TENDENCIAS
10/01/2018 12:07 CET | Actualizado 10/01/2018 12:14 CET

La 'carta abierta' de YouTube sobre Logan Paul no es precisamente 'abierta'

La empresa no menciona a qué sanciones podía enfrentarse el 'youtuber' por su polémico vídeo con un hombre muerto.

YouTube

El equipo de comunicación de YouTube no parece entender el significado del concepto carta abierta.

Este martes, la plataforma de vídeo publicó un hilo en Twitter que describió como "una carta abierta a nuestra comunidad".

Esa "carta abierta" era la respuesta a la última polémica a raíz del vídeo del youtuber Logan Paul en el que mostraba el cadáver de un hombre, pero esa supuesta respuesta fue vaga, indirecta y lo contrario a cualquier acepción de "abierto".

Una carta abierta a nuestra comunidad:

Muchos os habéis sentido frustrados por nuestra falta de comunicación últimamente. Tenéis motivos para estarlo. Os merecéis saber lo que está pasando.

Se supone que esa carta abierta va a tratar el vídeo de Paul titulado We Found a Dead Body in Japan's Suicide Forest [Encontramos un cadáver en el bosque de los suicidios de Japón]. Sin embargo, en el hilo de Twitter no se menciona en ningún momento el nombre de Paul ni la multa a la que podría enfrentarse.

Al igual que muchas personas, nos sentimos molestos por el vídeo que se compartió la semana pasada.

El suicidio no es una broma, ni debería ser un impulso para las visitas [de un vídeo]. Como bien señaló Anna Akana, "ese cuerpo fue una persona que alguien amó. No entras a un bosque de los suicidios con una cámara y dices que defiendes la concienciación sobre la salud mental".

Esperamos más de los creadores que construyen su comunidad en YouTube, y estamos seguros de que vosotros también. El canal violó las normas de nuestra comunidad, actuamos de forma consecuente y estamos examinando otras posibles consecuencias.

YouTube sí habla de que está tomando "medidas", pero no dice cuáles, y tampoco menciona que fue el propio Paul —y no la plataforma— quien eliminó el controvertido vídeo.

Hemos tardado bastante en responder, pero hemos estado escuchando todo lo que habéis dicho. Sabemos que las acciones de un creador pueden afectar a toda la comunidad, así que pronto compartiremos las medidas que estamos tomando para garantizar que no vuelva a circular un vídeo como este.

La edición estadounidense del HuffPost se ha puesto en contacto con YouTube para saber más sobre la sanción a la que Paul y otros youtubers podrían hacer frente por publicar vídeos que quebrantan las reglas, pero la empresa no ha respondido por el momento.

Sin embargo, muchos usuarios de Twitter ya han criticado la lenta e hipócrita reacción de la compañía a la controversia de Paul y se han preguntado cuáles son los pasos que se darán contra el youtuber, ya que en el comunicado no se especifican.

No actuasteis en consecuencia; el vídeo se revisó, se aprobó y se permitió su publicación, y hasta tuvo 6 millones de visitas. Fue el propio Logan quien retiró el vídeo. YouTube emitió un comunicado en el que daban a entender que no pasaba nada, hasta que otros se manifestaron. Cualquiera de las acciones que se emprendieron después fueron impulsadas por las personas que lo condenaron.

¿Entonces vais a inhabilitarlo?

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano