BLOGS

Europa desnuda a Soria

13/12/2016 07:22 CET | Actualizado 13/12/2016 07:22 CET

2016-12-12-1481546354-7630447-Capturadepantalla20161212alas13.38.24.jpg

Foto: EFE

Como dice una de las leyes de Murphy, y si no lo dijera, que lo dice, también se podría buscar en el Antiguo Testamento, todo lo que puede empeorar empeora sin remedio. Si, como dice el Eclesiastés, hay un tiempo para cada cosa, un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para cosechar, al ex ministro (que en gloria privada esté por el bien general) le ha llegado el tiempo en que comiencen a caerle encima las piedras que él tan osadamente lanzó al cielo. Ocurrencia a ocurrencia, despropósito a despropósito, el calendario y la terca realidad están, como suele decirse, dejando al rey desnudo. Bueno, al reyezuelo o mero cacique en su ínsula bananaria.

Verbi gratia: la Unión Europea ha anunciado el contenido del plan Clean energy for all Europeans, un proyecto de directiva para el periodo 2021-2030 y cuyo objetivo es aumentar el consumo de las energías renovables y "mantener la competitividad de la UE en la transición hacia las energías limpias que están transformando los mercados energéticos globales". Lo que todos sabíamos, menos, por lo visto, el interfecto. Y si Soria el inefable inventó el pintoresco impuesto al Sol, hazmerreír de Europa, ¡un impuesto al sol!, y al viento y a las gotas de lluvia si lo dejamos suelto, ahora Bruselas promueve lo que este insensato reincidente quiso impedir: el autoconsumo, y que producir y vender energía sea un derecho de todos y no solo de los monopolios eléctricos.

El argumento del ex ministro de la energía industrial era que si todos los hogares seguían los perversos ejemplos de los países nórdicos, y de Alemania (por lo visto gobernados por peligrosos populistas, extremistas, radicales y comunistas) que se extienden entre los gobiernos con dos o menos dedos de frente...pues se ponen en peligro las cuentas de resultados de los grandes trusts eléctricos basados en el petróleo y el gas, sometidos a una especulación permanente, y con una ciudadanía convertida en vaca cautiva a la que se sobre-ordeña. Entonces fue cuando tomó forma una tasa disuasoria, que encareciera los aerogeneradores caseros y los paneles solares y placas fotovoltaicas. Un barril de crudo Brent estaba a las 22.00 horas del viernes pasado a 53,92 dólares con ligera tendencia al alza. El barril de aire internacional de la mejor calidad seguía a 00.00 $, el mismo precio en euros.

La ayuda a las grandes compañías la llevó al extremo, y su arrogante política ha conseguido, entre otros dudosos logros, que, como se quejaba el viceconsejero de Formación Profesional del Gobierno vasco, el mayor inconveniente para la exportación industrial española no sea de orden salarial, laboral o del coste del despido, sino que el precio de la energía sea un 43% superior al de los países directamente competidores: Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Este angelito, dechado de altiveces, incompetencias y meteduras de pata, llegó a ser ministro, y después del escándalo de los Papeles de Panamá y sus sucesivas mentiras fue propuesto por sus amigos del Gobierno como candidato a director general adjunto del Banco Mundial.

Ahora, la Unión Europea prepara una directiva que corrige buena parte de las tesis sorianas de forma contundente y tan clara que deja en ridículo una vez más las supuestas dotes de eficiencia y éxitos del ex ministro: esta norma comunitaria prevé que "los consumidores o comunidades de consumidores tendrán derecho a almacenar, producir o vender su propia electricidad, pudiendo beneficiarse de la caída de costes....". Es decir, que por comparación se le aplica el principio de los huevos fritos. A pesar del impacto negativo que los huevos fritos caseros pueden tener en la facturación del bar de la esquina, no por eso su cocinado y servicio en las viviendas particulares puede gravarse con una tasa especial para proteger al ramo de cocineros, cafeterías, restaurantes y hoteles por tal pérdida de negocio.

Hay una gran diferencia de conceptos: los gobiernos europeos sensatos defienden el interés general y, en concreto, el de los consumidores. Los consumidores tienen derecho a la protección de la Unión, a impedir el abuso de los poderosos, a ser defendidos de los engaños y trapacerías de la banca, los monopolios, las compañías eléctricas... Por eso Bruselas ha regañado a España por no haber multado con más contundencia a Volkswagen por el fraude de los motores diesel. También, oh, qué casualidad, en tiempos de Soria...

Casi en paralelo a los anteriores hechos y revelaciones, aunque dicho así quede un poco bíblico, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Canarias Margarita Varona ha desmontado, en un contundente auto de la Sala de lo Penal, toda la querella "ventajista", al decir de la parte afectada, que por los supuestos delitos de injurias y calumnias, retardo malicioso en la Administración de justicia, prevaricación y cohecho el ex ministro le puso a la magistrada Victoria Rosell para apartarla de la carrera política en Podemos que había iniciado como candidata al Congreso.

Todo lo que se sospechaba, y que quedó reflejado en estos posts se ha ido confirmando paso a paso, aunque haya sido muy espeso y continuado el chorro de tinta de calamar: la instructora no solo no aprecia el menor indicio de irregularidad en las instrucciones de Rosell, sino que constata que el ex ministro consiguió material reservado que no debería estar en su poder. Lo cual puede señalar hacia la manipulación del interrogatorio por el juez Salvador Alba al empresario Miguel Ángel Ramírez y a la filtración de un acta precocinada que le sirvió al ex mandamás canario del PP para mover un verdadero teatrillo de marionetas judiciales. Todo esto me recuerda un espectáculo de sombras chinescas que vi en Kioto, hace años, y que puede ser una acertada caricatura de la política española de los últimos años y, en especial, del manejo de la crisis con el eufemismo malvado de las reformas estructurales.

Libre de toda culpa, y con suficientes indicios como para concluir que la jueza denunciada y su pareja, el periodista Carlos Sosa, han sido víctimas de una calculada conspiración, montada pieza a pieza, en una venganza planificada fríamente y sin ningún respeto a las reglas del juego, es altamente probable que el boomerang se vuelva en contra de los que, en apariencia, o sea, supuestamente, urdieron el plan o prestaron su imprudente e ilegítima ayuda: ha quedado acreditado, se podría decir, fuera de toda duda - aunque la duda metafísica sea inevitable; ya decía Santa Teresa que la cabeza es la loca de la casa-, que ha existido un triángulo, o hasta puede que un cuadrángulo o un poliedro incluso, confabulado, o algo parecido, para llevar a cabo una estrategia en cuya cúspide muchos ven al poderoso barón, por decirlo así (hasta hace veinte años se decía simplemente cacique). En ella aparecen Soria, que presentó la primera demanda; el juez Salvador Alba, que según una grabación hecha pública manipuló y forzó a un acusado a hacer unas determinadas declaraciones incriminatorias contra la entonces candidata de Podemos; la fiscala Evangelina Ríos y es posible que la indagación se extienda a otras puñetas.

Y este angelito, dechado de altiveces, incompetencias y meteduras de pata, llegó a ser ministro, y después del escándalo de los Papeles de Panamá y sus sucesivas mentiras fue propuesto por sus amigos del Gobierno como candidato a director general adjunto del Banco Mundial. Acto afortunadamente no consumado, que evitó otro ridículo antológico a tan poderosa organización económica, que ya ha sufrido demasiados escándalos. Sí, como decía Fraga con una mera intención turística, pero a la que los demócratas dimos la vuelta, "Spain is different"... Y al igual que en aquellos años de la dictadura, no es nada bueno ser tan diferentes con respecto a las democracias serias, y a lo que en la Europa sin degradar por los populismos y nacionalismos de opereta se entiende por gente decente y competente. De momento, parece que no está de moda el souvenir.

Claro, siempre nos quedará la pandereta. (To be continued)

OFRECIDO POR NISSAN