BLOGS

De la seriedad a la distensión: la familia Trump se ve con el papa Francisco

24/05/2017 15:52 CEST | Actualizado 24/05/2017 17:28 CEST

Alicia Romay

Ha sido muy marcado el gesto serio del papa Francisco al recibir a Trump en el Vaticano. El encuentro duró media hora, unos minutos más de lo que estaba previsto.

El papa estrechó la mano de Trump con un saludo largo, pero el ambiente al inicio fue tenso. Las primeras palabras de Donald Trump al papa fueron: "Thank you so much".

Ya en la sala del tronetto y sentados uno frente al otro, siguieron unos segundos en silencio, parecía que ninguno de los dos quería romper el hielo. Finalmente, Trump lo hizo: "A very great honour".

La frialdad con la que arrancó la visita finalmente se disipó un poco, más aún cuando se encontraron con Ivanka, la hija de Trump y el resto de la familia.

Alicia Romay

Trump entregó al papa el libro de Martin Luther King La no violencia, estilo de una politica por la paz. Melania Trump cumplió de forma rigurosa con el protocolo y vistió vestido negro de encaje con velo.

La esposa de Donald Trump no tuvo ninguna duda cuando le acercó al Pontífice un rosario y le pidió que lo bendijera. El papa aceptó encantado, el ambiente en este momento ya era mucho mas agradable.

Alicia Romay

Como recuerdo de la visita, el papa Franciso entregó un medallón de olivos, una obra realizada por artistas romanos representando la paz, a lo que Trump le dijo: "Tenemos necesidad de paz". El papa le regaló sus tres escritos principales, un ejemplar de Amoris Laetitia, Evangelli Gaudium y Laudato Si. Y le dijo : "Los he firmado especialmente para usted".

Melania se despidió del Papa diciéndole: "Gracias, voy a visitar el Hospital Bambino Gesú". Y Trump le dijo al papa: "Gracias, no olvidaré aquello que me ha dicho."

Alicia Romay

Roma, una ciudad blindada y bloqueada

Roma ha estado durante dos días prácticamente bloqueada. La visita de Trump ha durado 19 horas, pero se han sentido en la ciudad como si hubiera estado una semana. Después del atentado en Mánchester, la noche del lunes pasado, la tensión creció enormemente con la visita del mandatario americano.

Trump aterrizó a las 18:30 el martes 23 en Fiumicino con su avión de la Air Force. A las 8:30 de la mañana del miércoles, se encontró con el papa Francisco, con el cardenal secretario de Estado Pietro Parolín y otras autoridades. Melania Trump visitó en tanto la Capilla Paolina y la Sala Regia, visitaron juntos la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro.

Poco después fueron recibidos en el Quirinale por Sergio Matarella, presidente de la República, en la sala Bronzino. Posterioremente estuvieron con el primer ministro Gentiloni, que los recibió en la Villa Taverna como preámbulo al encuentro en Taormina del G7.

Melania Trump visitó el Hospital Bambino Gesú, muy cerca de la Plaza de San Pedro e Ivanka visitó a la Comunidad San Egidio, que actualmente reúne a unos 50.000 miembros en 63 países del mundo. Sus labores van desde la asistencia a los más pobres hasta el compromiso por la paz, campañas de lucha y prevención del Sida en África, defensa de los derechos humanos, entre otros.

El tráfico en Roma ha sido una locura desde el martes 23. La ciudad, en genera,l no goza de un tráfico fluido ni mucho menos, pero con la visita de Trump se bloqueó completamente.

Los cortes de tráfico han incluido la zona residencial del centro de Roma, el barrio de Parioli, que abarca la zona de la Villa Borghese, la Via delle Belle Arti y el Lungotevere. En este barrio, en Parioli, durmieron los Trump, en la Villa Taverna, la Residencia del embajador de los Estados Unidos en Roma.

MÁS: Blogs

NOTICIA PATROCINADA