BLOGS

La soledad entre los dos

01/11/2015 09:48 CET | Actualizado 01/11/2016 10:12 CET

2015-10-30-1446227072-5363935-mani.jpg

Foto: EFE

Quizás citar a Laura Pausini no sea la mejor manera de empezar una artículo, pero entre políticos y ciudadanos hay mucha soledad. Especialmente la que sentimos los segundos. Hay una brecha enorme con nuestros representantes, y aunque cada vez tengan más y mejores herramientas para que nos podamos gobernar juntos, ellos se han marchado para no volver.

En apenas ocho semanas, los españoles estamos llamados a las urnas. Y nuestros políticos se empiezan a parecer al ex que te manda un whatsapp a horas intempestivas. En plan "¿Recordamos viejos tiempos?". Y muchos volveremos a caer y tendremos un romance tórrido hasta el 20 de diciembre cuando les veamos cantar, bailar, comer tapas o jugar al dominó en campaña. Y luego se volverán a marchar. Como Marco.

Pero creo que eso no solo debe ser diferente, puede serlo. No se puede gobernar más escondidos detrás de plasmas. La nueva legislatura exigirá de nuestros políticos no solo entender a la gente, también atenderla. Las cosas tienen que cambiar.

La próxima legislatura será una legislatura de cambios políticos. En el fondo y en la forma. Han aparecido nuevos actores que estarán dentro y fuera del hemiciclo. Es una oportunidad única para que la soledad entre los dos deje de serlo. España debe caminar hacia una nueva relación entre ciudadanos y sus representantes.

La sociedad española no ha hecho más que movilizarse. Ha sabido encontrar los canales para hacer valer su voz cuando esta ha sido acallada o cuando los canales oficiales se han convertido en un callejón sin salida. No es extraño, pues, que España sea el país con una mayor proporción de usuarios de Change.org en todo el mundo. No es extraño que más de la mitad de los usuarios de esta plataforma hayan conseguido cambios en los últimos cuatro años. Y tampoco es extraño que en esta campaña, los ciudadanos ya se estén movilizando para que la agenda no la dominen solo los partidos.

La cultura de la participación es una realidad. Tanto que hasta el Partido Popular ha lanzado una plataforma para potenciarla. Y eso es una buena noticia. Pero de poco sirve promover la participación si no se escucha y se habla con los que participan. Ha llegado el momento de una nueva cultura de la respuesta en nuestro país. Por eso, la nueva legislatura debe ser el momento de entender que la política no puede ser unidireccional y que los ciudadanos no solo deben participar en política, también deben sentirse parte del proceso.

Necesitamos que en la política española exista una cultura de la respuesta. Que entendamos que cuando la gente habla, alguien debe escuchar y responder. Que una relación necesita de una buena comunicación para no ser condenada al desastre.

Es el momento de cambiarlo. Los ciudadanos quieren más debates electorales, como están pidiendo Pilar Portero y Ana Cañil, quieren conocer de primera mano qué opinan los políticos. Quieren poder comparar para decidir. Y nuestros políticos deberían ver la oportunidad de aportar grises a un mundo en blanco y negro.

En Change.org tienen el modo de hacerlo. Los perfiles verificados permiten a nuestros políticos responder a todos los firmantes de una petición. Sin límite de espacio, pueden contar por qué hacen o no hacen caso a lo que los ciudadanos piden. Pueden contar qué ocurre en todos los pasos del proceso legislativo. Pueden acompañarse de la gente en su tarea. Pero, sobre todo, pueden hacer que los ciudadanos se sientan escuchados y respetados gracias a sus respuestas. Hacer que dejemos de sentirnos solos.

Necesitamos que en la política española exista una cultura de la respuesta. Que entendamos que cuando la gente habla, alguien debe escuchar y responder. Que una relación necesita de una buena comunicación para no ser condenada al desastre. En Change.org queremos que ese mensaje con malas intenciones se pueda convertir en una reconciliación. Por ello, hemos invitado a todos los candidatos a presidir el próximo Gobierno para que respondan a los millones de usuarios que se han dirigido a ellos en Change.org.

Queremos que todos los candidatos respondan a las peticiones que más firmas han conseguido en nuestro país, una auténtica agenda de temas que preocupan a millones de españoles y que no siempre tienen su hueco en los programas de los partidos.

Días antes de las elecciones, enviaremos a los más de ocho millones de usuarios de Change.org en España El Cambiómetro del voto, donde podrán ver la posición de los candidatos respecto a esos temas para poder tener más información antes de emitir el voto. Los candidatos tienen la palabra, la pelota está en su tejado.

ESPACIO ECO