir movilizándose. De hecho, han convocado una manifestación en Madrid para el 28 de octubre.

EFE