INTERNACIONAL
11/12/2017 11:46 CET | Actualizado 11/12/2017 11:46 CET

Netanyahu defiende ante la UE decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel

Trump rompió hace unos días con décadas de diplomacia internacional.

REUTERS

La decisión del presidente estadounidense de reconocer a Jerusalén como capital de Israel "hace posible la paz", según ha defendido este lunes el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, ante una Unión Europea que la consideró un obstáculo al fin del conflicto israelo-palestino.

"Jerusalén es la capital de Israel, nadie puede negarlo. [El reconocimiento] no obvia la paz, hace posible la paz porque la realidad es la esencia de la paz", ha dicho Netanyahu en una breve declaración en Bruselas al ser recibido por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

TRUMP ROMPIÓ CON DÉCADAS DE DIPLOMACIA INTERNACIONAL

La visita de Netanyahu a Bruselas, la primera de un primer ministro israelí en más de dos décadas, llega en un momento de tensión tras el reconocimiento el miércoles por el presidente Donald Trump de la Ciudad Santa como capital de Israel, una decisión que rompe con décadas de diplomacia internacional.

En 1980, una ley israelí aprobó el estatus de Jerusalén como capital "eterna e indivisible" de Israel después que este país se anexionara en 1967 Jerusalén Este durante la guerra de los Seis Días. La ONU considera en cambio que el estatuto final de esta ciudad debe ser negociado entre las partes.

"SEGUIREMOS RESPETANDO EL CONSENSO INTERNACIONAL"

Ante Netanyahu, Mogherini recordó la posición de la UE, la visión internacional más extendida, de que la solución al conflicto pasa por la creación de dos Estados en base a las fronteras de 1967, cuyas capitales en ambos casos estarían en Jerusalén.

"Esta es nuestra posición consolidada y seguiremos respetando el consenso internacional hasta que el estatus de la ciudad se resuelva mediante la negociación", apuntó la canciller europea, que estimó "crucial" reanudar el proceso de paz 'en estos tiempos difíciles'.

La decisión de Trump provocó una nueva oleada de protestas en los Territorios Palestinos. Desde el jueves, cuatro palestinos han muerto en la Franja de Gaza, dos en enfrentamientos con soldados y dos miembros del Hamas en ataques aéreos israelíes en respuesta a disparos de cohetes desde este enclave.

Las relaciones entre Israel y la UE son difíciles, máxime cuando los europeos denuncian reiteradamente la colonización de los territorios palestinos por parte de los israelíes e imponen que el etiquetado de productos especifique si estos vienen de las colonias.

"HIPOCRESÍA Y DOBLE RASERO"

El primer ministro israelí criticó la víspera en París, donde se reunió con el mandatario francés Emmanuel Macron, la "hipocresía" y el "doble rasero" de la UE que denuncia la decisión de Trump pero no "los disparos de cohetes contra Israel".

"Permítanme condenar de la manera más fuerte posible todos los ataques contra judíos en todo el mundo, incluso en Europa, y en Israel y contra ciudadanos israelíes", ha dicho Mogherini al recibir a Netanyahu en Bruselas antes de una reunión con los cancilleres del bloque.

Los cancilleres tienen previsto urgirlo a reanudar las negociaciones de paz con los palestinos y expresar a su vez su desacuerdo con la colonización israelí, máxime cuando el gobierno de Netanyahu relanzó la creación de miles de colonias en la Cisjordania ocupada y en el Jerusalén Este anexionado.

Algunos países de la UE, entre ellos Francia, pidieron en el pasado 'compensaciones' a Netanyahu por la destrucción por parte del ejército israelí de infraestructuras construidas para los palestinos en Cisjordania por parte de oenegés con fondos europeos.

Eurodiputados consideran que esa "factura" podría ascender a los 1,2 millones de euros por las escuelas, cisternas de agua, sistemas eléctricos y otras instalaciones que, según ellos, fueron "deliberadamente destruidos o confiscados por Israel" en una "violación del derecho humanitario internacional".

ESPACIO ECO