POLÍTICA

Pablo Iglesias: "El rey Juan Carlos me cae peor que Felipe, por ser un franquista confeso y un corrupto"

Critica al actual monarca por su discurso del 4 de octubre sobre Cataluña.

26/11/2017 19:44 CET | Actualizado 27/11/2017 17:29 CET
YOUTUBE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha confesado hoy en Córdoba que el rey Felipe no le cae mal aunque ha criticado la institución monárquica.

En la clausura de las jornadas que Unidos Podemos ha celebrado en la capital cordobesa, Iglesias ha manifestado su elección por el monarca, a quien ha considerado un hombre "culto y preparado políticamente", y ha precisado que "no criticamos al rey, criticamos la institución monárquica en un momento histórico muy preciso".

"A mí, el rey no me cae mal, entre Pablo Casado, Albert Rivera y Felipe de Borbón, quien mejor me cae con diferencia es Felipe", ha manifestado Pablo Iglesias.

"No es un problema de simpatía, lo digo de verdad", ha añadido Iglesias, quien por el contrario ha manifestado que el rey emérito, Juan Carlos, "del que he leído algunas biografías", "me cae mucho peor que el actual". "Aquel era un franquista confeso, corrupto, cuando salen sus cartas pidiendo dinero a Suárez para el Sha de Persia, por no hablar de todo lo que han conocido todos los españoles, por sus aficiones a la caza y todas estas cosas". (Puedes verlo en el vídeo a partir del minuto 51:30)

No obstante, ha precisado que "nadie puede negar el papel político incuestionable de la monarquía en su primera intervención política importante, durante el (golpe fallido el 23 de febrero de 1981) 23F" y "lo inteligente de su abdicación en 2014".

Como "inteligente fue también", según Iglesias, el primer discurso de Nochebuena del rey Felipe, en el que "se vislumbró a un jefe de Estado consciente de los cambios que se están dando en su país".

Para el líder de Podemos, en su opinión, el actual monarca dio un "giro a la derecha" a partir de su discurso durante el 40 aniversario de las Cortes Generales y también el pasado 4 de octubre, cuando la intervención del rey marcó, a su juicio, "un antes y un después por su llamada a filas al PP".

Iglesias ha considerado la monarquía como una "involución democrática del país" y ha acusado a la institución de "renunciar a los principios básicos de la democracia" porque, según ha argumentado, en el marco de la Constitución del 78, el principio monárquico venía determinado de antes y se aceptó en el acuerdo entre las élites de la dictadura y la oposición democrática.

"En España, el rey no está sometido a la Constitución sino que está por encima" ha declarado Iglesias.

Además, Iglesias ha defendido una reforma del sistema electoral que se puede hacer "sin tocar la constitución basándonos en el principio de proporcionalidad", como "reto urgente de partidos".

Asimismo, ha marcado tres retos de país "democrático": reformar la Justicia para que adquiera garantías frente a la corrupción, constitucionalizar los derechos sociales y solucionar el problema territorial a través del debate pero con una dirección federal o confederal.

ALABANZA A ANA PASTOR

En contraposición al discurso del rey, Iglesias ha puesto en valor el que hizo la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, quien hizo "un discurso más inteligente".

"Incluso hacia la izquierda", ha dicho Iglesias. "En el que, por supuesto, menciona a Carrillo. Yo miré entonces a Alberto Garzón, que no aplaudía. Pero la presidenta, que es muy lista, menciona la presidencia de edad de Dolores Ibarruri y de Rafael Alberti. Y entonces Alberto Garzón sí que tiene que aplaudir y todos aplaudimos, por supuesto. Y la presidenta demuestra la cintura de alguien que es capaz de hacer un discurso inclusivo".

El rey con Pablo Iglesias en Zarzuela