NOTICIAS
19/01/2018 21:09 CET | Actualizado 19/01/2018 21:25 CET

Al menos una mujer deja su trabajo cada día en España por razón de violencia de género

Las empresas han firmado 1.348 contratos de sustitución de empleadas que cogían excedencias o reducciones de jornada por ataques machistas en los últimos cinco años.

Getty

Todos los días al menos una mujer se ve obligada a dejar su puesto de trabajo por sufrir violencia de género, ha denunciado el sindicato CSIF, que ha presentado hoy un proyecto para detectar posibles víctimas de maltrato en el ámbito laboral con el apoyo de delegados sindicales especializados.

Según ha explicado hoy la secretaria de Igualdad del sindicato, Marian Mur, en cinco años se han computado 1.348 contratos de sustitución de mujeres víctimas de maltrato -según el Servicio Estatal Público de Empleo-, "que sólo son la punta del iceberg" de los miles de casos de trabajadoras que sufren maltrato y que no se visibilizan, ni denuncian.

En este sentido, ha lamentado que no haya estadísticas de mujeres maltratadas en el ámbito laboral que ayudarían a visibilizar y actuar contra estas situaciones, ni de cuántas víctimas han tenido que pedir traslado o reducir jornada por ese motivo, por lo que la responsable de CSIF ha defendido la urgencia de que exista ese apoyo y orientación para la trabajadora afectada.

"Mi jefa me despidió cuando le dije que mi novio me estaba vigilando y controlando cuando iba y volvía del trabajo", ha explicado Jessica Pagón, quien ha participado en el encuentro informativo junto a un grupo de víctimas que han conseguido rehacer su vida gracias al apoyo de la Asociación Ilicitana contra la Violencia de Género (AIVIG).

Como Sandra Moreno, que tuvo más suerte en su ámbito laboral ya que sus compañeros de trabajo le abrieron los ojos para entender que sufría maltrato desde hace ocho años. "Llegaba tarde al trabajo, con ansiedad, y una compañera me dijo que preguntara en Mujeres 24 horas para ver si era normal y no lo era". "El siguiente paso fue denunciar, pero debe ser con ayuda".

Mi jefa me despidió cuando le dije que mi novio me estaba vigilando y controlando cuando iba y volvía del trabajo

MEJOR ATENCIÓN POLICIAL

La asociación AIVIG -a la que acudieron estas dos mujeres-, el CSIF y la Confederación Española de Policía (CEP) han suscrito hoy un acuerdo para trabajar juntos para abordar la violencia de género en el ámbito laboral. "Hay que preparar a las mujeres para dar el paso de la denuncia, porque si la ponen es para salir vivas de esa tortura", ha dicho Marina Marroquí, presidenta de AIVIG, quien ha explicado que una vez que se toma la decisión de dar el paso, es fundamental que se encuentren "con un policía que sepa cómo tratarla y entenderla".

También precisan esa formación para entender el maltrato abogados, profesores, médicos y cualquier otro profesional que se cruce en ese proceso y que tenga la posibilidad de facilitar el camino a la víctima, como el personal de recursos humanos del ámbito laboral, ha añadido.

"El maltratador se mete en tu cerebro, es importante ayudar y empoderarlas para que no se resignen y para que quieran tener ganas de ser felices", ha explicado Marroquí, porque "la sociedad no está preparada para recuperar a esa mujer maltratada", como pone de manifiesto que "que siete de cada diez mujeres no tienen fuerza para denunciar".

Bienvenida Lorente ha explicado que ella todavía no ha denunciado, porque lo más importante era estar a salvo ella y su hija, y su maltratador no ha vuelto a molestarlas. "Me dieron las herramientas para protegerme en la asociación, y hoy soy libre, una mujer empoderada y orgullosa de estar aquí".

Desde el CEP, Ingrid Pérez ha reclamado más recursos económicos y más personal para las unidades policiales de familia y mujer, que son las encargadas de analizar esos temas.

QUERRÁS VER ESTO