Cómo la innovación mejorará la tecnología sin la que no podrás vivir

Así será en el futuro la tecnología que utilizas todos los días.

17/10/2017 10:43 CEST | Actualizado 17/10/2017 10:43 CEST

Es extraño pensar que hemos convivido con Internet solo desde hace veinticinco años, o que el smartphone apenas tiene diez años. La tecnología está evolucionando a una velocidad que ha llegado a un punto en el que intentar estar al tanto de las últimas innovaciones puede parecer un trabajo de jornada completa. Aquí algunas conjeturas sobre hasta dónde nos pueden llevar cinco aparatos de tecnología que utilizas todos los días.

Bloomberg via Getty Images

Teléfono

Es difícil de creer que el smartphone solo lleva en nuestras vidas una década teniendo el efecto sísmico que ha tenido en nuestra rutina diaria. Pero, ¿hacia dónde puede ir el teléfono móvil a partir de ahora?

El consenso parece ser que la cámara será el elemento fundamental, utilizando las imágenes en 3D para desarrollar funciones innovadoras como el reconocimiento facial (visto en el nuevo iPhone) o realidad aumentada, lo que utiliza datos para manipular digitalmente cuando miras a través de una pantalla.

Digamos que estás comprando un sofá y quieres hacerte a la idea de cómo quedará en tu salón, no tienes más que mirar a través de tu teléfono para ver cómo se materializa en ese espacio. Para que aplicaciones más nuevas y potentes funcionen correctamente, la vida de la batería del teléfono también tendría que cambiar.

La conexión sin cables será necesaria y se realizará a través de carga por inducción. Esto significa que tu teléfono coge la energía de los puertos cercanos y nunca se queda sin batería. Al último nivel, la realidad aumentada significa que el propio teléfono desaparece y la tecnología portátil toma el relevo. Hablamos de auriculares, gafas o lentes de contacto. Visión digna de Terminator.

Getty Images/iStockphoto

Coche

La era del coche eléctrico está comenzando, y dentro de una generación será lo habitual en las carreteras. Además de los vehículos eléctricos, el próximo gran salto serán los coches autónomos. Mientras que la tecnología todavía se está mejorando, nadie en la industria duda de que esto sucederá, lo que significa un cambio fundamental en la forma en la que utilizamos los coches. ​​​​

Tendremos la opción de conducir, pero los interiores parecerán habitaciones en el ámbito más doméstico, ya sea un salón, una oficina o una discoteca móvil.

El parabrisas y las ventanas del coche se pueden utilizar para proyectar películas, canales de televisión, el escritorio de su ordenador e incluso utilizar realidad aumentada para proporcionar información sobre los paisajes que atraviesa.

Los coches autónomos también abren la posibilidad de sincronizarse completamente con el sistema de carreteras, donde los vehículos trazan un mapa vía satélite y un algoritmo previene tráfico innecesario enviando de forma automática a los coches a rutas alternativas.

También podremos tener coches que generan energía mientras conducen, gracias a las calles que responden a energía cinética. Los cristales piezoeléctricos conectados en el suelo, pasillos e incluso zapatos, ya proporcionan una pequeña cantidad de carga eléctrica cuando se presionan. Si esto sube de nivel y se coloca debajo de las ocupadísimas carreteras mientras nuestros coches se desplazan sobre ellas, generarían parte de la energía que se necesita para mover un coche en primer lugar.

Getty Images/iStockphoto

Ordenador personal

Los PC han visto su declive en cuanto a popularidad recientemente, esencialmente porque otros dispositivos como los teléfonos o las tabletas se han introducido en su territorio. Por esta razón, las líneas pueden continuar desdibujándose alrededor de qué constituye exactamente un PC.

Ciertamente, deberían ser más ligeros y tener más flexibilidad que los aparatos pesados que todavía son mayoría. Una posibilidad es que el ordenador se convierta en poca más que un enchufe para conectar a otros terminales en cualquier lugar y configurar todo tu escritorio.

De hecho, todas las innovaciones técnicas que se están poniendo en marcha ahora están destinadas a intentar dibujarlo, ya sea el reconocimiento visual o por voz, la realidad aumentada, o incluso las últimas novedades en realidad aumentada, o incluso la posibilidad de que tu ordenador de hable o que te haga recomendaciones en función de tu comportamiento o estado de ánimo.

La velocidad del procesador y la memoria todavía son la mayor cualidad del ordenador y continuarán incrementándose exponencialmente hasta el punto de, según algunos científicos, convertirse en ordenadores de 'primera clase'.

"Estas tecnologías", dice Winfried Hensinger de la Universidad de Sussex, "resolverán problemas que tardan años en arreglarse con ordenadores convencionales en escasos segundos". Otro desarrollo que es digno de ciencia ficción (uno que hará del ordenador personal algo verdaderamente personal) será el de conectar el ordenador con el cerebro humano.

"Esto nos permitirá integrar la electrónica 3D con nuestras redes neurológicas", dice Charles M Lieber, Profesor de Química en la Universidad de Harvard. Esencialmente, tu y tu PC se fusionarán para convertirse en un cyborg. Esperemos que arreglar los problemas personales sea tan sencillo como apagarnos y encendernos.

Getty Images/iStockphoto

Internet

Internet puede parecer habitual para nosotros, pero su integración en nuestras vidas es solo el comienzo. Por ejemplo, piensa en cómo en algunas zonas todavía te cuesta encontrar señal de WiFi; en el futuro el nivel de cobertura y conectividad significará acceso constante y retransmitido.

Es más, Internet se podrá encontrar en todo tipo de objetos domésticos gracias al Internet de las Cosas. Las neveras pedirán comida, tu alarma avisará a tu cafetera sobre cuándo preparar tu café matutino, y las lavadoras separarán automáticamente la ropa y elegirán la mejor hora para poner una lavadora (cuando la electricidad sea más barata).

Internet se convertirá en el pegamento que une la ciudad inteligente. Por ejemplo, será capaz de habilitar la transmisión de energía entre el transporte público y los edificios dependiendo del uso, o proporcionando servicios de ambulancia o de bomberos a través de carreteras libres de tráfico en zonas urbanas congestionadas.

¿El problema? Las cuestiones de privacidad serán todavía más urgentes cuando nuestros movimientos y hábitos estén controlados a través de Internet durante 24 horas, siete días a la semana.

Getty Images/iStockphoto

Televisión

La humilde televisión. En el mundo actual de la alta tecnología, parece una vieja reliquia. Pero incluso si dedicamos gran parte de nuestro tiempo a mirar pantallas en la palma de nuestra mano, muchos de nosotros todavía queremos ver películas en pantallas lo suficientemente grandes para permanecer inmersos en la acción.

Las televisiones ultra ligeras como la LG OLED ya existen, y algunas pesan tan poco que se pueden sostener en la pared a través de imanes. En el futuro, este tipo de televisiones flexibles y 'para llevar a cualquier sitio', están llamadas a convertirse en lo habitual, así que, al igual que con un póster, enróllala y desenróllala cuando llegues a tu destino.

También es posible que la televisión se centre más en proyectar una imagen en cualquier superficia, así que tu futura televisión puede que se reemplace por un mini proyectos, quizás uno que trabaje en 3D sin necesidad de que el espectador lleve gafas para ello.

Electrify the World es una iniciativa de Nissan. Como pionera en vehículos eléctricos, Nissan cree en la necesidad de actuar ahora para un futuro más sostenible. Descubre más sobre estilos de vida inteligente y sostenibilidad.