NOTICIAS

Comienza el juicio con jurado popular contra Sergio Morate por el doble asesinato de su exnovia y una amiga

Su defensa ha pedido que se aísle al jurado o se excluya a los medios.

23/10/2017 11:20 CEST | Actualizado 23/10/2017 11:22 CEST
EFE
Sergio Morate, a su llegada a España después de ser extraditado desde Rumanía.

El juicio con jurado contra Sergio Morate, acusado de los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo en agosto de 2015, se ha iniciado con tensión a su llegada a la Audiencia Provincial de Cuenca.

Varias amigas y familiares, fundamentalmente de Laura del Hoyo, han increpado al procesado con gritos de "criminal" y "asesino"; intentos de acercarse a él que han sido impedidos por numerosos agentes de la Policía Nacional que se han desplegado para evitar incidentes.

Morate ha llegado en un furgón de la Guardia Civil desde la cárcel de Estremera (Madrid) en la que está internado y ha subido a la carrera las escaleras laterales de entrada escoltado por dos guardias civiles.

La Fiscalía pide para Morate 48 años de cárcel por el doble asesinato, 25 por el de Marina, con la que había mantenido una relación sentimental de cuatro años que acabó en marzo de 2015, y 23 por el de Laura, además de una indemnización total para sus familias de 510.000 euros.

Amigas y familiares han increpado al procesado con gritos de "criminal" y "asesino".

El juicio oral está señalado para toda la semana, con la declaración de 39 testigos, además de 49 policías nacionales, incluyendo el intendente jefe de Policía de Cuenca, y varias pruebas periciales, entre ellas la declaración de los forenses que practicaron la autopsia.

En el juicio hay personadas más acusaciones individuales como la Junta Autonómica, que se ha adherido a las peticiones de la Fiscalía y que se presenta siempre que existe un crimen por violencia machista, y las de las familias Okarinska, que pide la condena por los dos asesinatos, y de Del Hoyo, que se persona por el asesinato de Laura, mientras que la defensa pide la absolución del acusado.

LA DEFENSA PIDE QUE SE AÍSLE AL JURADO O SE EXCLUYA A LA PRENSA

La defensa de Morate ha solicitado el aislamiento de los miembros del jurado popular, dos mujeres y siete hombres que han de juzgar su culpabilidad, ya que "su objetividad se encuentra contaminada", asegurando que ellos mismos han declarado sentirse influenciados por los medios.

La defensa considera que "se ha creado una situación que merma la imparcialidad e independencia" del jurado. En caso de no aceptarse este aislamiento, el abogado defensor propone celebrar todas las sesiones a puerta cerrada, sin público ni prensa.

La madre de Laura, María Chamón, manifestaba en una conversación con Efe que sabe que los próximos días serán "muy duros" y confía en que acabe "cuanto antes" para que termine su "pesadilla". Ha reclamado una justicia "rápida y justa" y que todo el peso de la ley recaiga sobre Morate.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha mostrado su confianza en que el desarrollo del juicio sea "ágil" y que haya pronto una sentencia "justa" y que contribuya a "devolver la paz a las familias".

EL MINISTERIO FISCAL RECHAZA LAS TEORÍAS

La fiscal ha rechazado los argumentos de la defensa, explicando que no ha habido ninguna razón de orden público que motive la celebración del juicio a puerta cerrada.

El Ministerio Fiscal añade que la presencia de los medios de comunicación "puede ser más o menos cómoda", pero ha de primar el derecho a la publicidad, "derecho de toda la sociedad y del acusado'.

"El Tribunal Constitucional nos dice que la publicidad es proteger a las partes y mantener la confianza de la comunidad en los tribunales", ha señalado.

Sobre el aislamiento del jurado, ha asegurado que todos sus miembros han jurado o prometido basarse únicamente en las pruebas que se relaten en el juicio para determinar la culpabilidad de Sergio Morate.

"El único momento en el que la ley determina que el jurado debe estar incomunicado es la deliberación, que tendrá lugar a puerta cerrada y sin comunicación hasta que se decida el veredicto", ha recordado.

El jurado popular ha rechazado aislarse o de celebrar el juicio a puerta cerrada. Tras quince minutos de deliberación, el portavoz ha explicado que todos sus miembros "son personas lógicas capaces de tomar la decisión basándose únicamente en las pruebas" que se expongan en el juicio.

LOS HECHOS

Según el escrito de acusación de Fiscalía, las dos jóvenes acudieron la tarde del 6 de agosto de 2015 al piso de Morate a recoger algunos objetos personales de Marina.

Una vez allí, él asfixió a Marina y estranguló a Laura; después trasladó sus cuerpos en bolsas de plástico hasta el paraje El Bodegón, en la cercana Palomera, para dejarlas semienterradas en cal viva.

Morate huyó a Rumanía, donde fue detenido el 13 de agosto en la localidad de Lugoj, y fue extraditado a España el 6 de septiembre por auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca. Se encuentra desde entonces en prisión preventiva comunicada y sin fianza en la cárcel de Estremera.

La Fiscalía solicita como pruebas a estudiar las actas de levantamiento de cadáveres, inspecciones oculares de los vehículos utilizados tanto por el presunto asesino como por las víctimas, grabaciones de conversaciones mantenidas por Marina y las propias grabaciones del acusado una vez detenido.

Se solicita igualmente para dirimir la responsabilidad de Morate el testimonio de 27 testigos, al margen de la comparecencia de hasta 20 agentes de Policía Nacional que intervinieron a lo largo del proceso.

MÁS SERIES