INTERNACIONAL

Emmerson Mnangagwa jura como presidente provisional de Zimbabue

"Protegeré y promoveré los derechos del pueblo de Zimbabue", ha afirmado.

24/11/2017 11:30 CET | Actualizado 24/11/2017 13:45 CET
AFP
Emmerson Mnangagwa jura el cargo de presidente provisional de Zimbabue.

El exvicepresidente Emmerson Mnangagwa ha jurado este viernes como presidente provisional de Zimbabue, en sustitución de Robert Mugabe, después de la dimisión del veterano líder el pasado martes tras la toma del control del país por parte de los militares.

La jura se ha producido en un gran acto de ambiente festivo en un estadio de la capital, Harare.

Entre vítores del público asistente, Mnangagwa ha prometido que "servirá" al país y a su Constitución, y que fomentará lo que sirva a Zimbabue para "avanzar" a la vez que luchará contra "lo que le pueda perjudicar".

"Protegeré y promoveré los derechos del pueblo de Zimbabue, llevaré a cabo mis deberes con toda mi fortaleza y con mis mejores capacidades", ha agregado.

Protegeré y promoveré los derechos del pueblo de Zimbabue, llevaré a cabo mis deberes con toda mi fortaleza y con mis mejores capacidades

Posteriormente, le juraron lealtad los altos mandos de las fuerzas de seguridad del Estado.

Algunos de ellos lo hicieron entre fuertes abucheos, como el jefe de la Policía, cuerpo al que se acusó de estar vinculado a los aliados políticos de Grace Mugabe, cuya ambición por escalar hacia el poder es señalada como principal detonante de la crisis que acabó con la dimisión de su marido tras 37 años en el poder.

La ceremonia ha contado con la presencia de representantes internacionales, como el ministro de Telecomunicaciones de Sudáfrica o el presidente de Botsuana, Ian Khama.

También ha habido representación de otros países de la región, como Zambia o Namibia.

El que no ha acudido es Robert Mugabe, tal y como había anticipado el jueves que seguramente ocurriría el secretario de Prensa, George Charamba.

"Él aseguró a la familia presidencial no solo su seguridad y bienestar, sino la preservación de la ley y el orden en el país. Ambos concordaron en que el expresidente necesita tiempo para descansar tras los agitados eventos por los que ha pasado esta semana y media y podría no asistir a la toma de posesión mañana. Le dio al futuro presidente sus buenos deseos y apoyo", ha indicado.