INTERNACIONAL

Liberan a una familia en Pakistán secuestrada hace cinco años por los talibanes

La pareja norteamericana tuvo tres hijos durante su cautiverio.

12/10/2017 18:35 CEST | Actualizado 12/10/2017 18:39 CEST
REUTERS
Captura de un vídeo publicado por los talibanes en las redes sociales el 19 de diciembre de 2016, en la que se ve a la estadounidense Caitlan Coleman (i), junto a su marido, el canadiense Joshua Boyle, y los hijos de ambos.

Una familia norteamericana, retenida en Afganistán desde 2012, ha sido liberada en Pakistán durante una operación que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado de "momento positivo" en la relación entre ambos países.

"El ejército paquistaní rescató a cinco rehenes occidentales —un canadiense, su esposa estadounidense y sus tres hijos—, detenidos por terroristas, durante una operación de los militares paquistaníes", según un comunicado del ejército paquistaní, que no desveló la identidad de las personas.

Poco después del anuncio, el presidente Trump reveló en Washington que se trataba de la estadounidense Caitlan Coleman y de su marido, el canadiense Joshua Boyle, así como de sus tres hijos, nacidos durante los cinco años de cautiverio.

"Ayer [miércoles], el Gobierno estadounidense, en coordinación con el Gobierno paquistaní, obtuvo la liberación de la familia Boyle-Coleman", ha declarado el mandatario en un comunicado.

Joshua Boyle y Caitlan Coleman habían sido secuestrados por los talibanes en 2012 durante un viaje a Afganistán, a donde llegaron viajando como mochileros desde Rusia.

La pareja y dos de sus hijos aparecieron en diciembre de 2016 en un vídeo de los insurgentes afganos, pidiéndole al presidente de Estados Unidos, Barack Obama en aquel entonces, que rescatara a la familia.

A mediados de ese año, los padres de Caitlan Coleman habían instado a los talibanes, también en un vídeo, a liberar a la familia. En noviembre de 2015 recibieron una carta de su hija, que un experto autentificó, en la que les anunciaba que había tenido dos hijos en cautividad.

DOS PAÍSES, UN ENEMIGO COMÚN

Según el ejército paquistaní, "las agencias de inteligencia estadounidenses seguían el rastro [de los rehenes] y comunicaron que habían pasado a Pakistán el 11 de octubre de 2017 a través de la agencia tribal de Kurram", fronteriza con Afganistán.

"La operación de las fuerzas paquistaníes, basada en informaciones de las autoridades estadounidenses, fue coronada con éxito. Todos los rehenes fueron liberados sanos y salvos y están siendo repatriados a su país de origen", agregaba.

El éxito de esta "pone de relieve la importancia de compartir a tiempo la información y el compromiso continuo de Pakistán en combatir esta amenaza gracias a la cooperación de las dos fuerzas contra un enemigo común", apuntaba el ejército paquistaní en su comunicado.

La inesperada liberación de los rehenes coincide con un momento de tensión en las relaciones entre ambos países, tras un discurso en el que Trump se mostró muy crítico con Pakistán, el pasado agosto.

En ese discurso, Trump presentaba su estrategia para Afganistán y acusó a Pakistán de actuar "a menudo como refugio para los agentes del caos, de la violencia y del terror".

En ese contexto, la liberación de la familia es "un momento positivo en la relación de nuestro país con Pakistán", ha declarado, satisfecho, Trump este jueves.

Esperamos que este tipo de cooperación y de colaboración se reproduzca para liberar a los rehenes que quedan.Donald Trump

"La cooperación del Gobierno paquistaní es una señal que demuestra que está cumpliendo con las demandas estadounidenses para que haga más para mejorar la seguridad en la región", sostiene Trump. "Esperamos que este tipo de cooperación y de colaboración se reproduzca para liberar a los rehenes que quedan y en nuestras futuras operaciones antiterroristas comunes".

Dentro de poco, el secretario de Estado Rex Tillerson y el secretario de Defensa James Mattis visitarán Pakistán, con el fin recordarle a Islamabad que su apoyo a los grupos yihadistas debe cesar, según afirmaron recientemente altos responsables estadounidenses.

La relación entre Estados Unidos y Pakistán es particularmente tensa desde 2011, cuando Barack Obama aprobó la operación que condujo a la muerte de Osama Bin Laden en Abotabad, una plaza fuerte del norte del país.

Qué fue de Afganistán