NOTICIAS

El último fin de semana de noviembre dejará alguna lluvia, pero no suficiente

La sequía no se detiene con estas precipitaciones: los pantanos están al 37% y subirán poco con estas aguas.

24/11/2017 21:18 CET | Actualizado 24/11/2017 21:27 CET
EFE
El último fin de semana de noviembre dejará temperaturas más frías, con alguna helada, y lluvias en el norte y centro peninsular pero no serán "ni persistentes ni significativas ni suficientes", ha señalado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El sábado habrá lluvias en Galicia, Castilla y León, Extremadura, Cantabria y centro peninsular aunque serán "poca cosa" y el domingo apenas harán acto de presencia, ha lamentado Del Campo para agregar, que, de momento, y a falta de una semana para acabar noviembre, las precipitaciones están muy por debajo de la media en toda España. Los pantanos están al 37%.

Sin embargo, el meteorólogo ha explicado que mientras en la península la situación será tranquila durante el fin de semana, en la islas Canarias Occidentales el sábado y domingo serán más "complicados" con lluvias persistentes, principalmente en las vertientes sur y oeste, pudiendo ser localmente muy fuertes y acompañadas de tormentas.

Ante esta situación, la Agencia de Meteorología mantiene el sábado y el domingo activada la alerta naranja(riesgo importante) por fuertes lluvias en la isla de La Palma y El Hierro donde se prevé que caigan 100 litros por metro cuadrado en 12 horas acompañados de fuertes rachas de viento que podrán superar los 90 kilómetros por hora.

LLEGA EL FRÍO

En cuanto a las temperaturas, el portavoz ha señalado que a partir del sábado por la noche los valores comenzarán a bajar en casi toda España con heladas en el norte peninsular, más intensas en zonas de montaña.

Hoy todavía las máximas se mantienen altas especialmente en Murcia con 27 grados seguida de Sevilla y Valencia con 24 grados y de Albacete, Alicante, Badajoz, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Girona, Granada, Huelva, Málaga y Toledo donde las temperaturas no bajarán de los 20 grados.

Las comunidades de Castilla y León y Madrid tendrán una máxima diurna algo más fría con máximas, algo altas, que oscilarán entre los 14 y 17 grados.

El sábado el descenso se notará ligeramente pero no será hasta el domingo cuando el frío más intenso y las heladas se instalen en numerosas provincias: este día la Aemet mantiene el aviso amarillo en 11 provincias (Huesca, Teruel, Zaragoza, Guadalajara, Burgos, León, Palencia, Soria, Zamora, Girona y Lleida) por mínimas entre los 6/8 grados bajo cero.

Del Campo ha asegurado que a partir de la próxima semana existe "alguna probabilidad de lluvias en puntos dispersos de la geografía española" pero, en general, no se prevén episodios de lluvias intensas o abundantes.

El lunes continuarán las lluvias en las Islas Canarias occidentales, aunque menos intensas que en días anteriores, y a partir del martes pueda llover en el Cantábrico, norte de Navarra, Pirineos, suroeste peninsular y Baleares.

El miércoles las precipitaciones abarcarán áreas más extensas del Cantábrico, Alto Ebro, norte de Navarra, Pirineos, sur peninsular y Baleares.

Las temperaturas iniciarán un descenso generalizado entre el martes y miércoles, aumentando las heladas gradualmente en el interior del norte peninsular y del sureste, siendo más intensas en los Pirineos, donde podrían llegar a ser fuertes.

Respecto al resumen de la evolución de las precipitaciones en España la última semana, la Aemet ha detallado que apenas se han registrado lluvias en todo el territorio, salvo en alguna zona de Galicia y en las Islas Canarias más occidentales, pero en ningún caso, se han superado los 10 litros por metro cuadrado.

El valor medio nacional de las precipitaciones desde el 1 de octubre hasta el 21 de noviembre de 2017 es de 48 litros por metro cuadrado, lo que representa un 63 % menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo que es de 131 litros.

Greenpeace: informe sobre la sequía en España