TENDENCIAS

La seria advertencia de la OCU sobre el fuet y las salchichas cocidas

La OCU ha instado a los fabricantes a que hagan lo posible por mejorar los procesos de producción.

14/10/2017 16:06 CEST | Actualizado 14/10/2017 17:15 CEST
FLICKR/ Mumumío

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido que se revise a la baja las cantidades de algunos aditivos —nitratos y nitritos— en productos cárnicos cocidos y curados tras analizar casi medio centenar de este tipo de alimentos y constatar que son seguros.

En un comunicado, la OCU explica que en el caso de los productos cárnicos cocidos y curados estos aditivos se utilizan para garantizar la higiene, debido a que estos alimentos requieren un cuidado "muy especial" durante todo el proceso de elaboración y conservación.

El riesgo está en que parte de los nitratos que se ingieren pueden transformarse en nitritos en el organismo y estos reaccionan con los aminoácidos presentes en el estómago dando lugar a la formación de nitrosaminas, que son sustancias cancerígenas.

El cocinar productos cárnicos con nitritos añadidos también se pueden formar nitrosaminas, aunque en este caso se produce en menor proporción que durante la digestión.

Por ello, la OCU ha analizado 48 productos cárnicos y el nivel de este tipo de aditivos, y ha comprobado que los fuets, el jamón curado y los chorizos son los que más nitratos tienen, mientras que las salchichas cocidas son las que contienen más nitritos.

Los fuets, el jamón curado y los chorizos son los que más nitratos tienen, mientras que las salchichas cocidas son las que contienen más nitritos

No obstante, el "valor máximo encontrado en cada uno de ellos en ningún caso superaba el límite legal establecido" y en 22 de ellos el producto final no contenía ni nitratos, ni nitritos.

Según la organización de consumidores, de los productos analizados no solo los que contienen estos aditivos han resultado seguros, "sino también los que no los llevan, cuya higiene y conservación no se han visto mermados en ningún caso".

La OCU ha instado a los fabricantes a que hagan lo posible por mejorar los procesos de producción "evitando aditivos innecesarios y potencialmente peligrosos para la salud".

A las personas que consuman este tipo de productos, les pide que lo hagan con moderación ya que algunos contienen aditivos y mucha sal y "a pesar de que los niveles no sobrepasan los límites legales, deben ser considerados como un alimento de consumo ocasional".

Hábitos no tan saludables

MÁS SERIES